Loading...
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dragón tiene cada año menos cola

La fiesta ‘hippy’ que celebra la llegada de la primavera en Santa Fe pierde adeptos

El Ayuntamiento sanciona por primera vez las actividades sin licencia

Dos jóvenes, en la Fiesta del Dragón celebrada en Santa Fe. Ampliar foto
Dos jóvenes, en la Fiesta del Dragón celebrada en Santa Fe.

La Fiesta del Dragón, que desde hace cuatro años se celebra en el paraje de Aguas Calientes, del municipio granadino de Santa Fe, pierde adeptos. El traslado desde la Alpujarra a la vega no le ha sentado nada bien a un encuentro que se convoca de manera extraoficial por Internet y que en los últimos años va perdiendo fuelle, si bien es cierto que el tiempo tampoco ha acompañado. Unos 300 vehículos y alrededor de mil personas, según fuentes de la Guardia Civil, se congregaban ayer en la zona para celebrar la llegada de la primavera. Cuando la cita era en la Alpujarra llegaron a reunirse unas 10.000 personas.

La comunidad hippy, que es de la que partió esta fiesta, y el heterogéneo grupo que se ha incorporado después se enfrentan por primera vez en Santa Fe a sanciones por parte del Ayuntamiento que ha decidido multar a los propietarios de actividades sin licencia. Algunos de los asistentes se quejan de que “no se entiende su forma de ocio”, pero sí se acepta, por ejemplo, “un macrobotellón en la ciudad”, dicen en alusión a la multitudinaria fiesta de la primavera del pasado fin de semana.

“Sentimos las molestias ocasionadas a los vecinos, pero la fiesta no tiene intención de molestar”, explica otro grupo que defiende la concentración en el campo, al aire libre y sin normas impuestas. El Ayuntamiento ha aclarado que no está en contra de celebraciones lúdicas, pero sí exige que se hagan por los cauces establecidos por ley. De ahí las sanciones, que está por ver si tienen un efecto disuasorio entre los asistentes.

Aunque los coches, furgonetas y caravanas comenzaron a llegar el pasado fin de semana, no ha sido hasta éste cuando la Policía Local ha puesto en marcha el dispositivo para expedientar. Hasta ayer no se habían registrados incidentes reseñables, pero sí decenas de quejas vecinales en Cúllar Vega, Vegas del Genil y Santa Fe, que son las localidades afectadas por el ruido ocasionado por la música sobre todo en horario nocturno.

La Guardia Civil ha detenido a dos personas, una por tráfico de drogas y otra por conducción temeraria. El total de sanciones por parte de la Policía Local no se hará público hasta mañana lunes. Un amplio dispositivo controla los cuatro accesos al paraje, tal y como acordaron en las reuniones de coordinación representantes de la Comandancia de la Guardia Civil, la Policía Local y las áreas municipales de Medio Ambiente y Gobernación.

Los asistentes acampan de forma dispersa en un radio aproximado de 500 metros, zona que recorrió durante la semana la Policía Local para identificar a los propietarios de los negocios de música, comidas y bebidas instalados en el paraje sin licencia municipal y que procedían, según fuentes municipales, de diversos puntos como Italia, Portugal o Alemania, además de provincias andaluzas.