Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BILBAO BASKET, 91-DINAMO SASSARI, 93

Raúl López casi propicia un milagro pero Bilbao Basket no lo aprovecha

Un triple al borde del final del encuentro propicia la prórroga

La derrota en un partido irregular pone en peligro su pase a la siguiente fase de la Eurocup

Jugadores del Bilbao Basket felicitan a Rául López tras encestar el triple que forzó la prórroga.
Jugadores del Bilbao Basket felicitan a Rául López tras encestar el triple que forzó la prórroga. EFE

Raúl López ha estado a punto de propiciar un milagro este jueves en el Bilbao Arena de Miribilla, con un triple sobre la bocina desde campo propio que llevó el partido a la prórroga, pero al final el Bilbao Basket ha caído ante el Dinamo Banco di Sardegna Sassari (91-93) y se ha complicado la vida en la Eurocopa.

El equipo bilbaíno ha perdido un choque que casi le daba el billete para la segunda fase y ahora tendrá que pelear lo suyo para lograr lo que parecía tener casi hecho tras cuatros victorias en cuatro jornadas y que le dificultan tres derrotas seguidas. Al conjunto de Rafa Pueyo, no obstante, le ha echado una mano más que inesperada el Elan Chalon sur Saone ganado en Alemania al EWE Baskets Oldenburg, un triunfo que permite a los franceses meterse de nuevo en la pelea por llegar a la segunda fase.

Aunque ha metido una canasta increíble, Raúl López ha tenido una noche más mortal que otras veces, ya que, aún completando un buen choque (8 puntos, 6 asistencias y 13 de valoración), no ha estado fino en jugadas claves al final del último cuarto y la prórroga. Algo parecido le ha pasado a Germán Gabriel (20, 6 rebotes y 17), que tampoco ha respondido como debía en acciones determinantes del choque.

Bilbao Basket, 91- Dinamo Sassari, 93

Bilbao Basket: Raúl López (8), Pilepic (12), Mumbrú (11), Hervelle (8) y Gabriel (20) -cinco inicial-; Bertans (7), Grimau (4), Vrkic (5), Markota (8) y Kavaliuskas (8).

Dinamo Sassari: Marques Green (10), Drake Diener (14), Omar Thomas (21), Caleb Greeen (20) y Linton Johnson (10) -cinco inicial-; Travis Diener (5), Devecchi, Sacchetti (8), Vanuzzo (5) y Juan Fernández.

Parciales: 18-14, 38-37 (descanso); 60-60, 80-80 (prórroga) y 91-93 (final).

Árbitros: Luis Lopes (POR), Olegs Latisevs (LET) y Marek Cmikiewicz (POL).

Eliminados por faltas: Johnson (m.38), Mumbrú (min.40) y Caleb Green (min.44).

5.834 en el Bilbao Arena de Miribilla.

Raúl y Germán han sido el fiel reflejo de lo irregular que ha estado un Bilbao Basket que no levanta cabeza y que hoy ha contado ya con Damir Markota, su incorporación de los últimos días. Los hombres de negro, de todos modos, han cedido ante un rival de entidad y que, tras verse en la prórroga de un partido que tenían ganado, ha sido capaz de responder una a una a cada canasta con la que se adelantaban los locales en tiempo añadido hasta dar el mazazo decisivo con un triple de Omar Thomas (89-92) en el último minuto.

Thomas (21, 6 rebotes y 24) ha sido uno de los jugadores clave de su equipo junto a Drake Diener (14), firme en los tiros libres decisivos, y sobre todo Caleb Green (20, 11, 4/8 T3 y 25), que casi había ganado el encuentro antes del milagroso triple de Raúl.

El Bilbao Basket, ya con Markota y sin Carmichael, comenzó fluido ante un rival desacertado y ello derivó en un 9-0 en cuatro minutos y una incuestionable superioridad local que se alargó hasta el 13-5 de un minuto después. Pero el paso de Raúl López por el banquillo lo pagaron los de Pueyo, que vieron como, a pesar de su desacierto se iba metiendo en el partido (13-11, 15-14) ya antes de finalizar el primer cuarto 18-14. Hasta empataron un par de veces (20-20, 34-34) los de Romeo Sacchetti en un segundo cuarto en el que el Bilbao Basket amenazó con otra escapada (30-22).

Pero la mejora visitante en los triples, con tres seguidos, y unos nefastos últimos cinco segundos locales casi permiten un vuelco en el marcador justo al llegar al descanso con no demasiadas buenas sensaciones en la grada de Miribilla (38-37). La vuelta de vestuarios de los hombres de negro fue nefasta y 8 puntos seguidos de Caleb Green propició un parcial de 2-12 en tres minutos que puso 9 arriba a los sardos (40-49) y hasta 10 unos segundos después (43-53).

Muy mal se le estaban poniendo las cosas a los hombres de negro, pero encontraron el espíritu guerrero de años anteriores y remontaron en un pis pas, con un 11-0 en otros tres minutos que les colocó de nuevo por delante en el marcador (54-53). Retomó la iniciativa el Dinamo Sassari (56-60) y un buen final de Kavaliauskas equilibró el marcador (60-60) de cara a un último cuarto con los sardos casi siempre por delante antes del lanzamiento final de Raúl López. En la prórroga, decidió la entereza visitante ante un Bilbao Basket falta de confianza por la delicada situación, en cuanto a resultados, por la que está pasando.