Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Bilbao Basket,90 - EWE Baskets Oldenburg, 84

El Bilbao Basket tira de heroica y estará en el ‘Last 32’

El equipo de Rafa Pueyo hasta consigue un punto más de los que necesitaba para clasificarse

Raúl López disputa un balón con Rickey Paulding.
Raúl López disputa un balón con Rickey Paulding. EFE

El Bilbao Basket ha tirado este miércoles de la heroica y apoyado en una afición de Miribilla que le ha llevado en volandas ha conseguido clasificarse para el Last 32 de la Eurocopa ganando en el Bilbao Arena al EWE Baskets Oldenburg alemán por 90-84, un punto más de los cinco que necesitaba para obtener el billete a la segunda fase de la competición.

Ha sido decisiva en el marcador final y en el pase del Bilbao Basket a la siguiente ronda una canasta de dos de Alex Mumbrú a 1.6 segundos del final. Después ha fallado adrede el tiro libre adicional del que disponía para obligar a que hubiese rebote y el Oldenburg no dispusiese de un tiro cómodo sobre el último bocinazo.

A solo nueve minutos del final parecía casi imposible la clasificación bilbaína, ya que tras un demoledor parcial de 4-21 los visitantes se habían puesto nueve puntos arriba (57-66). Que en realidad eran 13 porque el conjunto vasco necesitaba ganar por cinco. Con todo casi perdido, el Bilbao Basket tiró del orgullo y la determinación que le caracterizaban en años anteriores y logró un pase agónico pero que inundó de alegría el Bilbao Arena. En ese tramo decisivo, además de Mumbrú (22 puntos y 19 de valoración), fueron claves Germán Gabriel (21, 7 rebotes y 24) y varios triples muy importantes de Damir Markota y Dairis Bertans, que al final pudo jugar.

Bilbao Basket, - EWE Baskets Oldenburg,

Bilbao Basket, 90: Raúl López (11), Pilepic (2), Mumbrú (22), Hervelle (6) y Gabriel (21) -cinco inicial-; Grimau (5), Bertans (8), Markota (9) y Kavaliauskas (6).

EWE Baskets Oldenburg, 84: Joyce (18), Kramer (2), Paulding (6), Aleksandrov (13) y Crosariol (8) -cinco inicial-; Jenkins (20), Bahiense de Mello (-), Wysocki (8) y Freese (9).

Parciales: 21-21, 46-41 (descanso); 57-61 y 90-84 (final).

Arbitros: Milivoje Jovcic (SER), Elias Koromilas (GRE) y Rustu Nuran (TUR). Eliminado por faltas Crosariol (min.36).

Incidencias: Partido correspondiente a la décima y última jornada del Grupo B de la Fase Regular de la Eurocopa, disputado en el Bilbao Arena de Miribilla ante 8.431 espectadores, según datos de la Eurocup.

Entre todos ellos minimizaron una noche no demasiado afortunada de Raúl López (4 pérdidas y 2 asistencias) y neutralizaron canastas claves de Julius Jenkins (20 y 21) y Dru Joyce (18, 8 asistencias y 22). El serbio otrora aspirante a estrella Nemanja Aleksandrov (13 y 6 rebotes) fue el tercer pilar del conjunto alemán, que se desplomó sobre la cancha tras certificar una eliminación casi increíble.

El partido comenzó con dos malas noticias para el Bilbao Basket. La primera, la peor, la segunda falta de Raúl López en solo 2:36; la segunda, un parcial de 0-8 visitante (4-9) que invalidó la ligera ventaja que cogió de inicio (4-1). Se recuperó el conjunto local y le devolvió la moneda al Oldenburg (12-9) en un primer cuarto a tirones (14-11, 16-14, 16-21) que terminó con empate a 21. Otro 8-0 en el arranque del segundo cuarto (29-24) dio por primer vez a los bilbaínos una ventaja que le clasificaba, cinco puntos de ventaja de los que volvió a gozar en dos ocasiones más antes de empezar la segunda mitad.

Primero se puso 44-39 y después alcanzó el 46-41 con el que se llegó al descanso gracias a un rebote ofensivo sobre la bocina de Mumbrú, el mejor de los 20 primeros minutos (14 puntos). Amagó con escapada el Bilbao Basket a vuelta de vestuarios de la mano de Gabriel, a pesar de la tercera falta de Raúl, y se marchó hasta por 8 puntos en dos ocasiones (50-42, 53-45). Pero respondió el Oldenburg para dejar las cosas casi como al principio a 15 minutos del final (53-52). El choque pareció ladearse hacia el lado alemán, ya que los de Machowski encadenaron un 4-16 que les dejó 4 puntos arriba -en realidad 9, por su victoria en Alemania- de cara al último cuarto.

Cinco puntos seguidos visitantes (57-66) estiraron el parcial a 4-21 desde el 53-45 y dejaron la heroica como única opción para los de Pueyo, que debían remontar 14 puntos en 9 minutos. Y lo hicieron. Aunque superando muchas dificultades, la anotación de Jenkins y Joyce, y con una canasta en escorzo bajo el tablero de Mumbrú que hizo estallar de alegría al avezado campeón del mundo, a sus compañeros y a los 8.500 espectadores que acudieron a Miribilla. Unos aficionados que podrán seguir disfrutando de basket europeo en el Last 32 de la Eurocopa. Algo difícil de explicar tras cinco derrotas seguidas de su equipo y un último triunfo lleno de agonía.