Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC y los comunes chocan por el acuerdo previo a la investidura

Los socialistas recuerdan a Colau que necesita apoyos y votos para ser reelegida alcaldesa

Jaume Collboni en su intervención el jueves en la federación del PSC de Barcelona. rn
Jaume Collboni en su intervención el jueves en la federación del PSC de Barcelona.

Las condiciones para llegar a un acuerdo entre el PSC y Barcelona en Comú para investir a Ada Colau como alcaldesa el próximo 15 de junio, de momento, no parecen ser las óptimas. Pese a que ambas formaciones reconocen que se están produciendo contactos y se está encarando una negociación —que se ha dinamizado a lo largo de esta semana—, el escollo de salida es que los socialistas que lidera Jaume Collboni y los comunes parten de diferentes posturas. Para el PSC, no es posible que sus ocho ediles voten la investidura de Colau si antes no han llegado a un acuerdo previo de Gobierno. O, lo que es lo mismo, condicionan su “sí” a un pacto de gobernabilidad. Lo dijo Collboni el jueves, ante la federación del PSC de Barcelona, que le avaló en la negociación con los comunes para llegar a un “Gobierno de progreso”, y lo repitió este viernes Laia Bonet, la segunda de su lista y negociadora en esas conversaciones con el equipo de Colau, al afirmar que no investirán a la alcaldesa en funciones si antes no tienen un acuerdo previo. Primero una hoja de ruta clara y luego la investidura, vienen a decir.

Por contra, la dirección de la formación de Colau quiere llegar a la investidura sin tener que asumir un compromiso de gobernabilidad cerrado o acuerdo con los socialistas o con Esquerra porque no dejan de referirse a un tripartito que socialistas y republicanos vetan. Una hoja de ruta, sea cuál sea, que debería ser refrendada —o no— por las bases de los comunes con todo lo que ello supone de riesgo. Si hubiera acuerdo entre comunes y socialistas, el candidato deberá contar con el refrendo de la federación del PSC de Barcelona.

El choque entre las dos posturas en algo tan esencial como las condiciones de la investidura se evidenció en el recordatorio que ayer lanzaron los socialistas a la alcaldesa en funciones: “Hoy Colau ha dicho que se presenta y nosotros entendemos que quien se presenta es a quien le corresponde buscar los pactos y los votos en el plenario para conseguir la investidura. Nosotros trabajaremos en ese sentido hasta el último minuto”, subrayó Bonet. La condición del acuerdo previo a la investidura es firme y así se ha expresado en los contactos entre los negociadores de las dos formaciones, precisó la número dos de los socialistas en la lista de Collboni.

El PSC, de alguna manera, viene a decir que la pelota está en el tejado de Colau porque es ella la que ha dado el paso para ser reelegida: “No concebimos que Colau se presente a la investidura sin tener los votos que necesita”. Los socialistas tampoco quieren entrar a valorar si están asegurados o no al menos tres votos de Ciudadanos para investir a Colau —los 10 de los comunes y los ocho del PSC necesitan de otros tres para llegar a la mayoría absoluta de 21 ediles—. “No tenemos nada que decir sobre otros partidos”, subrayó Bonet.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >