Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ada Colau: “No voy a ser el trofeo de ningún bando”

La alcaldesa en funciones insiste en el tripartito y asume el riesgo de acudir a la investidura sin acuerdos ni con ERC ni con el PSC

La líder de Barcelona en Comú, Ada Colau, junto a su equipo este sábado.

Ada Colau, alcaldesa en funciones de Barcelona, ha defendido esta mañana con vehemencia la necesidad de lograr un gobierno tripartito en el Consistorio catalán, integrado por comunes, Esquerra y el PSC, con el objetivo de implantar la mayoría de izquierdas votada por los ciudadanos y superar la política de bloques que ha generado el procés. Tras lograr el aval de sus bases para postularse como alcaldable, Colau ha sido tajante y ha señalado: "No voy a ser el trofeo de un bando ni de otro. Ni la tierra a conquistar. Queremos el diálogo para superar esta política de vetos".

En su primera conferencia en 10 días —la última fue justo un día después de las elecciones—, Colau ha confirmado que presentará su candidatura a alcaldesa aunque no alcance ningún acuerdo ni con socialistas ni con Esquerra. Su decisión choca frontalmente con la propuesta de los socialistas que exigen un acuerdo previo de gobierno para darle sus votos en la investidura. "Yo asumo el riesgo personalmente y mi formación también", ha afirmado Colau. La apuesta es complicada porque los comunes suman 10 concejales y necesita los ocho votos del PSC y al menos tres de los seis de Manuel Valls, el candidato apoyado por Ciudadanos.

La composición del Ayuntamiento de Barcelona está profundamente fragmentada: ERC ganó las elecciones con 10 concejales y los comunes fueron segundos con el mismo número de ediles —empate técnico de ediles, ha afirmado Colau—; los socialistas suman ocho; Valls cuenta con seis; Junts per Catalunya, cinco y el PP, dos. Esquerra y PSC no dan ninguna viabilidad a ese ejecutivo de izquierdas e incluso Ernest Maragall, el alcaldable de ERC, lo ha calificado de "recurso retórico". Con todo, Colau ha insistido en esa idea y ha reivindicado liderar ese gobierno desde la alcaldía porque ERC "no tiene fe en ese proyecto".

"No estoy negociando ni haciendo operaciones extrañas con Manuel Valls", afirma la alcaldesa en funciones

Colau ha intentado relativizar la mayor crítica que le dirige el independentismo, que pueda ser alcaldesa con los votos de Valls, al que había acusado de ser el candidato de las elites. En una entrevista en campaña, la líder de los comunes afirmó que nunca participaría en una operación para desplazar a un ganador de las elecciones con el apoyo del exministro francés."No estoy negociando con Valls", ha afirmado. "No he cambiado de opinión. No hay pactos ni operaciones extrañas con Valls ni con fuerzas de derechas. No negociamos con él. Y me reafirmo",  ha afirmado insinuando que no es responsabilidad de ella que el ex primer ministro francés le quiera dar sus votos.

La constitución del Ayuntamiento se realizará el próximo sábado justo el día después de que finalice el juicio del procés. Maragall le ha reprochado que pueda aceptar los votos que procedan de partidos que han cooperado con "la represión" y le ha pedido que decida si está al lado de los "carceleros o las víctimas". "Pediría más prudencia. Que Maragall use ese tema como arma arrojadiza es un gran error que espero que no se vuelva a producir. Falta a la verdad y es desafortunado. El Ayuntamiento de Barcelona ha sido una de las instituciones que más ha actuado judicialmente contra las cargas del 1 de octubre", ha dicho.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información