Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Torra la lían en su pueblo por un pacto con el PSC

El ‘president’ llamó para evitar el acuerdo en Santa Coloma de Farners y su hermana altera el pleno retirando su retrato

La hermana y la cuñada de Torra retiran la foto del presidente del pleno de Santa Coloma de Farners. En vídeo, fragmento del pleno.

Quim Torra fue el protagonista del pleno del pueblo en el que vivió en su juventud y reside parte de su familia, Santa Coloma de Farners (Girona), pese a que no es concejal. El president llamó el viernes por la noche para evitar el pacto que la candidata de su partido, Susagna Riera (Junts per Catalunya), había fraguado con el PSC para ser alcaldesa. La intervención de Torra provocó una cadena de reproches cruzados y gritos en el pleno. El momento cumbre se vivió cuando la hermana y la cuñada del president se levantaron airadas durante el pleno y retiraron su retrato de la pared.

La tensión fue tal que los recién nombrados concejales aprobaron, por mayoría, suspender el pleno hasta la noche. El objetivo era tratar de buscar alternativas al acuerdo de Gobierno, de modo que Junts per Catalunya y ERC —Torra llamó a miembros de ambos partidos— pudieron alcanzar finalmente un pacto.

En un ambiente muy crispado, los representantes de ERC —que han gobernado en la última legislatura junto a Mes— manifestaron que Torra les llamó la noche de este sábado para tratar de evitar la presencia de los socialistas en el Gobierno local y lograr una alianza entre independentistas. El propio Torra escribió un mensaje en Twitter, con la esperanza de abortar el acuerdo con el PSC: “Tenemos unas horas todavía para cambiar pactos que no responden a la necesaria unidad estratégica de los que defendemos la república catalana. Seamos responsables”.

Ya en plena sesión de constitución del nuevo Ayuntamiento, y con una nutrida presencia de vecinos, los ediles de ERC explicaron que les constaban contactos del presidente de la Generalitat con ellos y con miembros de JxCat, al tiempo que tildaron el pacto como el acuerdo de la “vergüenza”.

“Los del 155”

Riera, la candidata a alcaldesa, respondió con contundencia en un discurso interrumpido con gritos de “libertad presos políticos”, “fuera” y “no nos representas”. “Yo negocio con los ciudadanos de Santa Coloma”, dijo. En ese momento, dos mujeres se levantaron de entre el público, se dirigieron hacia la pared donde están los retratos de Puigdemont y Torra, y retiraron este último.

“Si fuera otra quizá pondría una denuncia porque no se pueden quitar los cuadros de los Ayuntamientos”, les reprochó Riera antes de defender con vehemencia su posición. “Represento a un partido y a un presidente que defiende la democracia. Tengo el honor de representar al presidente Puigdemont, que me ha comunicado que el presidente Torra no gobierna en Santa Coloma ni en este Ayuntamiento. Gobernamos los regidores”, espetó.

En paralelo, algunos asistentes al pleno le recordaron que Santa Coloma de Farners es “el pueblo” de Torra. Desde ERC también destacaron esa circunstancia y preguntaron a la candidata de JxCat si “de verdad” su grupo pactaría “con los del 155”, en alusión a los socialistas. El público solicitó a gritos que se retirase el acuerdo con el PSC e IdS (Independientes por la Selva). Asimismo, el líder de ERC, Joan Martí, hizo públicamente una propuesta a Junts per Catalunya de gobernar juntos repartiéndose la alcaldía, de forma que la tenga dos años cada formación.

En medio de esta kafkiana situación, Riera también confirmó, entre sollozos, que había tenido una conversación con Torra la noche anterior. Mientras reconocía este contacto, el público le gritó: “Rompe el pacto”. La situación se volvió insostenible en este pueblo de más de 12.000 habitantes y los representantes públicos votaron a favor de posponer el pleno. Los cinco grupos municipales se reunieron para hallar una solución.

Tras retomarse el pleno a las diez de la noche, fue elegida finalmente alcaldesa Riera, pero tras la ruptura del pacto con el que se había llegado a la investidura, con PSC e IdS, y montarse otro con ERC y e IdS, que suman 13 concejales. Así, Riera dirigirá el Consistorio durante los primeros dos años, mientras los dos siguientes lo presidirá el republicano Martí. El pleno nocturno duró apenas 25 minutos, en el que solo hubo caras largas y reproches del PSC. Todas las formaciones lamentaron la “vergüenza” de lo vivido por la mañana.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >