Loading...
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Samur Social denuncia tener que dejar en la calle a niños

Los trabajadores denuncian que en solo una semana se ha negado alojamiento a 52 familias

Varias familias encerradas en la sede de Samur Social, en la Carrera de San Francisco.
Varias familias encerradas en la sede de Samur Social, en la Carrera de San Francisco.

Más de 50 trabajadores del Samur Social han dormido en la madrugada del lunes en la sede para denunciar que se está dejando a familias con niños en la calle. Desde el viernes, tres familias con seis niños están viviendo en la entrada del edificio del Samur Social (San Francisco, 10) en el madrileño barrio de La Latina. Los trabajadores denuncian que en solo una semana se ha negado alojamiento a 52 familias. [“Del dolor físico al dolor emocional”: carta abierta de un trabajador del Samur Social]

“Tenemos un listado con más de 200 personas que en la última semana han venido a pedir alojamiento y les hemos tenido que decir que no”, explica Azucena Pérez, del comité de empresa de trabajadoras de Samur. Son personas que están a la espera de que las Oficinas de Asilo y Refugio, dependientes del Ministerio de Interior, les den cita para que puedan formalizar su solicitud de asilo y pasar así a recibir los recursos estipulados. “He atendido personas que les han dado su cita para noviembre”, cuenta Pérez.

Las familias procedentes de Georgia llevan pasando día y noche en la entrada de este edificio. Las trabajadoras señalan que los mandos de Samur Social les han dicho -en un orden oral, nada por escrito- que no les den agua ni comida, un supuesto mandato que los trabajadores han desobedecido, facilitándoles botellas de agua y sándwiches.

La única manera que han tenido de comunicarse con ellos ha sido mediante el traductor de Google, ya que ninguna de las familias habla español.

"El ministerio no da una respuesta, Cruz Roja está colapsado y la única información que se les dan es que si acuden al Samur Social allí los van a acoger, cuando no es así", explican desde el sindicato. En estos momentos el Samur no tiene la capacidad de respuesta a esta situación que se repite cíclicamente. Al llegar a España, todos ellos se han topado con un sistema de acogida colapsado que les ha llevado a dormir en parques, escaleras, edificios abandonados o salas de espera del aeropuerto. Una situación de desamparo que está siendo contrarrestada con el calor y hospitalidad de la ciudadanía a través de diversos colectivos.

El trabajo del personal del Samur Social consiste en atender cualquier tipo de emergencia social. "No siempre se puede prestar el servicio cómo se debería", lamentan los responsables del organismo que denuncia cierto "abandono" por parte de las instituciones: "Se ha provocado una asfixia de la ayuda social".

"Necesitamos dar visibilidad a los que está pasando, necesitamos que las administraciones se responsabilicen de las competencias de cada uno y que aumenten sus esfuerzos para dar una respuesta a esta situación", dice Perez.

La plantilla del Samur pide al Ayuntamiento de Madrid más recursos para el servicio social, con especial atención a las emergencias sociales y a la atención a personas sin hogar. "Se deben adaptar los recursos a la realidad social de la capital, que ha cambiado mucho en los últimos años", resumen los representantes laborales

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información