Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descienden un 16% las víctimas mortales en las carreteras catalanas

La mitad de los conductores fallecidos dio positivo en consumo de alcohol o drogas

El consejero Buch y el comisario Molinero presentan los datos de accidentes en carreteras catalanas.
El consejero Buch y el comisario Molinero presentan los datos de accidentes en carreteras catalanas. EFE

En el primer semestre de este año, hasta el 15 de julio, han fallecido en las carreteras catalanas un total de 86 personas, un 16 % menos que en el mismo periodo del pasado año, según datos del Servei Català de Trànsit (SCT). En el 35 % de los accidentes en esas mismas fechas  ha habido un único vehículo implicado, lo que apunta a que su principal causa sería una distracción o que el conductor iba bajo los efectos del alcohol.

El consejero del interior, Miquel Buch, pidió durante la presentación de los datos que en julio y agosto, meses que acumulan un 23 % de la mortalidad anual, se extreme la precaución al volante, especialmente los fines de semana —que concentran el 55 % de los accidentes—. Los viernes y los domingos por la tarde son los que acumulan una mayor movilidad y siniestralidad.

Para combatir actitudes negligentes al volante, los Mossos d’Esquadra incrementarán este verano los controles de tráfico en los puntos sensibles, como las carreteras hacia la costa o a zonas de segundas residencias, y dispondrán de un helicóptero y de vehículos camuflados, según explico el comisario jefe de Movilidad, Joan Carles Molinero, que también participó en la presentación.
Otro aspecto que preocupa a los responsables del SCT es el repunte de la siniestralidad viaria en mayores de 65 años, que ya suponen un tercio de las víctimas mortales —27 en el primer semestre de este año—.

Alcohol y drogas


Buch advirtió de que uno de cada dos conductores fallecidos el pasado año en la red viaria catalana dio positivo por alcohol, drogas o psicofármacos y alertó de que en el primer semestre de este año han subido un 13 % los conductores que han dado positivo tras un accidente con heridos o víctimas mortales y un 10 % los siniestros asociados a distracciones.

El conseller pidió que se erradiquen este tipo de “conductas homicidas”, y se refirió también a distraerse usando el móvil. Apeló a la “responsabilidad individual” de los conductores y sus acompañantes para reducir la siniestralidad vial.

El conseller indicó que la única tasa de alcohol segura es el 0,0 %, si bien puntualizó que es una medida que en su caso debería adoptar la Dirección General de Tráfico (DGT).

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >