Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 17 tribunales de las oposiciones de música están impugnados por irregularidades formales

CC OO anuncia una cascada de quejas por la composición de los miembros del jurado en diferentes especialidades

Real Conservatorio de Música de Madrid, en calle Santa Isabel.
Real Conservatorio de Música de Madrid, en calle Santa Isabel.

El tribunal de la especialidad de cuerda en el Real Conservatorio Superior de Música fue el primero que saltó a la palestra: un miembro recusado y apartado al ser un catedrático “en prácticas” y luego dos que renunciaron por diferencias en los criterios de evaluación. Pero no ha sido el único denunciado por irregularidades por los propios afectados. CC OO ya anunció una cascada de quejas en otras especialidades: Historia de la Música, Piano, Pedagogía... En total, en 17, o lo que es lo mismo: de todos los tribunales compuestos.

Lo que parecía un hecho aislado ha sido solo la punta del iceberg. El tribunal de la especialidad de cuerda del Conservatorio Superior de Música de Madrid tendrá que formarse de nuevo y los opositores, que estaban a punto de finalizar todo el proceso, deberán repetir la parte práctica a partir del 2 de septiembre. Pero no ha sido el único caso. Las denuncias por irregularidades, de forma o de fondo, han empezado a llover en cascada.

“En el caso de Pedagogía para la Música ha sido insultante. Había solo una plaza y sabíamos a quién se la iban a dar, pero aún así nos presentamos varios, por si nos equivocábamos”, explica una opositora que no quiere dar su nombre porque no quiere hacer de esto "algo personal”. En este caso, la persona que ganó la plaza es la profesora María Victoria Rodríguez García, que es compañera de despacho de la presidenta de su tribunal, María Consuelo Vega, ambas jefas de estudios del Conservatorio Superior de Música. Además, dice, “no han querido desglosar las notas y hay una total falta de transparencia. Estamos dando puestos vitalicios y dejando la educación en manos de gente mediocre”, se queja, y anuncia que presentará un recurso de alzada porque hay que denunciar “un sistema corrupto”.

Las irregularidades de forma se extienden a la especialidad de piano, donde los propios opositores denuncian que solo había dos miembros suplentes, cuando el Real Decreto 276/2007 determina que debería haber cinco, el mismo número que en el tribunal titular. Ese dato adquiere relevancia, según un aspirante, porque dos de los catedráticos que examinaban habían accedido al puesto por acceso hace un mes, y todavía no habían ejercido, por lo que no deberían formar parte del tribunal. “Además, no nos dejaron ni tocar los pianos antes de empezar las pruebas. Eso es inaudito, es como intentar correr una maratón y que no te dejen calentar”, denuncia una opositora.

Muchos quieren hablar, pero todos bajo seudónimo. Y es que lo mismo ha pasado con los miembros del tribunal de Composición, con otro miembro “en prácticas” (Alberto Eugenio Carretero), en el de Dirección de Orquesta, (Leonardo Linari Merlfi) o en Danza Clásica (María Marcela Godínez y Mónica Romero), todos ellos funcionarios en prácticas que, según la ley y la propia convocatoria, no pueden ejercer en un tribunal hasta que no hayan pasado un año en el puesto.

En el caso de los opositores de Historia de la Música, el hecho resulta como poco “llamativo”, dice un opositor, ya que ninguno ha pasado a la siguiente fase. “Qué malos debemos ser todos y trabajando desde hace tantísimos años que no somos capaces de aprobar nada”, ironiza. “Hicimos siete exámenes en cuatro días, ¿sabes por qué? porque se tenían que ir a Salamanca, donde formaban otro tribunal y donde también suspendieron a todos”.

Para CC OO, la cuestión de cómo se deberían crear los tribunales no es nueva. “Hace años dijimos que no deberían ser miembros los mismos compañeros de centro y nos respondieron que, si vienen de otras comunidades, entonces vendrán sus compañeros y pasará lo mismo”, dice Juan Antonio Pagán, responsable de Enseñanzas Artísticas del sindicato.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información