Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona evita los discursos en el segundo aniversario de los atentados del 17-A

El Rey y el presidente del Gobierno no acudirán al acto de homenaje

Homenaje días después del atentado en la Rambla.
Homenaje días después del atentado en la Rambla.

El acto de homenaje del segundo aniversario del atentado en la Rambla de Barcelona no contará con parlamentos políticos, y centrará el protagonismo en las víctimas del ataque yihadista que sacudió la capital catalana —y después Cambrils—, que dejó 16 muertos y 155 heridos. La presencia institucional queda en un segundo plano: no acudirán ni el Rey ni el presidente del Gobierno. El año pasado, grupos independentistas protestaron por la asistencia de Felipe VI.

Los homenajes en recuerdo a las víctimas de los atentados del 17-A en Barcelona y Cambrils han estado siempre envueltos de polémica. Poco después del ataque, en la manifestación de rechazo al terrorismo, una protesta de grupos independentistas contra la presencia de Felipe VI desvió el centro de atención. Y un año más tarde, en el primer aniversario del atentado, el Rey volvió a ser abucheado por manifestantes independentistas.

Esta vez, las víctimas y sus familiares pidieron que el acto no fuese politizado, y la presencia institucional se ha reducido. Ni el Rey ni el presidente del Gobierno asistirán al acto. La representación de las instituciones del Estado estará formada por el presidente del Senado, Manuel Cruz; el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera. También acudirán el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el presidente del Parlament, Roger Torrent, consejeros del Gobierno catalán y representantes de los partidos políticos, además de la alcaldesa Ada Colau con parte de su equipo. Asimismo, Torra irá a Cambrils para una ofrenda floral.

El homenaje, que no incluirá parlamentos, ha sido promovido por el Ayuntamiento de Barcelona de acuerdo con la Unidad de Atención y Valoración de Afectados por el Terrorismo (Uavat). Empezará a las 10.00 en una zona de la Rambla donde se encuentra el mosaico de Joan Miró. Fue en ese lugar donde se detuvo la furgoneta que conducía Younes Abouyaaqoub, con la que perpetró el ataque a lo largo de más de 500 metros. El homenaje consistirá en un minuto de silencio y en una ofrenda floral.

Las víctimas llegan divididas al segundo aniversario del ataque. Paralelamente al acto oficial, la Asociación Catalana de Víctimas de Ataques Terroristas celebrará otro acto, una hora y media más tarde, en el inicio de la Rambla, al considerar que los afectados han sido “olvidados” por las instituciones catalanas. A este acto acudirán dirigentes de Partido Popular y Ciudadanos, que han pedido a la Generalitat “no politizar” el aniversario.

La efeméride llega en plena polémica por las afirmaciones que cuestionan la investigación sobre los atentados. Los partidos independentistas han exigido la creación de una comisión de investigación en el Congreso. La petición llega después de la publicación, por parte de Público, de unas informaciones basadas en un informe sin membrete, que vincularían al ideólogo de los ataques, el imán de Ripoll Abdelbaki es Satty, con el CNI. En el último pleno, el Ayuntamiento de Barcelona aprobó, pese al voto en contra del PSC, una proposición en la que también instaba al Congreso a crear una comisión de investigación. PP, Ciudadanos y Manuel Valls acusaron a los partidos independentistas y al Gobierno de Ada Colau de abonar las teorías de la conspiración.

La polémica relacionada con las teorías de la conspiración se hará un lugar también con la manifestación convocada al mediodía por los CDR, una “acción no violenta silenciosa”. La protesta se hará en el entorno de la Sagrada Familia y tiene como objetivo apoyar a las víctimas del atentado y exigir “toda la verdad” sobre el ataque, según un mensaje en las redes sociales.

Colau ha pedido este viernes evitar “declaraciones partidistas y polémicas” en la conmemoración del segundo aniversario del atentado, y ha defendido que las víctimas y sus familiares deben ser los protagonistas. “El mensaje que tenemos que enviar es que estamos al lado de las víctimas, exigiendo que haya respuestas con transparencia a todas las preguntas que pueden tener”, ha dicho la alcaldesa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >