Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz Ayuso advierte a Sánchez de que será “exigente” en sus relación con el Gobierno

La nueva presidenta de la Comunidad reclama inversiones en infraestructuras y retomar la actualización de la financiación autonómica

En foto, la popular Isabel Díaz Ayuso (i) antes de tomar posesión como presidenta de la Comunidad de Madrid en un acto celebrado este lunes en la Real Casa de Correos, sede del gobierno regional. En vídeo, declaraciones durante el evento.

Isabel Díaz Ayuso (Madrid, 40 años) ha estrenado este lunes la presidencia de la Comunidad de Madrid prometiendo lealtad y colaboración al Gobierno de Pedro Sánchez, y advirtiéndole, al mismo tiempo, de que será “exigente”. La nueva líder regional planea ponerse en contacto inmediatamente con el presidente de la nación en funciones para reclamarle la actualización del sistema de financiación autonómica y la reactivación de las inversiones estatales prometidas para infraestructuras autonómicas.

“Desde la Comunidad de Madrid intentaré darlo todo a España, porque no se puede gobernar Madrid sin querer a España”, ha dicho la política popular, que se ha definido como una "española de Madrid". “Madrid será siempre leal a la Corona y al Gobierno de la nación sin olvidar a los madrileños”, ha recalcado. Y ha puntualizado: “Seremos colaboradores y exigentes, para que Madrid siga siendo pieza clave en España y que España sepa que puede contar con Madrid”.

Rodeada por la plana mayor del PP de ayer y de hoy, desde Pablo Casado a Esperanza Aguirre, pasando por Alberto Ruiz-Gallardón, Díaz Ayuso ha dibujado los grandes rasgos de la estrategia que piensa ejecutar al frente del primer Gobierno de coalición de la historia de Madrid (que une a PP y Cs con el apoyo externo de Vox). Hasta la cita en el Palacio de Correos, sin embargo, ha llegado precedida por múltiples declaraciones en las que ha expresado su voluntad de ejercer de contrapeso de Sánchez.  

"Pido que nos dediquemos a afrontar y resolver los problemas de la ciudadanía de Madrid, que busquemos acuerdo, y que no convirtamos Madrid en un bastión contra el Gobierno central", ha llegado a decir antes de la ceremonia Ángel Gabilondo, el líder del PSOE regional. 

Madrid será el altavoz del PP en su oposición a Sánchez. El partido conservador quiere aprovechar que las derechas se han puesto de acuerdo en Andalucía, Murcia, Castilla y León y Madrid, mientras que las izquierdas aún debaten la formación de los gobiernos de La Rioja y del nacional, ya con la amenaza de una repetición electoral en el horizonte. Retener el Gobierno regional es un alivio para el PP, golpeado por los peores resultados de su historia en las últimas elecciones generales y en los últimos comicios regionales. Tras Aguirre y Cifuentes, llega Díaz Ayuso.

"Por tercera vez consecutiva, una mujer estará al frente de la Presidencia de la Comunidad de Madrid", ha dicho la nueva presidenta, obviando tanto el nombre de sus predecesoras (a las que la Fiscalía Anticorrupción quiere investigar en el caso Púnica) como el de Ángel Garrido (su predecesor en el poder, con el que ahora compartirá gobierno porque ha sido nombrado consejero de Transportes por Cs). Una demostración de cómo la nueva lideresa del PP intenta mostrarse ajena al pasado, pese a que colaboró codo con codo con las dos expresidentas.

“Estoy obligada, únicamente, a mirar hacia adelante”, ha subrayado Díaz Ayuso, recalcando así el mensaje de que pretende encarnar la renovación, pese a que su Ejecutivo estará lleno de consejeros que llevan décadas en el PP de Aguirre y de Cifuentes. "Suelo decir con orgullo que un nuevo equipo de políticos se está abriendo paso en la sociedad española y que tenemos derecho a hacerlo", ha seguido. "Y las urnas han dictado que estamos obligados al compromiso de caminar juntos, subrayando las coincidencias, marcándonos objetivos comunes, pensando más en los gobernados que en los gobernantes. Este es el reto de la nueva generación de políticos españoles: el consenso y el diálogo por encima de la tensión permanente y el conflicto", ha añadido, en una referencia velada a los problemas que viven PSOE y Podemos para firmar acuerdos de gobierno. 

Al final de la ceremonia, sonó el himno nacional. Díaz Ayuso gobierna en Madrid, pero mira a España. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información