Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer muere apuñalada durante un robo en una discoteca del Port Olímpic de Barcelona

Este caso llega en medio de la polémica entre las autoridades por la inseguridad creciente en Barcelona

Local del Port Olímpic, en Barcelona, donde un hombre apuñaló a una mujer y al vigilante de seguridad. En vídeo, apuñalada mortalmente una joven de 26 años en una discoteca del Puerto Olímpico de Barcelona.

Barcelona ha amanecido con una nueva víctima mortal por la oleada de robos violentos que afecta a la ciudad desde hace meses. La víctima ha sido una mujer de 26 años, que ha fallecido tras ser atacada con un arma blanca en un bar del Port Olímpic cuando intentaba evitar el robo de su teléfono móvil. El guardia de seguridad del local también ha resultado herido. La de ayer es la decimoquinta víctima mortal en Barcelona este año y la segunda en el Port Olímpic. El Ayuntamiento ha insistido en su plan para reformular los usos de esta instalación portuaria, muy degradada y centrada en el ocio nocturno.

Una mujer ha fallecido esta madrugada y un vigilante de seguridad de una discoteca ha resultado herido tras ser atacados a las 3.00 horas en la discoteca Smar del Port Olímpic de Barcelona. Una clienta observó cómo dos personas robaban, dentro del local, el móvil a otra joven. Alertó a la chica y esta fue a buscar a un vigilante de seguridad, que recriminó el hurto a los ladrones. Tras ello, se inició una pelea en la que uno de los ladrones sacó un arma blanca e hirió a la joven y al vigilante. La mujer, de 26 años y nacionalidad española, recibió una puñalada en el pecho y falleció en el Hospital del Mar. El vigilante permanece ingresado. El agresor, junto con el otro ladrón, consiguió huir sin ser identificado. Este nuevo robo con violencia llega después de un verano en el que se han multiplicado los casos de inseguridad en Barcelona.

15 muertes en 2019

9 de febrero. Un dominicano muere tras una pelea en Poble Nou.

17 de mayo. Un sueco muere tiroteado en un piso del Eixample.

21 de mayo. Una menor es asesinada en el Eixample.

27 de junio. Una alto cargo de Corea de Sur muere tras sufrir un tirón en Barcelona.

6 de julio. Un hombre es tiroteado en una peluquería de Sarrià.

10 de julio. Un hombre muere en una pelea frente a un locutorio, en el Eixample.

12 de julio. Un hombre muere tiroteado en Poble Nou. El agresor iba en patinete.

25 de julio. Un hombre muere acuchillado en el El Raval.

28 de julio. Un chino de 25 años muere después de una pelea en el Port Olímpic.

8 de agosto. Muere un hombre en una pelea en Arc de Triomf.

12 de agosto. Muere una sueca apaleada en Can Tunis.

16 de agosto. Un dominicano de 47 años muere apuñalado en Vilapicina.

25 de agosto. Dos ancianos aparecen muertos, con cortes de arma blanca, en su piso de La Bordeta.

4 de septiembre. Muere una joven tras recibir una puñalada en el Port Olímpic.

De hecho, el informe del segundo trimestre del Balance de Criminalidad del Ministerio de Interior destaca que los robos con violencia e intimidación han subido en Barcelona en el primer semestre de 2019 un 30,5%, casi 20 puntos más que la media nacional, que experimentó una variación del 11,3%. En el acumulado de enero a junio se han registrado en la capital catalana 7.082 robos de este tipo, frente a los 5.187 contabilizados en Madrid, donde aumentaron un 9,1%.

En lo que va de año, 13 personas han muerto de forma violenta en Barcelona. Los Mossos no han concluido si el matrimonio de ancianos cuyos cadáveres fueron hallados el 25 de agosto con cortes de arma blanca dentro de su domicilio murió como consecuencia de un suicidio pactado, un caso de violencia de género o un doble asesinato, por lo que la cifra podría elevarse a 15.

El teniente de alcalde de seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha informado que el operativo policial especial que se desplegó a principios de agosto en el Port Olímpic —después que muriera un joven en una pelea— se mantendrá por tiempo “indefinido”. Batlle sostiene que “el Port Olímpic no puede convertirse en punto de conflicto permanente” y recuerda que los locales de ocio “tienen una concesión vigente” que el Ayuntamiento pretende “revisar” cuando se acabe en 2020.
El Consistorio aprovecha para volver a reclamar a la Generalitat el traspaso de las competencias de gestión del Port Olímpic. Un acuerdo que habían consensuado el Consistorio con la administración autonómica en 2016 y se había aprobado, por unanimidad, en el pleno de octubre de 2018. El acuerdo permitía al Consistorio hacerse con todas las competencias para gestionar directamente la infraestructura y eliminar las discotecas. Pese a ello, la Generalitat todavía no ha firmado la aprobación final del convenio, algo que debía haberse realizado antes del pasado abril. Valverdedelcamino ha pedido al Departamento de Territorio si finalmente se va a materializar la concesión, pero no ha obtenido respuesta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información