Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerca del 70% de las tiendas de la acampada de Barcelona están vacías

Los Mossos identifican a 117 personas y detienen a una de ellas por un requerimiento judicial

La acampada de la plaza de Universitat ocupa la Gran Via con tiendas de campaña.
La acampada de la plaza de Universitat ocupa la Gran Via con tiendas de campaña.

Los Mossos d’Esquadra constataron este sábado que cerca del 70% de las tiendas de campaña de la acampada de Barcelona están vacías, según fuentes policiales. Los agentes acudieron a la plaza de Universitat poco después de las seis de la mañana e identificaron a 117 personas que duermen en el lugar. La acampada lleva instalada 17 días (desde el 30 de octubre), cortando el tráfico de la Gran Vía, de la ronda de Sant Antoni y de la calle de Pelai.

Los agentes se presentaron a primera hora después de recibir una denuncia de que un lavabo químico y diversas vallas instaladas en la acampada habían sido robadas de una obra cercana. Con el apoyo de varias furgonetas de ARRO, los agentes comprobaron que solo dormía gente en 50 de las poco más de 150 tiendas que hay instaladas en la calle.

Un detenido

Una de las personas identificadas fue detenida porque tenía un requerimiento judicial. Los agentes localizaron también a una menor que constaba denunciada como desaparecida. La intervención se llevó a cabo sin ningún tipo de incidentes, según esas mismas fuentes.

La acampada de Universitat sufrió una escisión el 8 de noviembre, cuando los estudiantes más politizados, vinculados a ERC y a Arran, consideraron que lo más oportuno era abandonar la plaza antes de las elecciones generales del 10 de noviembre. La asamblea acabó sin acuerdo y buena parte de los jóvenes se marcharon.

Quienes siguen acampados están menos vinculados a partidos políticos independentistas: personas de ideología anarquista, grupos okupas y personas sin hogar. Los Mossos comprobaron que pinchan la luz de una farola y que el lugar tiene problemas de salubridad. También les advirtieron de que deben abandonar el lugar porque se trata de una protesta no comunicada que ocupa la vía pública. Hasta ahora, ni el Ayuntamiento ni la Generalitat han asumido la responsabilidad de decidir qué hacer con los acampados, que cortan el tráfico del centro de Barcelona desde hace 17 días.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >