Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

15.000 euros de sanción para los ultras que intentaron boicotear ‘Mientras dure la guerra’ en un cine

Delegación de Gobierno en Valencia considera que los cinco militantes de España 2000 cometieron una infracción grave "contra la seguridad ciudadana en actos públicos"

Alejandro Amenábar, este martes en un cine de Valencia. En vídeo, el momento del boicot.

La Delegación del Gobierno de la Comunidad Valenciana ha propuesto una sanción de 3.000 euros para cada uno de los cinco ultraderechistas de España 2000 que intentaron boicotear la proyección de la última película del director Alejandro Amenábar, Mientras dure la guerra, en un cine de Valencia. El filme refleja el apoyo inicial del escritor Miguel de Unamuno el golpe militar franquista y el replanteamiento de esta postura ante la deriva sangrienta del conflicto y el encarcelamiento de algunos de sus compañeros.

Al inicio del pase de la película el pasado 4 de octubre, este grupo de personas desplegó una pancarta con el lema Únete a la resistencia España 2000 y profirió gritos como ¡Viva España! y ¡Viva Cristo Rey! Algunos espectadores se marcharon indignados por el intento de sabotaje y otros se quedaron, incluidos los miembros de la extrema derecha que fueron identificados y denunciados a la salida por la Policía Local.

En un vídeo colgado después en redes sociales por la propia formación de ultraderecha, criticaban que la película “cuenta la historia de forma sesgada y llena de errores históricos”. España 2000 es una organización de extrema derecha que ha participado en numerosas manifestaciones y acciones ultras; de hecho fue uno de los grupos presentes en la concentración de la plaza de Colón, liderada por el PP y Ciudadanos junto a Vox.

José Luis Roberto, un histórico de la ultraderecha valenciana, ha reaccionado a la propuesta de sanción gubernamental con un tuit del que se ha hecho eco España 2000: “Calificación de los hechos más que dudosa. Identificación del autor vergonzante, aplicando el principio del delito de autor. Recurriremos hasta el final”, anunciaba en la red social.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han señalado que esta actuación constituye una “infracción grave” del artículo 36.1 de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana. Según las mismas fuentes, la denuncia les llegó a finales de octubre. Este artículo considera una infracción grave “la perturbación de la seguridad ciudadana en actos públicos, espectáculos deportivos o culturales, solemnidades y oficios religiosos u otras reuniones a las que asistan numerosas personas, cuando no sean constitutivas de infracción penal”.

Más público

Unos días después de este suceso, el director de la película, Alejandro Amenábar, visitó Valencia, donde mantuvo un coloquio sobre su película. Preguntado al respecto, el director dijo: “Fueron apenas seis individuos, fue un acto muy puntual. Han intentado boicotear la película pero están consiguiendo lo contrario: que a más gente le despierte la curiosidad y quiera ir a ver la película”. El director, además de este episodio, se refería a las críticas y amenazas vertidas en las redes sociales durante el rodaje por retratar al fundador de la legión, José Millán-Astray.

Según explicó en ese encuentro con espectadores, Mientras dure la guerra tiene una conexión muy fuerte con la actualidad. “El discurso de Unamuno y la época que retrata la película, que es una época de inestabilidad, de una Europa con unas fuerzas extrañas alrededor y España en medio. La película trata fundamentalmente de España, de la de entonces y de la de hoy y crea una conexión especial”, manifestó el director de cine.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >