Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos catalanes denuncian que la sobrecarga laboral persiste un año después de la huelga

El sindicato Metges de Catalunya lleva al ICS a la Inspección de Trabajo por "no desplegar las medidas para limitar la carga asistencial" en la atención primaria

Protesta de facultativos en el edificio del Departamento de Salud de la Generalitat.
Protesta de facultativos en el edificio del Departamento de Salud de la Generalitat.

La sobrecarga asistencial en la atención primaria se enquista, según el sindicato Metges de Catalunya (MC). Un año después de la huelga de médicos para denunciar la presión laboral, MC denuncia que el Instituto Catalán de la Salud (ICS), que gestiona el 80% de los ambulatorios, “no ha desplegado las medidas necesarias para limitar las cargas de trabajo”. El ICS responde que ha cumplido el acuerdo de fin de la huelga, por el que se comprometió a incorporar 300 profesionales, y la atención primaria suma ahora 11.500 horas más a la semana de atención sanitaria.

Los tambores de huelga que sonaban por estas fechas el año pasado en la atención primaria, ya no se oyen. Las aguas están más calmadas, pero la percepción de sobrecarga laboral, según Metges de Catalunya, no está mucho mejor que entonces. Si bien es cierto que el ICS inyectó 11 millones de euros más (22 en total) para cubrir sustituciones e incorporó 307 trabajadores —173 nuevas contrataciones, 22 médicos retrasaron su jubilación y otros 720 ampliaron algunas horas de jornada, de forma remunerada, para cubrir más cupo (lo que equivale a 120 puestos más)—, una encuesta de MC a 1.260 facultativos de atención primaria constata que la percepción de sobrecarga continúa: el 96% expone que tiene un exceso de trabajo, aunque el 45% de ellos admite que es menos que hace un año.

"La implantación del acuerdo ha sido lenta y desigual. No logramos que se lleve a cabo con la misma velocidad en todos los territorios", ha valorado Javier O'Farrill, presidente del sector de atención primaria del ICS en el sindicato. El pacto que puso fin a una semana de huelga incluía, además de 300 nuevos profesionales, más recursos para cubrir sustituciones, medidas de conciliación y recuperar el pago de los incentivos vinculados a la consecución de objetivos.

El ICS dio por concluido el acuerdo la semana pasada, después de anunciar también un aumento de plazas para hacer teletrabajo. El director de la empresa pública, Josep Maria Argimon, aseguró que se había mejorado en el tiempo de atención al paciente, aunque admitió que la gran cuenta pendiente es progresar en la accesibilidad, pues las listas de espera para visitar al médico de cabecera siguen superando las 48 horas en muchos centros de salud. Precisamente, garantizó Argimon, el teletrabajo o las consultas virtuales ayudarán a mejorar los tempos de acceso. Un estudio realizado en un ambulatorio de El Masnou (Maresme), constató que los profesionales que usan más la consulta virtual tienen menos demora y hacen un 28% menos de visitas presenciales.

Aniversario de una huelga “histórica”

Los médicos de atención primaria del ICS celebran esta semana el aniversario de una huelga “histórica”, como la tildaron entonces, por el seguimiento masivo que tuvo. Los facultativos vaciaron las consultas durante cuatro días consecutivos con el reclamo de reducir la presión asistencial acumulada tras los recortes de 2011.

Las negociaciones se enquistaron el tiempo por visita. MC pedía que se limitase, por decreto, a 28 visitas diarias. Pero el ICS lo rechazó y ofreció garantizar unos 12 minutos por paciente en la consulta. Los médicos claudicaron en ese punto y el ente público elevó de 200 a 250 las nuevas contrataciones (al final fueron 300).

La huelga se desconvocó el jueves por la noche. Otro sindicato mantuvo el paro hasta el viernes, aunque tuvo menor seguimiento.

Con todo, la visión de Argimon contrasta con los resultados de la encuesta de MC a los facultativos de atención primaria. Según esta consulta, más de dos tercios de los médicos señalan que el volumen de visitas que tienen en la agenda les impide garantizar "un tiempo adecuado" para cada tipo de visita. Más de la mitad de los facultativos encuestados señalan, además, que no se cubren las ausencias de los compañeros.

Metges de Catalunya apunta que siguen faltando profesionales. El sindicato firmó, en el acuerdo de fin de huelga, que el ICS se comprometía a incorporar 250 profesionales más. El ente público elevó esta cifra a 300 tras realizar varios estudios de carga que cristalizaban la necesidad de más facultativos. Sin embargo, para MC, esta cifra sigue siendo insuficiente y recuerdan que, desde 2010, se han perdido más de 800 médicos. El 43% de los galenos consultados en la encuesta del ICS  coincide al afirmar que el factor que cronifica la carga asistencial es la no contratación de suficientes facultativos. 

MC ha anunciado que presentará una denuncia contra el ICS ante la Inspección de Trabajo por "no desplegar las medidas para limitar la carga asistencial" en la atención primaria. Además. el sindicato no descarta nuevas movilizaciones. Un tercio de los encuestados, tampoco.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información