Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lanzada una granada contra un centro con menores migrantes en Madrid

El edificio sufrió un asalto en octubre y ha sido objeto de protestas xenófobas

Imagen del artefacto lanzado contra el centro de menores de Hortaleza (Madrid). En vídeo, delcaraciones de una de las menores desalojadas del centro.

IN ENGLISH

Especialistas en desactivación de explosivos de la Policía Nacional intervinieron este miércoles en el centro de acogida de menores de Hortaleza, en Madrid, para detonar una granada descubierta en el jardín. Junto al artefacto, —que era de adiestramiento, tenía poca carga y no podía estallar al carecer de espoleta— había una bolsa con metralla. Los investigadores sospechan que su fin era amedrentar y mantienen abiertas todas las hipótesis sobre la autoría: desde grupos de extrema derecha, que se han movilizado contra el centro en el que residen españoles y extranjeros, a bandas latinas.

A primera hora de este miércoles, un operario del centro de acogida de Hortaleza encontró un artefacto sospechoso en las inmediaciones de la cancha deportiva del centro y avisó a la Policía Nacional. Poco después, los niños residentes —españoles y extranjeros— y sus educadores vieron cómo los agentes acordonaban la zona a la espera de que llegaran los técnicos especialistas en desactivación de artefactos explosivos (Tedax). Tras analizarlo, estos optaron finalmente por detonar lo que resultó ser una granada de adiestramiento de un modelo que no se usa en España, y que llevaba una pequeña carga explosiva pero sin espoleta. Era el último ataque contra un centro desbordado que vive en el ojo de huracán desde hace meses.

Hortaleza granada
Imagen de la zona acordonada tomada desde dentro del centro de menores de Hortaleza.

En octubre, una treintena de personas asaltaron el local con barras de hierro y cadenas para castigar un presunto robo. En noviembre, el grupo neonazi Hogar Social empezó a convocar en sus puertas concentraciones de protesta contra un supuesto aumento de la delincuencia en el barrio, que niegan tanto la Fiscalía como el Gobierno. Ese mismo mes, el líder de Vox, Santiago Abascal, defendió en el debate televisivo de los candidatos a la presidencia del Gobierno que los vecinos viven con miedo como consecuencia de la llegada de los niños migrantes. Y este miércoles llegó el lanzamiento de la granada junto a una bolsa de plástico que contenía clavos y tornillos, supuestamente para servir de metralla.

“Sobre las 9,00 se recibió una llamada en el 091 que alertaba de que alguien había lanzado al interior del centro un objeto que parecía una granada”, explicó la Policía. “Al lugar se desplazó una patrulla que, al constatar que podía tratarse de un artefacto, acordonó la zona y avisó a guías caninos, Tedax y agentes de información [antiterrorismo]”, añadió. “Los expertos optaron por detonar el artefacto, que resultó ser una granada de mano de entrenamiento con una pequeña carga”. Fuentes cercanas a la investigación señalaron que el artefacto nunca hubiera podido estallar ya que carecía de espoleta. Por ello, estas fuentes apuntan a que el fin último del ataque era amedrentar a los menores y trabajadores del centro.

Más de 1.500 menores no acompañados llegaron a Madrid solo en 2018. La cifra rondará los 3.000 cuando acabe 2019, según las previsiones oficiales. Y eso ha producido el desbordamiento del centro de Hortaleza, que el Gobierno regional no ha solucionado en casi dos años: en 2018, la sobreocupación media de la instalación fue del 149%, según datos oficiales. Dimensionado para acoger a una treintena de niños, el centro se amplió a unas 50 camas y normalmente da techo a casi cien niños españoles y extranjeros, desde menores migrantes a víctimas de malos tratos, explotación sexual o abusos.

Criminalización

El hacinamiento ha provocado conflictos en el interior del centro y en las calles que lo rodean, según distintos informes. La presencia de una minoría de residentes problemáticos —que a veces se drogan con disolvente o cometen hurtos— ha servido para que Vox señale al centro, lo coloque en el centro de su agenda política y presione a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, para que tome medidas contra la llegada de los niños. “No tengo competencias para poner un muro en Aranjuez ni para soltarles en el desierto”, se defendió Díaz Ayuso.“Tenemos que ser muy vigilantes con los discursos de odio”, advirtió el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. “Esas palabras llamando a la xenofobia o a la discriminación muchas veces son la antesala de hechos más graves”.

La dirigente regional de Unidas Podemos, Isabel Serra, afirmó: “La criminalización de los niños migrantes no acompañados tiene estos efectos. Monasterio [Rocío, líder regional de Vox], la que los señala, es responsable”. Pero el partido de extrema derecha se desvinculó del ataque en un comunicado: “Vox condena los hechos acontecidos y lamenta que algunas formaciones utilicen unos hechos tan graves para atacar a nuestra portavoz”. Las seis formaciones con representación en la Asamblea de Madrid han roto dos veces las negociaciones para alcanzar un pacto sobre los menores que llegan a la región.

Centro de menores de Hortaleza
Otra imagen del interior del centro en el momento de la maniobra de los Tedax.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información