Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía descubre por casualidad una pizzería con ratas en el centro de Madrid

En el sotano del local, abierto 24 horas, se encontraron más roedores

PizzeriaRo
El local de la pizzería PizzeríaRo, en la calle Príncipe, 7.

No ha sido el cocinero Chicote, sino la Policía Nacional. Sobre las 4.40 de este miércoles, una patrulla policial recorría la calle Príncipe de Madrid, a cinco minutos a pie de la Puerta del Sol. Los agentes se pararon a la altura del local número siete. Aquí, en PizzeríaRo, frenaron en seco. Les llamó la atención una rata, muerta, sobre las pizzas del mostrador de cristal que da a la calle. Se quedaron perplejos. Como la Policía Nacional no tiene competencia sanitaria para inspeccionar estos locales, avisaron a la Policía Local. Minutos después, la situación fue peor.

“Cuando llegaron los compañeros no había ningún cliente en el local”, cuenta un portavoz de la Policía Municipal. “El negocio estaba abierto porque abre las 24 horas. A esa hora solo había un empleado, los compañeros le identifican y le dicen que han visto más ratas”. El empleado les da permiso para bajar al sótano: más ratas. Y heces de los roedores.

El mismo portavoz cuenta que la patrulla policial solicitó la presencia inmediata de técnicos de sanidad para el cierre del negocio. “Hemos hecho una inspección y han quedado reflejados los graves problemas. Los dueños del local no se han querido presentar. Y, según nos cuentan, tampoco tenían solicitada la licencia de actividad”. Ahora los técnicos de Salud del Ayuntamiento están evaluando si cerrar el negocio, según fuentes de Madrid Salud. La delegada de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, Inmaculada Sanz (PP), anunció el precinto del local para "evitar cualquier tipo de problema para los ciudadanos" ya que las circunstancias no eran "las adecuadas a nivel sanitario". 

PizzeriaRo

A las 8.07 el informativo de Telemadrid contaba la noticia in situ con una periodista en la puerta del local. El cámara realizó un zoom por el suelo y, efectivamente, allí seguían varias ratas, alguna del tamaño de un conejo, deambulando por el local a sus anchas. El empleado que se encontraba trabajando no quiso salir en la televisión, pero según el canal autonómico ha confirmado que la situación del negocio era lamentable y que incluso él se encontraba muy a disgusto.

A lo largo de esta mañana numerosos mensajes difundidos en redes sociales afirmaban que el negocio pertenecía a Papizza, una cadena de pizzas muy conocida en Madrid que cuenta con 24 establecimientos en toda España. “Esto no es un negocio nuestro desde diciembre de 2016”, cuenta por teléfono Ángel Andreo, portavoz de comunicación de la marca. “Nosotros rompimos el contrato porque la situación del negocio era lamentable: había impagos y temas sanitarios que no son de nuestra marca, pero no sabemos si es el mismo responsable”. 

Hace cuatro años ocurrió un caso semejante en una panadería de la cadena Granier en la calle Alcalá, 379, en Madrid. En aquella ocasión, fue un grupo de viandantes el que dio la voz de alarma. Y grabaron un vídeo donde se veía a las ratas dándose un homenaje con los panes y bocatas en el mostrador, como en esta céntrica pizzería.   

Esta mañana, en la aplicación de Tripadvisor, donde cualquier cliente puede comentar qué le ha parecido la comida, PizzeríaRo contaba con seis opiniones: cinco excelentes y una pésima. “Pizza, pastas y más… elaboración artesanal. Calidad, variedad y buen servicio. En verano suelen tener mojito”, cuenta el usuario Aitorpana. “Estaba paseando a hora tarde de madrugada por el centro y me encuentro esta pizzería, comí un plato de pasta rellena de trufa y salsa de quesos buenísima”, dice otro. "25 minutos esperando es de ser paciente. ¡12 llamadas a su teléfono y.... no responden! Serán pizzas tremendas en su local, pero nosotros jamás lo sabremos". Este era el único comentario pésimo. Hasta ahora. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Letyshops [lifetime] INT
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información