Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PSC

Carmen Calvo avala la postura dialogante de Iceta frente a las críticas de los barones del PSOE

El líder del PSC pide ayuda a "los independentistas demócratas para coser Cataluña” tras ser reelegido

La vicepresidenta en funciones Carmen Calvo y el líder del PSC, Miquel Iceta, este sábado en Barcelona.

En medio de las críticas de algunos barones territoriales del PSOE contra Miquel Iceta por reclamar diálogo con Esquerra Republicana para facilitar la investidura de Pedro Sánchez, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, salió este sábado en defensa del líder del PSC en el congreso que celebran este fin de semana los socialistas catalanes. “En democracia estamos obligados a hablar”, dijo Calvo, poco antes de que Iceta reclamase la ayuda de los “independentistas demócratas” para “coser Cataluña”.

Carmen Calvo no se refirió al proceso negociador de los socialistas con el partido de Oriol Junqueras, pero en sus palabras se entendió un mensaje de apoyo a la mano tendida de Iceta a los republicanos para que Sánchez pueda continuar en la Moncloa. “Miquel, vas a tener una oportunidad extraordinaria para poner en valor la política, la que se construye con puentes, realismo, responsabilidad y con aguante”, dijo Calvo, después de que el líder del PSC anunciara el viernes que estaba dispuesto a todo para que la investidura se hiciera realidad. “Haremos lo que haga falta, a veces mordiéndonos la lengua y no diciendo lo que quisiéramos. Pero que Pedro Sánchez sepa que tiene detrás suyo al PSC para lo que haga falta”, anunció Iceta en la apertura del congreso.

La vicepresidenta recogió el guante y dejó clara la sintonía entre ambos partidos que cuestionan algunos dirigentes territoriales del PSOE, como los presidentes autonómicos Javier Lambán o Emiliano García-Page. “Que sepan todos que los socialistas catalanes que tienen a los socialistas españoles detrás”, dijo Calvo, quien también hizo una llamada genérica al diálogo político que también se entendió como un espaldarazo al líder del PSC. “En la política se tienen posiciones antagónicas, pero en las instituciones hay que rendir cuentas al servicio de todos, los que te votan y los que no”, afirmó. “Y nosotros estaremos con la única manera civilizatoria, hablando, porque en democracia estamos obligados a hablar”, subrayó la vicepresidenta en funciones. El límite de ese diálogo, subrayó Calvo, es “la legalidad”, un mensaje en el que insisten el PSOE combatir las críticas de PP y otros partidos.

La vicepresidenta los equiparó con el independentismo radical. “Querer y defender Cataluña no implica estar contra España ni al revés tampoco, pero algunos pretenden una burbuja que no es real”, opinó Calvo, antes de censurar a los que “reparten carnés de democracia y de Constitución, 41 años después, cuando no estuvieron”. A la presencia de Calvo seguirá este domingo la del secretario de organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos. Pedro Sánchez estaba invitado a la clausura del congreso pero no acudirá “por problemas de agenda”, según el PSC.

A favor de la inmersión y del catalán como lengua vehicular

El borrador de la ponencia marco, que apostaba por “flexibilizar” el uso del catalán y el castellano en las aulas, generó una gran polémica y decenas de enmiendas que han llevado al PSC a rectificar. Así, el congreso aprobará hoy una extensa resolución en la que se sigue apostando por el catalán como “lengua vehicular” en la enseñanza y se aboga por modernizar y flexibilizar “el modelo de inmersión”, dos postulados que siempre defendió el PSC, pero que no figuraban en el borrador.

Los socialistas dicen ahora que la “inmersión es solo un método” susceptible de ser “adaptado” a cada situación, por lo que proponen un “análisis sin carga partidista”. El objetivo, añade la resolución, es evitar que “ninguna lengua cooficial quede excluida de la escuela como lengua vehiculadora de enseñanzas, por razones de aprendizaje pero también por cuestiones afectivas y simbólicas”.

En clave congresual, Miquel Iceta fue reelegido por unanimidad primer secretario del PSC, sin un solo voto en contra, como ya pasó con el informe de gestión que presentó el viernes. No se recuerda un congreso socialista tan plácido como este y, emocionado por el refrendo de los más de mil delegados, Iceta intervino ante el plenario con un discurso pensando ya en las próximas elecciones catalanas y avanzó su estrategia para “coser Cataluña” y superar “el país enfrentado, sin rumbo y dividido que han dejado en herencia” las presidencias de Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra.

Su intención es “recomponer el espacio catalanista de centro izquierda para gobernar la Generalitat” huyendo de cualquier discurso que no sea moderado. “No aceptaremos que los intolerantes impongan sus ideas por métodos autoritarios y por eso pido la ayuda de los independentistas demócratas, que son muchos”, clamó Iceta, antes de reivindicar al PSC como un valor seguro. “Cuando los más radicales dejen de quemar contenedores, cortar carreteras animados por Torra, y sabotear transportes públicos, nosotros seguiremos aquí, contra los poderosos, no solo los que tienen mucho dinero, sino los que quieren silenciar a los que no piensan como ellos”, anunció Iceta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información