Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La “boina” de Madrid durará al menos una semana más

El sábado pasado estuvo a punto de activarse el protocolo anticontaminación

Boina de contaminación sobre la ciudad de Madrid vista desde Torrelodones, este jueves.
Boina de contaminación sobre la ciudad de Madrid vista desde Torrelodones, este jueves.

La boina de contaminación que se le dibuja a Madrid sobre la cabeza cada vez que el tiempo es anticiclónico va a permanecer por lo menos una semana más, con el riesgo de que acabe provocando la activación del protocolo de alta contaminación y de las restricciones al tráfico. Meteorología advierte de que la calidad del aire será este viernes "muy mala" en la capital. [Consulta la calidad del aire en tu calle de Madrid].

"En torno al 22 de diciembre, el anticiclón se asentó sobre la Península y, como suele ocurrir con los anticiclones de invierno, es muy robusto y persistente", explica Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). "Llevamos 10 días con sistemas de altas presiones que, con pequeños matices el fin de semana y los primeros días de la semana que viene, va a durar al menos una semana más", advierte. 

Pero estos "pequeños matices" no afectarán a Madrid, donde al menos hasta mediados de la semana que viene no se espera que llueva ni que haga viento, los "dos únicos factores que, desde la Meteorología, pueden acabar con la boina". La otra vía, recuerda Aemet, es reducir la contaminación. A partir del día 9, no es que vaya a mejorar la situación, pero aumenta la incertidumbre y es posible que se produzcan cambios.

¿Por qué se produce la "boina"? "Hay varios factores, uno de los principales es que, con tiempo anticiclónico, el aire tiende a estabilizarse, lo que acaba provocando el fenómeno de la inversión térmica", responde el meteorólogo, que recuerda que, en "situaciones normales, cuanto más se asciende más frío hace, pero ahora hace más frío en los valles que en las cumbres". El aire frío, más las partículas contaminantes que contiene, se queda acumulado en las zonas más bajas. "Y como la atmósfera está estable, hay poca mezcla y los contaminantes se quedan confinados cerca de los focos de emisión, es decir, en las grandes ciudades y en las zonas industriales", continúa el portavoz de la Aemet.

"La inversión térmica actúa de tapadera de los gases", resume muy gráficamente. Pero el anticiclón no solo evita que se dispersen los gases contaminantes, sino que también impide que se acerquen borrascas y, con ellas, la lluvia, que depositaría las partículas en el suelo. "La lluvia es el principal factor que puede limpiar la atmósfera, pero tiene que ser una cantidad significativa, un día entero lloviendo". Pero no va a ocurrir, al menos de momento.

El mapa de la calidad del aire de Madrid este viernes.
El mapa de la calidad del aire de Madrid este viernes.

El sábado pasado, se superaron los niveles a partir de los cuales se pone en marcha el protocolo anticontaminación en la capital, cuando en dos estaciones de una misma zona se superan los 180 microgramos por metro cúbico (µg/m³) de dióxido de nitrógeneo (NO2). Sin embargo, solo ocurrió durante una hora y tienen que ser dos, por lo que Madrid estuvo al borde del preaviso, el primer nivel del protocolo. Las vacaciones y el descenso del tráfico han evitado que sucediera, pero tras la Nochevieja muchos madrileños se han reincorporado al trabajo, el día 6 es el último día festivo y los niños vuelven a los colegios el 8. El año pasado, se restringió el tráfico en tres ocasiones, la primera de ellas de 1 al 6 de enero.

"Hemos estado muy cerca de la activación y es posible que suceda en los próximos días", se teme Juan Bárcena, portavoz de Ecologistas en Acción en Madrid, que vuelve a pedir que las medidas se tomen preventivamente antes de que se llegue a los niveles nocivos. "La bomba se está cebando y, para cuando se haga algo, ya habrá estallado", lamenta, para explicar que la polución es "acumulativa", por lo incluso si el tráfico se redujera a cero todavía quedarían por delante varios días de respirar aire malo. "La decisión de reducir el tráfico debería ser como cuando en un incendio los bomberos deciden desalojar", opina. ¿Quién sería el bombero del aire? "El Ayuntamiento de Madrid, pero no con determinados valores como ahora sino asesorado por sus expertos en calidad del aire y por los meteorólogos de la Aemet, de forma similar a como sucede en París".

"Como los picos de polución se producen por la tarde noche y no da tiempo a avisar a los ciudadanos, existe un nivel de preaviso en el que no se hace nada y los coches siguen circulando. El de aviso está en 200 µg/m³, que la OMS considera dañino para la salud". El sistema está diseñado para que sea difícil de activar, sostiene Bárcena, que reconoce no obstante los avances desde los 250 µg/m³ establecidos por Ana Botella. 

El mapa de la calidad del aire en la Comunidad de Madrid, este viernes.
El mapa de la calidad del aire en la Comunidad de Madrid, este viernes.

La previsión con la que trabaja el Ayuntamiento es que la ventilación pase de "mala" el jueves a "pobre" este viernes, mientras que Meteorología advierte de que la calidad del aire será este viernes "muy mala" en la capital. Ambos días, el mapa municipal de la calidad del aire arroja un saldo de cuatro zonas con calidad regular y solo una bueno. Yendo al detalle, el aire es considerado malo este viernes en cinco de las 24 estaciones medidoras: Sanchinarro, Cuatro Caminos, Castellana, Casa de Campo y plaza Elíptica. En la Comunidad, según el mapa del Gobierno regional, que también tiene 24 estaciones, el aire es malo en Collado Villalba, Torrejón de Ardoz, Rivas Vaciamadrid, Getafe, Leganés y Alcorcón.

"Madrid y Pontevedra son en este momento las dos provincias que registran la peor contaminación atmosférica del país y se ha alcanzado un nivel poco saludable para grupos sensibles. Esto implica que la población con enfermedades del pulmón, ancianos y niños se vean afectados", alerta la web eltiempo.es, que realiza su propio mapa de la contaminación con la metodología de la Agencia Americana de Protección del Medio Ambiente.

"En varias estaciones de la región, las de Collado Villalba, Valdemoro y Villarejo de Salvanes, los índices de calidad de aire están en nivel rojo, siendo las partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM2,5) las que se encuentran en mayor concentración", advierten. Este tipo de partículas son generadas por la combustión y pueden entrar en el sistema sanguíneo. 

¿Cómo es posible que una estación esté roja y otra, al lado, verde? Ecologistas explica los trucos del mapa: "Las 24 estaciones miden NO2, el gas contaminante que activa el protocolo, pero solo cinco de las 24 estaciones de la capital miden PM2,5 y otras 15, el PM10, procedentes de la combustión y de las obras de construcción y que son capaces de penetrar hasta las profundidades de los pulmones.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información