Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Manuel Calvo (Más Madrid): “Hemos hecho lo que tenía que haber hecho el Ayuntamiento”

Tras denunciar a Monasterio en la fiscalía, el concejal acusa a la institución municipal de "arrastrar los pies en este caso porque no les gusta tener que actuar contra Vox"

Jose Manuel Calvo
José Manuel Calvo, concejal de Más Madrid, ante la fachada de un edificio municipal de la capital.

José Manuel Calvo, concejal de Más Madrid, fue la mañana del viernes a la Fiscalía a presentar una denuncia contra Rocío Monasterio por un presunto delito de falsedad en documento público, a raíz de una información publicada por Valverdedelcamino. La líder de Vox en Madrid tramitó planos con visados falseados hasta 2016, por lo que no habrían prescrito posibles delitos. La denuncia es una decisión que marca un punto de inflexión en una polémica que se arrastra desde hace tres meses, con once casos de irregularidades urbanísticas de Monasterio y su marido, el promotor inmobiliario y portavoz de la formación en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

Pregunta: ¿Por qué Más Madrid ha decidido presentar una denuncia?

Respuesta: Desde que surge el caso Monasterio entendemos que es nuestra responsabilidad, como principal grupo del Ayuntamiento de Madrid, en este caso en la oposición, analizar estas informaciones. La mayor parte podrían ser constitutivas de delito, pero han prescrito, excepto en este caso. Entendemos que hay evidencias suficientes como para ponerlo en conocimiento de la fiscalía.

Como arquitecto, tras seguir este caso ¿cuál es su impresión? Tanto de la falta de titulación de Monasterio como de su forma de trabajar.

Esto es como si un estudiante de medicina se dedica a pasar consulta y operar antes de completar su formación. Aparte de un posible delito es intrusismo profesional, no tiene la capacitación necesaria. Rocío Monasterio entre el año 2000 y 2009 no había acabado la carrera y sin embargo, por las informaciones que han salido y por la documentación que está en los expedientes administrativos, era evidente que estaba ejerciendo la profesión. Los planos los firmaba ella, no como una persona que formaba parte de un estudio, era su estudio. Ella tenía la relación con los clientes, parece que dirigía las obras. De hecho, existe una certificación de obra que se ha publicado y firma ella misma, algo que solo puede firmar un arquitecto titulado, colegiado y con un seguro de responsabilidad civil. Estamos ante unos hechos muy graves que no solo ponen en juego el prestigio de una profesión sino que pone en riesgo la seguridad de los trabajadores de esas obras y de las personas que luego habitan esos edificios. Es inaceptable.

¿Y qué opina de su modus operandi, de cómo se relacionaba con la administración, esta forma de jugar con la ley era lo normal?

Esa es la definición, un modus operandi. No es un caso puntual, se repite en muchos de los once casos. Presentaban una solicitud, la administración requería complementar la información, dejaban extinguir el expediente, pero hasta que la administración llega a sancionar o el cliente se da cuenta, has hecho la obra, has cobrado y te has marchado. Luego el problema es que una infracción urbanística en cuatro años ha prescrito. Habría que hacer una reflexión sobre esos plazos, dejar un margen de diez o doce años por si la administración o un cliente comprueban más tarde que ha habido un engaño.

Usted ha denunciado también a Monasterio en el colegio de arquitectos. ¿Cómo cree que está actuando esta entidad? Llegó a archivarlo argumentando que no podía investigar si ejercía sin título porque solo investiga a los arquitectos, y ella en esa época no lo era.

Hay un tuit muy bueno de la actriz Anabel Alonso, tras el primer archivo que dijo: “Claro, es lógico que lo archive, este caso lo tiene que analizar el colegio de los no arquitectos”. Si el colegio se lava las manos, solo eso ya explica cuál ha sido su actitud. Creo que ha rectificado por un cierto cuestionamiento social, por el revuelo que se levantó.

¿Cómo cree que ha actuado el ayuntamiento ante el goteo de casos de irregularidades de Monasterio y Espinosa de los Monteros?

La respuesta del Ayuntamiento ha sido inexistente hasta la fecha. Están arrastrando los pies, no les gusta este caso. Al PP y Ciudadanos les molesta tener que ejercer su responsabilidad contra la presidenta en Madrid de Vox, el partido que les sostiene en el Ayuntamiento y en la Comunidad. Nuestra impresión es que hasta ahora no han movido ficha. Espero que rectifiquen. La información que publicó Valverdedelcamino el 23 de noviembre, descubriendo los visados falsos, la conoció el Ayuntamiento y la conocimos nosotros. Nosotros la hemos analizado, pedimos vista de los expedientes y hemos llegado a la conclusión de que hay hechos suficientes para llevarlo a la fiscalía. ¿Qué tenía que haber hecho el Ayuntamiento? Pues lo que hemos hecho nosotros. Además, es un tema de presunta estafa para la propia administración: cuando un arquitecto no colegiado solicita una licencia sabiendo que no la puede recibir pretende saltarse la legalidad y estafar a la administración. Lo hemos puesto en conocimiento de la Fiscalía, pero también lo vamos a poner oficialmente en conocimiento del Ayuntamiento de Madrid, para ver si llegan a la misma conclusión, porque entonces tendrán que irse a un juzgado. Y si no lo hace tendremos que tomar las medidas oportunas. Hasta ahora el Ayuntamiento ha actuado de manera negligente. Lo que espero es que a raíz de nuestra denuncia se ponga las pilas.

¿Qué deberían hacer Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros tras los once casos que se han publicado?

Ella debería centrarse en justificar muy bien que no ha ejercido intrusismo profesional, como hemos señalado en la denuncia al Colegio de Arquitectos, y si la fiscalía finalmente comprueba que se ha podido cometer un delito debería asumir su responsabilidad política. Un cargo público exige ejemplaridad. Todos los que se envuelven en la bandera de España y hacen declaraciones patrióticas deben saber que la mejor declaración patriótica es la declaración de la renta, el cumplimiento de la legalidad. Este modus operandi que defiende la extrema derecha es la ley de la selva, que beneficia a los Monasterio y los Espinosa de los Monteros, no al arquitecto que ha hecho su carrera, que cumple la ley. La legalidad protege los débiles.

Se han conocido once casos. ¿Cómo pudieron hacer esto sin que les pillara nadie?

Yo tiendo a ser bien pensado y podría pensar que son casos aislados, pero hay que ver las ramificaciones de este caso y lo que puedan venir, porque veremos dónde termina esto, veremos dónde termina la madriguera de conejos, parafraseando la película Matrix. De momento no conocemos el fondo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información