Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En cueros

El artista Ernesto Artillo presenta ‘Los mártires’, su mayor exposición individual hasta la fecha en Madrid, protagonizada por cuerpos desnudos

Exposición del artista Ernesto Artillo Los mártires.
Exposición del artista Ernesto Artillo Los mártires.

Cuerpos desnudos, cuerpos que muestran sus heridas. Ernesto Artillo los convierte en protagonistas de ‘Los mártires’, su mayor exposición individual hasta la fecha en Madrid. “Los mártires se van de donde se espera que estén, anteponen su fe a su seguridad, padecen en defensa de sus intuiciones”, define. Centrado en cuestiones de género e identidad desde el inicio de su trayectoria, el artista ha trabajado los últimos meses en este proyecto que inició con carteles con los que empapeló las calles con un mensaje: “Se buscan desnudos para un proyecto artístico. Todos los cuerpos son bienvenidos. No importa la edad, el sexo, la fisonomía… solo la voluntad”. 

Soledades compartidas. A su anuncio respondió mucha gente interesada. “Tuve una respuesta buenísima. Contactó gente de todo tipo, como yo deseaba. Elegí a quienes vi que entendían el concepto y se sentían identificados con lo que buscaba”, comparte. “Los mártires somos los que sacrificamos a nuestro animal para que no ataque a los demás”, desarrolla Ernesto Artillo. Fotografió a 40 personas en Aguamarga (Almería). “Los nuevos espacios de intimidad son los espacios naturales. Los espacios tradicionalmente íntimos, como las habitaciones de nuestras casas, hoy en día son espacios de soledades compartidas, como consecuencia de la hiperpresencia en nuestras vidas de las redes sociales”. 

Fascinantes collages. Ernesto Artillo empezó a hacerse un nombre por sus fascinantes collages, en los que cortaba y pegaba imágenes propias y ajenas. No ha abandonado la técnica. “Sigo teniendo inquietud por introducir el collage en formatos no vistos”. En ‘Los mártires’, en la galería We Collect, ofrece una nueva versión. “En un viaje pasé casualmente por Ubrique y descubrí que había un sitio donde todas las marcas de lujo que producen allí dejan las pieles que no van a utilizar, una especie de vertedero de pieles de marcas de lujo. Pensé que esas pieles eran el soporte perfecto”, explica. Los trozos de piel son recortes en sí mismos. “El sacrificio de ‘Los mártires’ está presente desde el propio material que les presenta”. Los cuerpos desnudos impresos sobre esas pieles alcanzan los dos metros de alto. Se pueden contemplar en la galería de la calle Hermosilla hasta el 2 de marzo. 

Sin censura. Para la inauguración de ‘Los mártires’ llevó adelante una acción en la que participaron cinco performers, entre quienes estaba la actriz Bárbara Santa-Cruz. “Era como si los cinco hubieran salido de los cuadros que hay en las paredes de la galería”, describe Ernesto Artillo. También se desnudaron Alberto Hernández, Ezequiel Monjes, Javi Bloemen y Elena Suárez, una psiquiatra que respondió al anuncio del artista y también fue fotografiada en Aguamarga. Todos se enfrentaron a la censura de Instagram, que eliminó las fotos y los vídeos de los asistentes en los que se veían pezones, vaginas o penes. “Nunca seré yo quien me anticipe a la posible censura. Estoy en contra de poner flores, estrellitas o píxeles para tapar esas partes del cuerpo porque implica aceptar la censura. Poner esas flores es ponerle un altar a la censura”. 

Brochazos feministas. Hace dos años unos trajes llamaron la atención mediática en los premios Feroz. Los llevaban Alba Flores, Brays Efe, Jorge Suquet y Bárbara Santa-Cruz. Eran trajes pintados con cuerpos de mujer que formaban parte de un proyecto artístico llamado ‘La mujer que llevo fuera’. Ernesto Artillo era su artítice. Unas prendas intervenidas que lanzaban un poderoso mensaje feminista. Pocos días después, Alfred García se vestía con uno de los trajes con brochazos a favor de la igualdad en el programa de más éxito del momento, ‘Operación Triunfo’. “Tuvo muchísima repercusión. Fue muy importante que un chaval heterosexual de 20 años dijera delante de millones de espectadores que estaba orgulloso de ser feminista, una palabra que estaba muy estigmatizada”, recuerda. Tras volver a sacar de su estudio los trajes para los Goya, se subastaron en beneficio de distintas asociaciones de mujeres. 

Bandera simbólica. La preocupación por la realidad política y social es una constante en el trabajo de Ernesto Artillo. El pasado 12 de octubre, Día de la Hispanidad, desarrolló la acción ‘Salve’. Izó una bandera en el Cabo de Gata, donde pasa largas temporadas cuando no está en Madrid. “Estaba tejida con retales de chalecos salvavidas, facilitados por Cruz Roja, que un día abrazaron a quienes cruzaron el Mediterráneo”, explica. Una bandera de 3 x 2 metros confeccionada conjuntamente por inmigrantes y la Asociación de Mujeres de la Cruz de Caravaca de Almería. “Es una muestra de respeto por los que cruzan el Mediterráneo en busca de la salvación y por los que lo intentaron y no lo consiguieron”. 

Aplauso y desconfianza. Otras intervenciones de Ernesto Artillo se pueden descubrir en su Instagram, donde le siguen más de 30.000 personas. Su obra ha sido expuesta en Hong Kong, París o San Petersburgo. También ha recibido encargos de marcas como Delpozo, Loewe o Dolce & Gabbana. ‘La belleza y la violencia’, en el Club Alma, y ‘El cuerpo incómodo’, en el Club Matador, han sido dos de sus últimas performances en Madrid. “Los mártires aceptan el aplauso sin confiar en los que aplauden”, sostiene. Durante la inauguración de ‘Los mártires’, sonó la música de Paloma Peñarrubia, colaboradora habitual del artista nacido en Málaga en 1987. “Los mártires son las posturas anticapitalistas de los cuerpos, la elasticidad de la piel antes de rajarse, los poemas sobre la anarquía tragados por las bocas”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información