Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manuela Carmena recibe la multa de Broncano y contesta a Cayetana Álvarez de Toledo: “Te perdono”

La exalcaldesa de Madrid visitó anoche el programa ‘La Resistencia’ de Movistar

Carmena, en 'La Resistencia' de David Broncano.

“Manueeeela, Manueeeela”. La exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena abrió anoche la puerta de invitados del programa de La Resistencia, de Movistar, entre vítores del público. “Te reciben como a Cleopatra”, contestó el presentador del latenight David Broncano. Acto seguido, comenzó la entrevista: 

— ¿Traes regalos?, preguntó el humorista.

 No, que ya tenéis muchas cosas

 Pues yo sí. Toma la multa para que me la firmes.

Y se la firmó. El pasado 4 de abril Broncano fue multado cuando iba escuchando música con una bicicleta eléctrica de la empresa pública de Bicimad por la Gran Vía. Un hecho que fue objeto de mofa en La vida moderna, su otro programa de la Cadena SER. La conversación con la expolítica duró unos 25 minutos. Y hablaron de todo. “Yo a Almeida le llamo José Luis”, dijo. La visita de Carmena al programa se enmarca dentro de la semana de los “yayos” en La Resistencia: cuatro días con invitados que tengan más de 70 años. El lunes, María Teresa Campos. El martes, Jesús Bonilla y el miércoles, Manuela Carmena.

Carmena, de 75, dijo: “Vengo con pañuelito para parecer más juvenil”. Y con su nuevo libro A los que vienen (Editorial Aguilar).

 ¿Te importa si rajo una página?, preguntó Broncano.

 Es tu libro.

La entrevista acumula ya más de 160.000 visitas en YouTube. Y se habló de los pantanos que inauguró Franco, de su última visita por Extremadura y de los ríos. “Mira el Manzanares lo bonito que lo hemos dejado”, inquirió Carmena.

— ¿Tu padre era comisario?

— Te lo han escrito muy mal. Era camisero.

“Mi padre se llamaba Carmelo Carmena y tenía una tienda de camisas que se llamaba Camisería Carmelo, muy cerca de lo que es hoy la Casa del Libro [en la Gran Vía madrileña]”. A lo que Broncano respondió: “Me hubiera gustado que tu padre hubiera sido comisario”.

También habló de su pasado como magistrada. Carmena contó que no acostumbraba a redactar las sentencias con una literatura ininteligible y que una vez, por la calle, una señora la paró en seco y dijo: “Me gusta cómo redacta usted las sentencias”. El plato fuerte vino después, cuando Broncano le enseñó la caja sorpresa, una especie de performance por la que pasan todos los invitados del programa. Pero, eso sí, antes tienen que firmar un contrato por el cual se comprometen a no decir qué es lo que ven en la  dichosa caja de metal. Carmena agarró la caja, la abrió, miró un par de segundos y soltó: “Vale, muy bien”.

Después vino la famosa pregunta del sexo, un clásico en el cuestionario del programa: “Más que datos, quiero dar un mensaje de esperanza. ¡Sí, se puede!”. Y desató la carcajada del público.

La charla concluyó con la famosa frase de Cayetana Álvarez de Toledo en la primera cabalgata de Reyes de la alcaldesa. Aquel 6 de enero de 2016 la diputada del PP escribió el siguiente mensaje en su perfil de Twitter: "Mi hija de 6 años: 'Mamá, el traje de Gaspar no es de verdad'. No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena. Jamás". Carmena restó importancia al mensaje. “Lo que más me dolió fue que dijera que mis magdalenas las compraba en un supermercado”. Broncano, pícaro, dijo que si ella quería disculpar a la portavoz del PP en el Congreso por sus palabras. Y así fue. Carmena, bajo una melodía de bolero con una letra que arrancaba “Sé que dijiste que jamás me perdonarías, pero seguro que quizás hay días en que piensas que pudo ser peor, que no fue tan imperdonable ni me guardas rencor y el desencanto... Tal vez y a lo mejor no fue para tanto...”. Y miró a la cámara y dijo: “Te perdono”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información