Loading...
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Janis Joplin, el recuerdo de una voz poderosa

La cantante americana murió hace 46 años tras una vida de éxito, excesos y anhelos

La cantante estadounidense Janis Joplin. DANIEL KRAMER

"Hago el amor con 25.000 personas, pero luego me voy a la cama sola", escribió en una de sus cartas la cantante Janis Joplin, muestra del éxito musical que alcanzó y de la dependencia afectiva que hacía frágil a la musa del movimiento hippie. Hoy se cumplen 46 años de su muerte, el 4 de octubre de 1970. Murió a los 27 años, envuelta en un mar de desencuentros emocionales mezclados con heroína y el alcohol.

La cantante nació en el pueblo texano de Port Arthur, en la América profunda, un reducto conservador donde la joven Janis, desaliñada e inquieta, no pasó desapercibida. En la adolescencia, lejos de cumplir con los cánones de mujer de revista y de lo que esperaba en la época de una mujer, sufrió acoso escolar y fue víctima de miradas que la señalaron como un bicho raro. La falta de afecto de su familia abonó su inseguridad.

Joplin hizo las maletas y viajó hasta San Franciso (California) donde protagonizó la ola contracultural y psicodelica que se desencadenó en la década de los sesenta. La escena musical estadounidense era pura revolución. Por aquel entonces, las letras de Bob Dylan, The Rolling Stones o Jimi Hendrix incendiaban los gramófonos.

Con una voz capaz de pasar de la ternura a la furia en un segundo, Joplin alcanzó el clímax de la fama, pero se volvió adicta al escenario, al calor del público. Después de cada actuación, tras el éxtasis del directo, se venía abajo, y ahí entraban las drogas que fueron apagando poco a poco su vitalidad. 

Salvaje, autodestructiva, trágica, su carrera comenzó con la Big Brother & The Holding Company y finalizó con la Full Tilt Boggie. Murió en plena fama después de consumir heroína de extrema pureza. Dejó interpretaciones que ya son historia de la música gracias a una voz torrencial: Summertime, Me and Bobby McGee o Bye Bye Baby.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información