Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ganadores y perdedores del verano televisivo 2017

Un repaso a los éxitos y fracasos más sonados de la temporada estival

Ganadores y perdedores del verano televisivo 2017

El verano es temporada baja en la televisión. Las cadenas recurren a programas enlatados o reposiciones para tratar de capear unas semanas en las que la huida de los espectadores a sus destinos vacacionales hace que el consumo televisivo descienda. También es el momento en el que algunos programas, gracias a la menor oferta, destacan sobre otros. Este verano ha sido especialmente malo para los estrenos de los canales en abierto, que han preferido guardar la artillería pesada para el otoño. Repasamos los ganadores y perdedores del verano televisivo de 2017.

Ganadores:

- Juego de tronos. En lo que se refiere al mundo de las series, es indiscutible la primacía de esta historia de fantasía que lleva desde 2011 sumando adeptos (en España, en HBO y Movistar +). La recién terminada séptima temporada ha sido la primera que se ha emitido en verano y, aunque hay vida más allá, ha conseguido acaparar prácticamente toda la atención mediática. Nadie puede con los dragones, que este año han batido su récord de espectadores en directo: el último capítulo de la temporada, el más visto de la serie hasta el momento, reunió a 12,1 millones de espectadores en su primer pase en Estados Unidos.

- Supercopa de España. El fútbol es un seguro de grandes audiencias. Y en los dos partidos que enfrentaron a Real Madrid y Barcelona el gran ganador, con permiso de los merengues, fue Telecinco. El partido de ida, jugado el domingo 13 de agosto, congregó a 6.348.000 espectadores (46,8% de cuota de pantalla), mientras que el encuentro de vuelta, jugado el miércoles 16, fue seguido por 6.553.000 espectadores (49,8%). De esta forma, la lucha por el primer título español de la temporada se convirtió en lo más visto del verano en la televisión.

Marco Asensio celebra un gol del Real Madrid en la Supercopa de España.
Marco Asensio celebra un gol del Real Madrid en la Supercopa de España. Getty

- Cine e información. En un verano sin grandes programas revelación en la parrilla, los espectadores han seguido fieles a los clásicos. Por un lado, el fútbol. Por otro, el cine en horario de máxima audiencia. Algunas de las emisiones más vistas de julio y agosto son películas. Destacan, por ejemplo, El protector, que emitió Telecinco el miércoles 26 de julio (2.161.000 espectadores), McFarland el lunes 28 de agosto en Telecinco (2.283.000) o Juntos y revueltos, que se vio el lunes 24 de julio en Antena 3 (1.954.000). Los atentados de Barcelona y Cambrils hicieron que el jueves 17 de agosto la cobertura informativa cobrara especial relevancia, con el Telediario 2 de La 1 como lo más visto de aquel día (1.966.000 espectadores).

- Netflix. La plataforma de televisión en streaming este año no ha dado con un bombazo veraniego del calibre de Stranger Things en 2016. Pero a pesar de que sus estrenos han pasado un poco más desapercibidos (salvo excepciones como GLOW, Ozark o The Defenders), ha anunciado varios fichajes de altura. Uno de los más sonados fue el contrato con Shonda Rhimes, creadora de series como Anatomía de Grey o Scandal. Netflix acogerá el regreso del humorista David Letterman a la televisión. Y la plataforma se ha hecho también con la primera serie creada por los hermanos Coen, La balada de Buster Cruggs.

Perdedores:

- Los estrenos veraniegos. Ninguna de las apuestas que las cadenas han reservado para julio y agosto ha conseguido el favor del público. La 1 lo intentó con la serie diaria La pelu, que aguantó solo dos semanas en prime time para pasar después a emitirse en la madrugada de los viernes y, posteriormente, a las mañanas de La 2. Hotel Romántico tampoco cuajó en los viernes y también fue relegado a la madrugada. Pura magia y Lolita tiene un plan mantuvieron datos discretos. Los estrenos de Telecinco tampoco han tenido suerte. The Wall se ha quedado cada viernes por detrás de su competencia en Antena 3 (primero Nina Warrior y, después, Me resbala). Los debates de Mad in Spain han pasado de un escueto 10,3% en su arranque a un muy pobre 7,5% el último domingo de agosto. Me lo dices o me lo cantas también ha patinado, sin superar en ninguna de sus galas la media diaria de la cadena. Mientras, en Antena 3 el programa de citas Contigo al fin del mundo solo aguantó en prime time dos emisiones para pasar después a la madrugada.

Ganadores y perdedores del verano televisivo 2017

- Series extranjeras en la televisión en abierto. En los últimos veranos era habitual encontrar en la parrilla veraniega títulos de ficción televisiva extranjera. Este año, Antena 3 lo ha intentado con la adaptación televisiva de Hora punta y con Almost Human. Ambas fueron retiradas de la programación por sus pobres datos de audiencia (y ambas ya habían sido canceladas en Estados Unidos). En La 1, la serie británica El infiltrado, ganadora de tres Globos de Oro, mantuvo datos discretos, arrancando con 1.363.000 espectadores (9,5%) y bajando hasta 1.074.000 (10%) en su último capítulo.

- HBO, hackers y filtraciones. La cadena de Juego de tronos ha vivido su propia tormenta en pleno verano. Primero, a finales de julio sufrieron un ataque de piratas informáticos, que robaron 1,5 terabytes de información que incluía capítulos de varias series, guiones de Juego de tronos y correos internos de la compañía. Posteriormente, y sin relación con este hackeo, el cuarto capítulo de su serie estrella apareció filtrado en la red dos días antes de su emisión, fuga que llegó desde el grupo Star TV, encargado de la distribución de la serie en India. Y cinco días antes de la emisión del sexto episodio, el mismo estuvo disponible durante una hora en HBO España y HBO Nordic, lo que también provocó que pudiera circular por la red antes de tiempo.

Más información