Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Virus tropical’ que quiere contagiar a las pantallas del Bafici

La película colombiana basada en la novela gráfica de la historietista ‘Power Paola’ se presenta en el Festival argentino

'Virus tropical', de Power Paola, es llevada al cine diez años después de su publicación
'Virus tropical', de Power Paola, es llevada al cine diez años después de su publicación

La barriga de Hilda estaba hinchada. Era imposible que estuviera embarazada, ya que un año antes se había ligado las trompas. Los distintos médicos que visita y la gente que la ve en las calles de Quito, Ecuador, le dan distintos diagnósticos, desde gases, subida de peso, mal de ojo, estar poseída por haberse casado con un sacerdote e, incluso, un virus tropical. Nada de eso. La mujer estaba embarazada de su tercera hija. Así cuenta su llegada a este mundo la historietista colombiana-ecuatoriana Paola Gaviria, mejor conocida como Power Paola. Virus tropical (2008), su primera novela gráfica, cobra vida en el cine y continúa con su recorrido por distintas citas cinematográficas, esta vez en el Festival de Cine Independiente de Buenos Aires (Bafici).

El trabajo de Power Paola empezó en un blog. Semanalmente publicaba una página de lo que después se convertiría en una novela gráfica sobre sus primeros años en Ecuador hasta su juventud en Cali, Colombia, antes de que decida abandonar su hogar para buscar su propia vida. Así como la ilustradora, su obra ha seguido su propio camino, hasta convertirse en un largometraje de animación. “Cada paso ha tenido su propia vida y sus propios desafíos. Me gusta que se haya vuelto un trabajo colectivo, una película hecha entre amigos, que al final es también una metáfora de la misma obra”, explica la animadora en una de sus respuestas a un cuestionario enviado por Valverdedelcamino.

Adaptar la novela gráfica de Power Paola al cine, fue casi un capricho para el director Santiago Caicedo. Es amigo con la historietista desde hace años y conocía el cómic desde que se empezó a concebir página por página. En 2011 el realizador había terminado un cortometraje titulado Uyuyuy, en el cual trabajó con el mismo equipo de mujeres que participó en Virus tropical. Por lo que la transición fue sencilla. “Me identifico mucho con el personaje de Paola. Siento que esa adolescencia también la viví un poco de la misma manera y me tuve que enfrentar casi a los mismos problemas, tomar las mismas decisiones tontas frente al amor, frente a las drogas, al colegio, al hecho de sentirse diferente y no pertenecer, había algo que me encantaba”, cuenta el director vía telefónica.

Paola pertenece a una familia tradicional colombiana, o eso es lo que intentan ser. Su padre era sacerdote, su madre es médium y sus hermanas no son lo que los padres esperaban. Virus tropical narra la vida de una mujer latinoamericana que no responde a ningún canon y que aprende a vivir mientras va viviendo. Si bien la película transcurre en Quito y Cali, toca temáticas, como el machismo y el tradicionalismo, que son relacionables en el contexto de América Latina de formas muy diferentes, pero a la vez similares. “Creo que cada persona se identifica, seas o no mujer, seas o no latinoamericano. Todos pasamos por situaciones parecidas. La gente que se nos acercaba para hablarnos de la peli nos decía que se sentían identificados, ya fueran jóvenes o viejos, llenaban la historia de la película con su propia vida. Y creo que ese es uno de sus logros”, precisa Power Paola.

Animación no tradicional 

La película muestra a un grupo de mujeres empoderadas y con el poder de decidir sobre sus destinos, su sexualidad y sus cuerpos. Estas características de los personajes femeninos, admite Caicedo, no fue algo que se pensó con anterioridad, ya que se trata de la historia de la familia de Power Paola. El director destaca también el hecho de que los personajes se desenvuelven en Cali en la década de los ochenta y noventa, en un ambiente sumamente violento durante el auge de la delincuencia organizada alrededor del narcotráfico. “Se muestra todo el ambiente violento que está ahí presente en Cali, así no sea un protagonista, pero es un contexto en el que tienen que vivir estas mujeres”, afirma Caicedo. 

Aparte del Festival Animation Is Film, en Los Angeles, EE UU, Virus tropical ha sido invitada a citas cinematográficas que no se centran en el género de animación, como la sección Generación en el Festival de Berlín o el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias. O el evento South by Southwest, en Texas, donde fue premiada como el filme predilecto del público. Salir del nicho en el que se suele encasillar a las películas de animación fue muy especial, dice Caicedo, como convertir un “súper gol”. La competencia oficial internacional del Bafici será la última parada del largometraje, antes de su estreno el 17 de mayo en Colombia, mientras se van cerrando los acuerdos para su estreno en Ecuador, México y Perú en el transcurso de este año. 

Otra parte importante del éxito de Virus tropical está en su presentación, en blanco y negro y las ilustraciones elaboradas todas a mano. Nada convencional, considerando los tiempos que corren de animación en tres dimensiones e hiperrealistas. Para Power Paola y el director era importante ser fiel a la novela gráfica. Que se mantenga la estética de fanzine y un espíritu de “hazlo tú mismo. “Yo decidí volver a dibujarlo todo pero con diversos materiales, quería que el dibujo fuera el protagonista. Que se vieran los rayones, las tintas, los papeles. Inspirada en su base en la estética punk, el dibujo primitivista y religioso, pero sobre todo cruda. Así, sin proponérnoslo mucho, fuimos armándola desde ese lugar”, finaliza la historietista.

Tráiler de 'Virus Tropical'.