Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Diablero’, cazadores de demonios a la mexicana

El actor Horacio García Rojas protagoniza la serie de Netflix

Horacio García Rojas, en 'Diablero'.
Horacio García Rojas, en 'Diablero'.

Durante distintas décadas, la televisión ha contado con personajes que se han convertido en protectores de la humanidad frente a lo sobrenatural. A la memoria vienen programas de finales de los noventa como Buffy, cazavampiros, o más recientes como las aventuras de los hermanos Winchester en Sobrenatural o la historia del párroco Jesse Custer en Preacher, entre otros. Imaginen los elementos que caracterizan a muchas de estas producciones y sitúenlos dentro de la metrópoli gigante de Ciudad de México, pero con herencias judeocristianas, orientales e indígenas que se remontan a los mayas. Esta es la propuesta de Diablero, protagonizada por Horacio García Rojas, que convierte a la capital mexicana en un gran escenario de una eterna lucha entre el bien y el mal, en la que los diableros tratan de mantener a los demonios a raya.

La serie es una adaptación de la novela El diablo me obligó (Ediciones B), de F. G. Haghenbeck, quien se inspira en la novela gráfica Operación Bolívar (Ediciones del Castor), de Edgar Clement. Diablero cuenta la historia del padre Ramiro Ventura, un sacerdote que busca la ayuda del legendario cazador de demonios o diablero Elvis Infante (García Rojas). Con la ayuda de Nancy Gama, una joven que puede alojar demonios e invocarlos, y Keta Infante, una santera, este improbable grupo tratará de dar con el paradero de una niña perdida en el inframundo de Ciudad de México.

La historia del libro se desarrolla en el East Side de Los Ángeles, EE UU. Sin embargo, la productora, Morena Films, vio el potencial de los personajes y del relato y decidió llevárselos a la capital de México. El producto, según el intérprete, está rompiendo con la idea de relacionar a México con un género que lo tiene encasillado, como son las series o novelas relacionadas al narcotráfico. "Hablando con toda la gente que hacemos medios audiovisuales, hace años ya estábamos con el fastidio de contar las mismas historias. Al recibir la oportunidad de estar en Diablero, lo primero que me emocionó fue eso, estar en un proyecto atípico, arriesgado, con la posibilidad de contar una historia nueva", afirma el actor vía telefónica.

‘Diablero’, cazadores de demonios a la mexicana

Con toques de humor, terror, fantasía y suspense, las comparaciones de Diablero con otros productos similares no se hicieron esperar: Buffy, cazavampiros, Constantine, Supernatural... García Rojas dice que "no hay nada nuevo bajo el sol". "Los hermanos Winchester y el show son súper gabachos [típicos estadounidenses]. Siempre están bien peinados, están perfectos. Lo que queríamos darle a Diablero es el colorido, un realismo mágico, que no sea una caricatura falsa o un cómic alejado de la realidad. Creo que es el primer show que combina este mundo fantástico y la ciencia ficción de lo sobrenatural con el mundo prehispánico, dotándole de características muy ancestrales como varias de las culturas mexicanas", agrega García Rojas.

La ciudad, otro personaje

El actor destaca que tanto Netflix como otras productoras internacionales estén optando por diversificar la pantalla y darle la opción a diferentes públicos de sentirse representados con los protagonistas de los productos que consumen. "Es la primera serie de Netflix que protagoniza alguien moreno, con rasgos más indígenas que caucásicos. Les mostraron a Televisa y Tv Azteca [dos de las productoras más grandes de México] que esta es también la forma que la gente se siente identificada y que también está padre [estupendo]", precisa García Rojas.

El protagonista de Diablero disfrutó con la construcción de su personaje, presentando a una especie de antihéroe carismático, muy audaz, dicharachero, bailador, con calor en su personalidad, desfachatado, muy exótico, "pero muy chilango [gentilicio coloquial que se utiliza para los habitantes de Ciudad de México], muy mexicano", aclara. "Elvis es un ser muy complejo, como solemos ser muchos mexicanos. Muchos extranjeros no entienden que un mexicano ríe cuando debería estar llorando, abordamos las cosas de una manera muy peculiar y eso le da una vida diferente al proyecto. Eso fue lo que más me gustó, la posibilidad de darle piel y voz a un personaje con características muy propias y divertidas para realizar", explica el intérprete.

La ciudad se convierte en otro personaje de la serie. Los protagonistas recorren desde sitios conocidos por los turistas hasta rincones escondidos, donde se desarrollan peleas ilegales de demonios y actividades relacionadas con el mercado negro mágico. García Rojas dice que Diablero no es la típica postal mexicana. No está de acuerdo con el trabajo de algunos directores que, cuando pretenden mostrar su país, este no se parece a la realidad. "La intención de la serie era que México estuviera vivo, pero que haya muchos Méxicos en este país en el que habitamos todos. Es decir, sí está El Ángel de la Independencia, sí hay una toma sobre el Paseo de la Reforma, pero también está el metro, imágenes de Ecatepec de Morelos, estamos mostrando la magia de Ciudad de México", finaliza.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
14lunes
15martes
16miércoles
911
911
Fox
Temporada 3
17jueves
18viernes
Baby
Netflix
Temporada 2
19sábado
20domingo
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información