Loading...
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ni un gran presupuesto en manos de las directoras españolas

Un estudio de la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA) subraya que el porcentaje de representatividad femenina ha crecido solo un 3% en los últimos cuatro años

Gracia Querejeta, en medio, con Patricia Echevarría y Juana Acosta, en el rodaje de 'Ola de crímenes'.
Gracia Querejeta, en medio, con Patricia Echevarría y Juana Acosta, en el rodaje de 'Ola de crímenes'.

La desigualdad de género se mantiene en el cine español. Mañana sábado, CIMA, la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales, presenta su informe anual La representatividad de las mujeres en el sector cinematográfico español, que como en anteriores ediciones ha realizado la socióloga Sara Cuenca. Y los datos siguen siendo desalentadores. Acumulados los cuatro años de estudios, el porcentaje de representatividad de mujeres en la industria española ha crecido solo un 3%, aún muy lejos de lograr una igualdad acorde con el porcentaje de hombres y mujeres en la sociedad española. Como base, se han analizado los 152 largometrajes presentados a las candidaturas de los premios Goya (84 de ficción, 4 de animación y 64 documentales). En ellos, 2.279 personas desarrollaron diferentes cargos de responsabilidad, que se dividen en 71% hombres y el 29%, mujeres.

Para uno de los datos más llamativos, el de la diferencia de presupuestos en manos de directores y directoras, CIMA ha contado con el registro del ICAA -el Instituto del Cine del Ministerio de Cultura-. Allí hay censados 108 largos: 15 de directoras y 93 de directores. De media, una película española cuesta 2,54 millones de euros. Sin embargo, si la encabeza una cineasta el dinero decrece hasta 1,45 millones de euros, y si es un director, el presupuesto sube hasta 2,72 millones: una creadora cuenta, por tanto, con un 50% menos de presupuesto.

Por formato, en ficción hay un 30% de directoras, en documentales, un 26%, y en animación, un 16%. Si en dirección las cineastas suponen un 20% del total, en otros apartados como dirección de fotografía solo llegan al 9%, en música un 8% y en efectos especiales, un 7%. Como apunta el estudio, "constatamos la perpetuación de la segregación horizontal y vertical en el organigrama laboral, puesto que los cargos ampliamente feminizados coinciden con los roles sociales de género, que se ven trasladados al mercado de trabajo".

Otro aspecto con la que el estudio ilustra la desigualdad de género en el cine español está en la producción de cine por parte de las cadenas de televisión generalistas. Si TVE ha apoyado 41 títulos (11 de directoras y 30 de directores), en las televisiones privadas hay un abismo de separación: Atresmedia estrenó 12 títulos, y solo uno era de directora (Thai Mai, rumbo a Vietnam, de Patricia Ferreira); Telecinco Cinema produjo seis títulos y también solo uno lo lideró una cineasta: Gracia Querejeta, con Ola de crímenes. Aunque parezca increíble, esas dos películas suponen una mejora respecto a 2017, cuando ambas corporaciones no estrenaron ni un filme dirigido por una mujer. En los últimos cuatro años, de las películas apoyadas por las televisiones generalistas solo el 16% contaba con directora.

Para remate, al comparar los premios de cine nacionales e internacionales y las participaciones de las películas españolas en festivales, los títulos liderados por una directora obtuvieron un reconocimiento en al menos un 13% de las ocasiones, algo que solo lograron los hombres en un 7%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >