Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA i

Reserva ‘indie’

En la tele de hoy, casi nadie atiende al inquieto y diverso rock nacional, que solo encuentra algún refugio en Movistar+ y La 2

Maika Makovski, presentadora de 'La hora musa'.
Maika Makovski, presentadora de 'La hora musa'.

Una pregunta es si imaginaríamos un mundo sin los Beatles, como hace Yesterday, la simpática película de Danny Boyle. La otra pregunta es si sería repetible el fenómeno que fueron los de Liverpool cuando la industria vio un gran mercado en la revoltosa juventud del baby boom. En la tele de hoy, casi nadie atiende al inquieto y diverso rock español, el llamado indie porque no tiene un gran tinglado detrás. ¿Nadie? No: La 2 graba la segunda temporada de La hora musa, un oasis de actuaciones y entrevistas que conduce Maika Makovski. Allí Bunbury soltó este lamento: "Hubo un tiempo en el que había música en prácticamente todos los programas".

La otra excepción, y más constante, es Movistar +. David Trueba y Javier Limón marcaron la pauta, cuando aún era Canal +, juntando a artistas en Un lugar llamado mundo. En esa línea es veterano Menú Stereo. Están las Sesiones de Arturo Paniagua. Y, en Canciones que cambiaron el mundo, Zahara presenta tan bien como canta, y llama a colegas para ver el pasado desde ojos actuales.

Lo último es Canciones desde la azotea, un documental que explora, precisamente, la huella de los Beatles en las bandas españolas actuales. Cuenta que en los setenta nadie quería sonar como ellos —reinaban los Stones—, pero los músicos del siglo XXI vuelven a su cancionero con el desparpajo con el que toman inspiración de aquí y de allá. Al final, en la azotea del Conde Duque de Madrid, la psicodelia de Rufus T. Firefly y la bella voz de Anni B Sweet versionan —como debe ser, a su manera— temas inmortales de los Fab Four.

Dice Loquillo que Operación Triunfo mató al rock indie, porque el éxito de audiencia giró todas las cámaras hacia el reality show y las apartó de los creadores. No le falta razón, pero algunos se resisten a ser dados por muertos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información