Loading...
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un periplo de amor en la conquista de Chile

'Inés del alma mía', adaptación de la novela de Isabel Allende, se rueda en España, Perú y Chile imitando el camino de Pedro de Valdivia

Eduardo Noriega (izquierda) y Elena Rivera en una secuencia grabada en el castillo de La Calahorra.
Eduardo Noriega (izquierda) y Elena Rivera en una secuencia grabada en el castillo de La Calahorra.

Inés Suárez partió en 1537 para las Indias en busca de su marido y terminó por convertirse en una conquistadora que nunca volvió a la España y que encontró allí al amor de su vida. Su historia, que va de la mano de la mano de la conquista de Chile, en la que participó junto a Pedro de Valdivia, fue narrada en 2006 por Isabel Allende en su novela Inés del alma mía. El periplo que la llevó a convertirse en una de las fundadoras de la actual Santiago de Chile está siendo trasladado a una serie de ocho episodios por Televisión Española, la productora Boomerang y la cadena Chilevisión.

Elena Rivera interpreta a Inés y Eduardo Noriega a Valdivia en esta historia de amor de trasfondo histórico que concluye esta semana su rodaje en España (en Trujillo, La Calahorra y Cáceres) para seguir más delante en localizaciones de Perú y Chile. “Haremos prácticamente el mismo periplo que hicieron ellos, y ese creo que es uno de los atractivos de la serie: poder rodar en los escenarios naturales en los que estuvo Valdivia”, comenta en conversación telefónica desde el castillo de La Calahorra Jorge Redondo, productor de Boomerang.

La fortaleza granadina se convertirá en la pantalla en el castillo de Francisco Pizarro en Cuzco, desde donde Valdivia y Suárez partieron al Sur, a través del desierto de Atacama, para conquistar nuevos territorios. “Hemos tenido que llevar un barco para Perú y otro para Chile. En Santiago la cultura cinematográfica es de otra manera, es cine casi más de autor. En vez de una preproducción, ha habido tres. Ha sido un encaje de bolillos”, explica Redondo. En Perú se rodará durante ocho o nueve días en zonas arqueológicas del valle de Cuzco como Ollantaytambo, Chinchero o Pisak. En Chile, donde el equipo permanecerá hasta mediados de diciembre, se rodará en Atacama, Valdivia, la Araucanía y Santiago, en donde se levantará una ciudadela para recrear los inicios de la capital. “Ha sido un proceso largo de un año y pico conseguir los permisos, tenemos que meter ahí cámaras, caballos, gente de figuración...”, dice el productor.

Uno de los atractivos para que TVE se interesara por adaptar la novela fue el contexto histórico y lo poco conocidos que son los personajes en España pese a su importancia. “Los conquistadores que conocemos son Pizarro y Hernán Cortés, un poco Núñez de Balboa y para de contar. No había tiempo para más en EGB, ahora creo que todavía hay menos”, opina Paco Mateo, el guionista encargado de adaptar el texto de Allende. La escritora chilena, amante de la historia, se documentó hasta la saciedad para crear su obra. “Hay mucha documentación sobre Valdivia, se le hizo un juicio, que está totalmente registrado, porque en el imperio español, contra lo que mucha gente piensa, todo estaba perfectamente documentado, incluso los [juicios] de la inquisición. Valdivia incluso escribió unas cartas hablando de la conquista de Chile”, explica el guionista.

Elena Rivera en el rodaje de ‘Inés del alma mía’. ampliar foto
Elena Rivera en el rodaje de ‘Inés del alma mía’.

“Sabía quién era Valdivia, pero cuando ves en detalle la gesta que el tío acomete, atravesar un desierto, plantar una civilización a miles de kilómetros de su base, aislado, sin barcos, sin ayuda de nadie, me pone los pelos de punta”, prosigue. Había menos documentación sobre Suárez, quien incluso tuvo que hacerse pasar por criada del conquistador para esconder que eran amantes, cuando ella ya sabía que era viuda y la esposa de Valdivia seguía en España.

El guionista basa la trama en hechos acreditados, lejos de cualquier posible polémica sobre el papel de los conquistadores del siglo XVI. “Tanto la novela como nuestra adaptación lo que hace es fijarse en los hechos históricos, que son los que son. No son ni complacientes, ni leyenda rosa ni leyenda negra, es la verdad. Isabel se basó también en libros de periodistas de la época donde se cuenta lo que pasaba”, apunta Mateo. “Los cronistas, con una inocencia casi naíf, te podían describir lo malos y lo buenos que eran. De un capítulo para otro te pueden decir tanto que mataban gente como que al siguiente llegaban a un sitio y se llevaban muy bien con los indios. Que se casaban y vivían felices y al día siguiente entraban en un pueblo y lo machacaban. Hay de todo, como es lógico, en un proceso de conquista y de imperialismo", finaliza Mateo.

“A Valdivia le mueve la gloria y a Inés el conseguir un país libre, dos maneras de ver la conquista muy interesantes”, apunta Redondo, que dice que Elena Rivera da vida a una Inés muy contemporánea: “Está haciendo una Inés con mucha fuerza, una mujer que está fuera de los perfiles de su época, una persona que se embarca ella sola en cruzar el Atlántico para buscar a su marido. Los personajes van vestidos de época, pero podría ser perfectamente una historia del siglo XXI”.

Isabel Allende ha dado todo tipo de facilidades para la adaptación de su novela. "Se lee hasta las separatas, está entusiasmada, sabe que era difícil sintetizar en ocho capítulos todo su libro, que da para 100 capítulos, con mucha batalla, mucha historia, mucho personaje", apunta Redondo. Para Mateo, ese trabajo de sintetización ha sido una cuestión de economía: "Los guionistas en estos casos con tantos personajes que tienen una subtrama, lo que hacemos es recurrir a la economía de personajes, de acción y de tiempo. La economía no quiere decir amputar, quiere decir incorporar de alguna manera a la historia todo ese fondo de los personajes a la trama para que así se respete el espíritu de la novela original".

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
18lunes
19martes
20miércoles
Umbre
HBO España
Temporada 3
21jueves
22viernes
23sábado
24domingo
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información