Aliexpress WW
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército de EE UU incorpora a expertos en arte para los conflictos

Reservistas relacionados con el mundo artístico asesorarán a mandos militares para evitar destrucción y caos como el vivido en el museo Nacional de Bagdad en 2003

La ciudad de Palmira, patrimonio mundial de la UNESCO.
La ciudad de Palmira, patrimonio mundial de la UNESCO. GETTY

Se hicieron conocidos en el mundo a través de Monuments Men, una película dirigida por George Clooney que situaba la acción en la Segunda Guerra Mundial y el expolio artístico producido por los nazis. Entonces, cerca de 350 personas —la mayoría hombres pero también alguna mujer— vistieron el uniforme del Ejército para entre 1943 y 1951 rastrear y encontrar cuatro de los cinco millones de tesoros artísticos que robaron a sus legítimos propietarios las tropas de Hitler. Dos personas perdieron la vida en la operación.

Esta semana, en colaboración con el Smithsonian de Washington, el Pentágono informó de la creación de su propio equipo de Monuments Men. Se trata de hombres y mujeres reservistas del Ejército que son directores de museos, comisarios de exposiciones, arqueólogos, documentalistas y un largo etcétera de profesionales que tendrán su centro de operaciones en Fort Bragg, Carolina del Norte, dentro del Comando de Operaciones de Asuntos Civiles y Psicológicas del Ejército.

Las dos últimas guerras en las que ha estado y sigue involucrado Estados Unidos se libran en una tierra poseedora de algunos de los bienes más preciados y más antiguos de la historia de la civilización. Y sin embargo, como ocurrió durante la invasión de Irak en 2003, las tropas norteamericanas no pueden impedir la devastación de lugares icónicos o de un museo tan valioso como el que Bagdad tenía entonces en su ciudad. “Durante un conflicto, la destrucción de monumentos y el expolio de arte no es solo la pérdida de cosas materiales, supone también la privación de conocimiento, borrar la historia y la identidad de un pueblo”, aseguró Richard Kurin, antropólogo del Smithsonian durante el anuncio de la creación del nuevo equipo de expertos en arte para zonas en conflicto. “La cooperación entre el Smithsonian y el Ejército de Estados Unidos tiene por objetivo prevenir este crimen de guerra moral y legal”.

Según una información del diario The New York Times, el coronel del Ejército en la reserva Scott DeJesse, pintor texano y profesor universitario en Pensilvania, además de veterano de las guerras de Irak y Afganistán, aseguró esta semana que la misión de la nueva brigada no sería la búsqueda de obras de arte sino servir de intermediarios entre los mandos militares de EE UU y las autoridades de los lugares en conflicto para garantizar la preservación de la herencia cultural de las regiones impactadas por los combates así como ayudar a reconstruir la sociedad civil.

Los responsables del proyecto informaron de que el equipo comenzará las prácticas en la sede del Smithsonian en Washington en marzo del año que viene y esperan tener a 25 expertos desplegados sobre el terreno poco tiempo después. Al tratarse de reservistas, el equipo no estará desplegado a tiempo completo, pero se sumará a las unidades militares, incluidas zonas de guerra. “La idea última es identificar lugares para que no acabemos bombardeándolos o aparcando tanques encima”, concluyó Tim Purbrick, teniente coronel y veterano de la guerra del Golfo que acaba de regresar junto con el coronel DeJesse de un curso con el equipo británico militar encargado de la protección de la propiedad cultural.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >