Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE recupera con la investidura el liderazgo informativo

Unos 32 millones de personas conectaron al menos un minuto durante del debate en el Congreso el martes, cuando TVE tuvo la mayor cuota del día

Pedro Sánchez posa para los fotógrafos al termino del pleno donde ha conseguido los votos suficientes para ser investido presidente del Gobierno
Pedro Sánchez posa para los fotógrafos al termino del pleno donde ha conseguido los votos suficientes para ser investido presidente del Gobierno Valverdedelcamino

A las 14.29 del martes, además del periplo de ocho meses entre la primera victoria en las urnas de Pedro Sánchez y su investidura como presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados, acababan tres días de gloria en TVE. El debate en el Parlamento ha resultado el primer gran acontecimiento informativo en la memoria reciente en el que la cadena pública retoma el puesto de referente. Solo La 1, sin necesidad de sumarle los espectadores del 24 Horas (que en estos casos emite la misma señal), ha superado en audiencia cada uno de los tres días a La Sexta, la cual en los últimos años se ha venido convirtiendo en reina indiscutible de las retransmisiones en directo de cualquier asunto político o de gran relevancia.

El sábado, cuando comenzó el debate en el Congreso, el especial que Xabier Fortes dirigía en La 1 fue líder con un 9,9% de la cuota de la pantalla (1.226.000 espectadores), según datos de Kantar recogidos por Barlovento. En La Sexta Antonio García Ferreras dirigía un especial Al Rojo Vivo que se quedó en 9,3% (799.000 espectadores), lo que la diferenciaba de las dos investiduras previas del año pasado (y de la exhumación de Franco, y de la sentencia del procés, y en las dos elecciones generales, y de los comicios regionales...), en las que Ferreras había sido el líder. Fortes repitió como a la cabeza al día siguiente: su especial para el debate llegó al 22% de cuota de pantalla (1.014.000 espectadores); el de La Sexta se quedó en 12,4% (864.000 espectadores).

El martes, día de la prueba de fuego para el Ejecutivo en funciones, la clasificación se mantuvo: La 1 se mantuvo a la cabeza con un millón y medio de espectadores, lo que supuso un 20,1% de cuota. Fue el porcentaje más alto del día. Si se le suma la audiencia del canal 24 Horas, el resultado escala a 1.803.000 espectadores (un 24,2% de cuota). La Sexta, que sí había liderado durante parte de la mañana —entre las 10.30 y 12.35 con un 12,6% frente al 12,4% de La 1—, fue bajando conforme se acercaba la votación. En la franja entre las 12.35 y las 15.00, cuando la cuota de La 1 iba por la veintena, la cadena de Atresmedia se matnenía en un 13,5%.

Fue, en general, una investidura más vista que el previo y fallido intento, en julio. El sábado, unos 30.088.000 espectadores asistieron a al menos un minuto del debate: el día equivalente de julio, el 22, lo hizo un millón y medio menos de personas. El domingo la diferencia fue mayor: 30.109.000 espectadores ante los 28.093.000 del 23 de julio. Y para el martes la diferencia era aún mayor: 32.310.000 frente a los 27.905.000 del 25 de julio.

Es la mayor alegría en no poco tiempo para los periodistas de TVE, las cabezas más visibles de la parálisis en la que está inmerso el ente público. Son quienes han tenido que ver la caída sin frenos de los Telediarios, el buque insignia periodístico de la casa, que han pasado de ostentar la hegemonía informativa durante décadas a caer al tercer puesto en audiencias, por debajo de los informativos de las dos grandes cadenas privadas, Antena 3 y Telecinco.

Pero si la información ha tenido que ser la cara de la mala racha del grupo, también lo ha sido de los esfuerzos por mejorar. La 1 empezó el año pasado a recibir buenas críticas por sus innovaciones en las retransmisiones especiales, empezando por las elecciones generales del 28 de abril, en la que Ana Blanco y Carlos Franganillo estrenaron plató y formato mientras se esperaba el recuento. En julio, cuando llegó el primer debate de investidura y Blanco y Franganillo asumieron un programa especial desde las puertas del Congreso, el Telediario recibió su mejor dato desde la boda real del príncipe Enrique y Meghan Markle: 2,3 millones de espectadores, un 19,2% de cuota de pantalla.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >