Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIBROS / LECTURA

Los 50 libros que marcaron una década, según Alessandro Baricco

Ofrecemos un adelanto del último libro del autor italiano, en el que analiza 50 obras que leyó entre 2002 y 2012

Babelia ofrece un adelanto de Una cierta idea de mundo (Anagrama), del escritor italiano Alessandro Baricco y que sale a la venta mañana, en la que el autor recomienda 50 libros que leyó entre 2002 y 2012, de Desgracia, de J. M. Coetzee, a El Gatopardo, de Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Además del prólogo al libro, ofrecemos la lista completa de sus recomendaciones.

El escritor italiano Alessandro Baricco, fotografiado en Barcelona en 2019.
El escritor italiano Alessandro Baricco, fotografiado en Barcelona en 2019.

Hace diez años cambié de ciudad. ¿Y a mí qué?, diréis. Pues que allí dejé todos los libros que había leído hasta en­tonces para entrar en una casa en la que no había ni un solo libro mío. Con lo que ahora, aquí dentro, hay diez años de li­bros míos, mis últimos diez años. Los tengo colocados uno al lado del otro, no en orden alfabético o por tipología, sino según el orden en que los he ido abriendo (un sistema que, por cierto, recomiendo; en noches de aburrimiento, te pones a mirar los lomos y, echándole ganas, es como si revivieras frag­mentos de tu propia vida, basta dejar que te vuelva la sensa­ción de aquella vez que los tuviste entre las manos; y vuelve, vaya si vuelve). Esta es la razón por la que soy capaz de decir, con cierta exactitud, cuáles son los cincuenta mejores libros que he leído en los últimos diez años. Algo más difícil sería explicar por qué he decidido dedicarle un artículo a cada uno de ellos. Entregando uno a la semana, cada domingo, durante un año.

Para que otros también los lean, diría yo. Y ya con eso bastaría. Pero hay algo más. Por lo pronto me apetece hablar de libros en un momento en el que ya no parece tan impor­tante contarse cuáles son buenos y cuáles no, discutir un poco, tomar partido. Resulta más fácil hacerlo hablando de cine o de política. Y sin embargo ahí están siempre los libros, a mi­les, y ahí siguen, exponiendo una sociedad de placeres pa­cientes que, silenciosamente, contribuye al desarrollo de la inteligencia y de la fantasía colectivas. Todo lo que se pueda hacer para dar relevancia a esta apacible liturgia, que se haga. Y aquí estoy yo, cumpliendo con la parte que me co­rresponde.

Los 50 libros que marcaron una década, según Alessandro Baricco

Pero al final hay también otra razón, que para mí es in­cluso más importante y que he tratado de resumir en el títu­lo de este proyecto que ha durado un año. Una cierta idea de mundo. El hecho es que me resulta cada vez más difícil ex­presar lo que veo cuando miro a mi alrededor; y concentrar­me solo en una parte de este gran espectáculo no parece lle­var muy lejos, uno acaba topándose con tecnicismos que enfocan el detalle pero pierden de vista el conjunto que lo integra, que es lo que en realidad importa. Por otra parte, ¿cómo puede uno estar callado con todo lo que pasa alrededor? Con mayor razón si eres alguien que se gana el pan trabajando con la inteligencia y el gusto. Es un lujo que no te puedes permitir. Y después me viene a la mente una cosa que he aprendido de los más mayores: si quieres saber lo que piensan del mundo, simplemente déjales hablar de lo que conocen y aman de verdad. (Pregúntales cómo se imaginan el Paraíso si quieres saber qué piensan de la vida; no sé quién lo dijo, pero es cierto.) Yo tengo dos o tres cosas que conozco a fondo y que amo con locura. Una de ellas son los libros. Un día se me ocurrió la idea de que si me ponía a hablar de ellos, de uno en uno, solo de los buenos, sin hacer nada más que eso, se me ocurrió que de ahí podía surgir una cierta idea de mundo. Con muchas posibilidades de que fuera la mía.

Así que aquí estoy. Quisiera solo puntualizar que habrá un poco de todo, novelas, ensayos, tebeos, libros recién pu­blicados, textos quizás ya fuera de catálogo, basta que tengan forma de libro. Y quisiera también recordar que no son los cincuenta mejores libros de mi vida, eso sería otra cosa, una especie de Canon personal que nunca se me ocurriría realizar; estos cincuenta son fruto de la casualidad, de lo que por azar he leído en un período de mi vida, solo eso. Para que nos entendamos, no estará Viaje al fin de la noche (ese lo leí cuando tenía veinte años). Ni Anna Karénina (que me reservo para alguna larga convalecencia, deseando entonces no tener que leérmelo nunca). Simplemente he elegido los mejores cincuenta libros de entre los que he leído recientemente, de los que hablo con los amigos cuando terminamos las discusiones sobre cine y política. Se merecían algo más.

A. B., noviembre de 2012

 Las 50 recomendaciones:

1. Open. Memorias, de Andre Agassi.

2. Las raíces del Romanticismo, de Isaiah Berlin.

3. Olive Kitteridge, de Elizabeth Strout.

4. American Dust, de Richard Brautigan.

5. Ejercicios espirituales y filosofía antigua, de Pierre Hadot.

6. La visita del médico de cámara, de Per Olov Enquist.

7. Fantozzi totale, de Paolo Villaggio.

8. Democrazia: Cosa può fare uno scrittore?, de Antonio Pascale y Luca Rastello.

9. La mujer en el siglo XVIII, de Edmond y Jules de Goncourt.

10. Desciende, Moisés, de William Faulkner.

11. Anatomía de un instante, de Javier Cercas.

12. Las abejas y las arañas: La Querella de los Antiguos y los Modernos, de Marc Fumaroli.

13. Magallanes: El hombre y su gesta, de Stefan Zweig.

14. Storia delle idee del calcio, de Mario Sconcerti.

15. La princesa prometida, de William Goldman.

16. Desgracia, de J. M. Coetzee.

17. En ningún lugar. En parte alguna, de Christa Wolf.

18. La guerra del Peloponeso, de Donald Kagan.

19. La trilogia Adamsberg, de Fred Vargas.

20. The Sage of the Century Trilogy: The Fountain Overflows,This Real Night, Cousin Rosamund, de Rebecca West.

21. Bangkok, de Lawrence Osborne.

22. Divina. Suzanne Lenglen, la più grande tennista del mondo, de Gianni Clerici.

23. El Gatopardo, de Giuseppe Tomasi di Lampedusa.

24. La casa de las bellas durmientes, de Yasunari Kawabata.

25. Padre Pio. Miracoli e política nell’Italia del Novecento, de Sergio Luzzatto.

26. The Complete Western Stories, de Elmore Leonard.

27. The Parthenon, de Mary Beard.

28. La luchadora de sombras, de Inka Parei.

29. Una historia conmovedora, asombrosa y genial, de Dave Eggers.

30. En casa. Una breve historia de la vida privada, de Bill Bryson.

31. La piel, de Curzio Malaparte.

32. Discurso del método, de Descartes.

33. A Romance on Three Legs. Glenn Gould’s Obsessive Quest for the Perfect Piano, de Katie Hafner.

34. Desayuno en Tiffany’s, de Truman Capote.

35. En la corte del lobo, de Hilary Mantel.

36. Die Kultur der Niederlage, de Wolfgang Schivelbusch.

37. Tiempos difíciles, de Charles Dickens.

38. Melancolía, de Jon Fosse.

39. El hereje y el cortesano. Spinoza, Leibniz y el destino de Dios en el mundo moderno, de Matthew Stewart.

40. Chesil Beach, de Ian McEwan.

41. El diccionario del diablo, de Ambrose Bierce.

42. Historias, de Heródoto.

43. Claus y Lucas, de Agota Kristof.

44. La cultura nazi. La vida intelectual, cultural y social en el Tercer Reich, de George L. Mosse.

45. 2666, de Roberto Bolaño.

46. El imperio irresistible, de Victoria de Grazia.

47. Le scimmie sono inavvertitamente uscite dalla gabbia, de Dario Voltolini.

48. Napoléon à Moscou, de Anka Muhlstein.

49. La paga del sábado, de Beppe Fenoglio.

50. Autobiografía, de Charles Darwin.

Este es un adelanto de Una cierta idea de mundo, de Alessandro Baricco. Anagrama. 200 páginas, 17 euros.