Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Quien piense que con 28 años vengo a retirarme está loco"

El Sevilla presenta a Reyes ante cerca de 2.000 aficionados

Colorido en la mañana festiva del Ramón Sánchez Pizjuán. La presentación de José Antonio Reyes como nuevo jugador del Sevilla ha despertado una tremenda expectación en los cerca de 2.000 aficionados que han respondido al reclamo de un futbolista que ha ilusionado a la hinchada del conjunto hispalense. Escoltado por el presidente, José María del Nido, sonriente y feliz, Reyes ha desgranado las sensaciones en su regreso a casa ocho años después. Lo primero que ha subrayado el presidente del Sevilla es el gran esfuerzo que ha hecho Reyes por volver a vestir la camiseta del Sevilla. Un millón de euros ha perdonado el futbolista para regresar a su casa. "Prefiero perdonar mucho dinero y vestir la camiseta del Sevilla a no perdonar y no poder venir aquí. No quiero hablar más del Atlético", ha indicado el utrerano, quien el pasado mes de noviembre se plantó en el Pizjuán para indicarle a Del Nido y Monchi que quería regresar al club. Su padre y sus hermanos, en la primera fila de la sala de prensa del estadio, asentían plenos de felicidad. Se trató del primer paso en un proceso que se desató después del enfado del extremo con Gregorio Manzano, exentrenador del Atlético.

Fue después de esa reunión cuando el presidente le indicó al entrenador, Marcelino, que existía la posibilidad de fichar a Reyes en el mercado invernal. "Lo primero que me preguntó Marcelino es si venía motivado. Le contesté lo mismo que les digo a ustedes. Reyes viene al Sevilla con un diez de ilusión y motivación. No tengo duda de que triunfará en el Sevilla", ha atestiguado el propio presidente, quien ha reconocido que el regreso de Reyes se convirtió para él en un asunto personal.

Las dudas que motivan la vuelta del futbolista ocho años después han planeado en su presentación. En los dos últimos meses, Del Nido y Monchi han hablado en numerosas ocasiones con el jugador para asegurarse de que su motivación e implicación son plenas. No desean que se repitan experiencias anteriores frustrantes, como ocurrió con Jesuli, repescado del Celta.

Reyes, rotundo, ha tratado de disipar todo tipo de dudas. "Quien crea que con 28 años vengo a retirarme al Sevilla está loco. Quiero ganar títulos con el Sevilla, lo he hecho en todos los equipos que he estado y ahora deseo hacerlo en el mío. El Sevilla es un grande, una entidad que ha cambiado mucho desde que me fui", ha asegurado el extremo.

En la grada del estadio sevillista, los aficionados esperaban ansiosos la típica estampa de Reyes con su nueva camiseta. "Estoy loco por jugar el domingo en Vallecas", le ha reconocido a Monchi camino de los vestuarios. "Hacía mucho tiempo que no me hacía tanta ilusión un fichaje. Nos saldrá bien, está muy implicado", ha admitido el director deportivo de la entidad sevillista, quien no acababa de digerir la derrota ante el Valencia en la Copa, competición en la que el Sevilla tiene depositadas muchas esperanzas. Reyes quiere ganar títulos y la primera opción esta temporada pasa por este torneo. Mientras, en el césped, Reyes desataba la locura. La esperanza de la afición andaluza pasa por el rendimiento que pueda ofrecer este futbolista genial y, a veces, anárquico.

Puedes seguir Deportes de Valverdedelcamino en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.