Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un título que vale la Euroliga

El Valencia Basket recibe al Unics Kazán en la ida de la final de la Eurocup, cuyo ganador jugará el próximo año el gran torneo europeo

Lishchuk, en el entrenamiento del Valencia Basket. Ampliar foto
Lishchuk, en el entrenamiento del Valencia Basket. EFE

Los 110 puntos con que provocaron la primera derrota liguera del Real Madrid han hinchado el orgullo y la confianza del Valencia Basket ante la ida de la final de la Eurocup, este jueves (18.30, Teledeporte) ante el Unics Kazán en el pabellón Font de Sant Lluís. Unos 9.000 espectadores llenarán la cancha y la afición taronja se ha movilizado para recibir al equipo dos horas antes del partido. Es la sexta final europea para los valencianos en su corta historia continental (desde 1998), y el reto es levantar el tercer cetro, tras la Copa ULEB de 2003 y la Eurocup de 2010. La corona trae además premio gordo: el ganador jugará la próxima Euroliga, un paraíso para el conjunto español ante la dificultad de acceder a ella a través de la competición doméstica debido a las plazas ya fijas.

El Valencia ha interiorizado el lema de su camiseta, Cultura del esfuerzo, en su juego bajo la batuta del técnico Velimir Perasovic. El preparador ha impregnado su mentalidad competitiva en un grupo lleno de bregadores y en el que no destaca ninguna gran figura. Lejos quedan aquellos años en que detrás había un patrocinador potente y un buen cheque para gastar en contrataciones y sueldos altos. Al Valencia, antes Pamesa, no le duró el traje de nuevo rico sino que tuvo que volver a vestirse de obrero. Así es segundo en la Liga Endesa y finalista europeo, con un baloncesto caracterizado por la fortaleza y unión de sus piezas y la velocidad ofensiva. Perasovic quiere que corran los suyos para viajar a Kazán para la vuelta del próximo miércoles con un cierto colchón de seguridad. Un guion diferente del que pretende escribir el Unics, más cómodo con las posesiones largas y el ritmo adormecido del partido.

El equipo de Perasovic pretende explotar su velocidad ofensiva

Entre ese control y el deseo del Valencia de enloquecer el encuentro con el contraataque se decidirá el campeón. Los rusos confían en el base estadounidense Andrew Goudelock (ex de los Lakers), nombrado mvp de la competición, con una media de 19,1 puntos por partido, y secundado por dos viejos conocidos: Zisis (Bilbao Basket) y Eidson (Barcelona). El Unics se faja con la mejor defensa del torneo (64,4 puntos recibidos de media) y su entrenador, el italiano Andrea Trinchieri, también ha sido elegido el mejor de la segunda competición europea.

Goudelock, en la Fonteta. ampliar foto
Goudelock, en la Fonteta. efe

Recibe el Valencia a un rival ante el que ha doblado la rodilla dos veces este curso (82-75 y 73-76), y que llega a la Fonteta con 20 victorias y solo dos derrotas en el torneo. En esos precedentes los de Kazán impusieron su físico. “Ahora cambiaremos cosas pequeñas, pero nuestro estilo es nuestro estilo y no lo cambiaremos”, avisa Perasovic, que recupera al pívot ucranio Lishchuk después de casi tres meses sin competir por una lesión muscular. Pau Ribas y Rafa Martínez serán los encargos de intentar ponerle los grilletes a Goudelock. “Si defendemos mal, como hicimos en el último cuarto contra el Madrid, nuestra velocidad no vale nada. Hay que tener equilibrio”, avisa Perasovic. “No se puede tener un resultado en la cabeza. Yo querría ganar de 50 si es posible pero hay que jugar minuto a minuto contra un equipo que también juega así, que nunca gana los partidos en tres minutos sino que van como hormigas, juegan intenso, duro y concentrado y hay que responder con las mismas armas. Su fuerza no está en un jugador. Está, sobre todo, en la defensa, el control del juego y la dureza que imponen”. Está en juego un título y un billete para la Euroliga.

Valencia Basket: Van Rossom, Rafa Martínez, Sato, Doellman y Dubljevic -posible cinco inicial-; Ribas, Lucic, Lafayette, Aguilar, Abbia y Lishchuk.

Unics Kazán: Zisis, Goudelock, Kurbanov, Harangody y Vougioukas -posible cinco inicial-; McKee, Kaimakoglou, Sergeev, Sokolov, Antipov, Eidson y Veremeenko.

Árbitros: Radovic (Cro), Sahin (Ita) y Latisevs (Let).

Pabellón Font de Sant Lluís. 18.30, Teledeporte.

Puedes seguir Deportes de Valverdedelcamino en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información