Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dubljevic frustra a Unicaja

El Valencia se apunta el primer asalto de la final de la Eurocup (68-62) gracias a la decisiva aparición del pívot montenegrino

Dubljevic, ante Omic
Dubljevic, ante Omic EFE

Se agigantó Dubljevic en mitad de la batalla y el Valencia se apuntó el primer asalto de la final de la Eurocup. Dos triples y dos rebotes del pívot montenegrino en los tres últimos minutos desmontaron el abnegado planteamiento de Unicaja y colocaron al conjunto de Pedro Martínez a un partido del título tras derrotar a su rival por quinta vez en lo que va de temporada. Se reinventó el equipo malagueño para romper la estadística, pero no le bastó ante la torre taronja (14 puntos, ocho rebotes y 23 de valoración).

De inicio, Omic neutralizó a Dubljevic, Brooks y Nedovic afinaron la puntería desde el perímetro y Unicaja se presentó en La Fonteta con un contundente parcial de 7-17 en seis minutos. Con el comienzo del baile de rotaciones, el Valencia encontró en su segunda unidad el lubricante necesario para poner en marcha su lustroso engranaje. Primero Sastre y después Will Thomas encontraron las pocas rendijas del dique de contención de Plaza y devolvieron en un santiamén el golpe con un 13-3 que equilibró el pulso (20-20, m. 10).

Unicaja, que había anotado sus cuatro primeros triples, falló los seis siguientes; sin embargo, el cuadro malagueño tuvo la virtud de amurallarse con una defensa rocosa. El Valencia estuvo casi cuatro minutos sin anotar hasta que un bingo de Rafa Martínez desde el 6,75 espoleó a su equipo y le convirtió en el máximo anotador histórico de la competición superando los 1.188 puntos de Marko Popovic. La casta del capitán taronja y de San Emeterio enderezaron a los locales; pero, mientras el Valencia apretaba los dientes, Unicaja se manejaba con mayor dinamismo. Apenas un trampantojo en un marcador cambiante.

La pizarra de Plaza puso grilletes a Van Rossom, pero el desenfoque de Jamar Smith (0 de 5 en tiros de campo en la primera mitad) y el destemple de Nedovic tras su paso por el banquillo igualaron el debate por el ritmo. El partido se convirtió entonces en una sístole y diástole sin dueño que derivó en otro empate al descanso tras un palmeo de Dubljevic sobre la bocina (35-35, m. 20). Unicaja no materializó en números su sensación de dominio y el Valencia atajó sus dos intentos de demarraje. No perdonaron los naranjas.

Se prolongó la igualdad tras el entreacto, escenificada en el duelo hercúleo entre Dubljevic y Omic. Con ellos en la pista, el partido era un cuatro contra cuatro con las dos torres en una dimensión paralela. Entre el ajedrez y las artes marciales, el montenegrino y el esloveno bregaron hasta la extenuación, espantando el epicentro de las operaciones hasta el perímetro. El Valencia, que presentaba un 3 de 12 desde el 6,75, se desató con dos dianas de Sato y Thomas que otorgaron la primera ventaja del partido al conjunto de Pedro Martínez (50-46, m. 29).

La anotación languidecía con el paso de los minutos y Unicaja se tuvo que defender con el sustento de Okouo mientras Omic recuperaba el resuello. Poco argumento ante un Valencia que, con la inercia del perseguidor, comenzó a tomar impulso abrazado a la energía de Oriola (60-52, m. 33). Flaqueaban las fuerzas y entre Brooks y Omic fallaron bajo el aro una canasta psicológica para Unicaja. Pero un triple de Fogg y otra canasta del propio Brooks prolongaron la intriga hasta el último minuto (65-62, m. 39). Pero ahí apareció Dublejevic para frustrar definitivamente a Unicaja y sentenciar el primer asalto de la serie.El viernes, en Málaga, segundo capítulo.

Puedes seguir Deportes de Valverdedelcamino en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información