Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Silvia Meseguer: “Este año he sentido lo que es ser profesional”

La centrocampista del Atlético, con la carrera de medicina terminada y la cabeza liberada, ha podido dedicarse exclusivamente al fútbol por primera vez en años

Silvia Meseguer, la semana pasada en la Ciudad Deportiva del Atlético.
Silvia Meseguer, la semana pasada en la Ciudad Deportiva del Atlético.

Silvia Meseguer atiende a Valverdedelcamino en el Cerro del Espino, ciudad deportiva del Atlético. Hace un sol de verano y los aspersores funcionan a toda pastilla. La centrocampista, de 30 años y licenciada en Medicina, aparece por las gradas hora y cuarto antes de que comience el entrenamiento. Solventada la Liga, se prepara para la final de la Copa de la Reina, este sábado (20.30, Telecinco y ETB1) contra la Real Sociedad, en Granada. Ganarla supondría un histórico doblete para el club rojiblanco.

Pregunta. Ha ganado cuatro Copas ya, tres con el Espanyol y una con el Atlético. ¿A qué sabe este trofeo?

Respuesta. Es el primero que gané así que para mí tiene un significado especial.

P. ¿El recuerdo más especial?

R. Cada uno tiene el suyo, pero quizás la que gané con el Atlético porque el club nunca la había conseguido. Empezamos ganando 3-0 la primera parte al Barcelona sin ser favoritas, veníamos de hacer una temporada regular. Nos metieron dos goles en la segunda parte y acabamos sufriendo. Recuerdo la afición, jugábamos en los campos de la Federación, y eran casi todos del Atlético. Sentir su apoyo nos dio las fuerzas para acabar ganando.

P. ¿Cómo visualiza esta final?

R. A partido único puede pasar cualquier cosa, pero nosotras somos favoritas por el año que hemos hecho y por haber ganado las dos últimas ligas. Para ellas también es hacer historia porque nunca han llegado a una final. Va a ser complicado, el que mejor haga las cosas se la llevará.

P. ¿Cuándo era niña se imaginaba que pasaría todo esto?

R. Para nada, no sabía ni que iba a ser profesional… ¡como para imaginarme todo esto! Jugaba al fútbol porque me gustaba mucho y he ido dando pasos hasta llegar hasta aquí.

P. ¿Cuántas energías nerviosas ha quitado el mano a mano con el Barça durante toda la Liga?

R. Se ha hecho muy larga la temporada porque al final es mucha tensión la que hay en todos los partidos, sobre todo en los últimos diez que es cuando se decide el campeonato. Vienes ya arrastrando lo de todo el año y a nivel mental no estás igual que al principio y cuesta, cuesta acabar la temporada y más de esta forma. Cada partido cuesta muchísimo ganarlo, sabes que si te dejas un punto pierdes todo el año... los últimos meses han sido estresantes.

P. Y a usted le queda el Mundial… ¿Cómo va a recargar pilas?

R. Hemos tenido muy poco descanso, el calendario ha sido muy apretado… pero tendré unos días para desconectar antes de concentrarme con la selección. Para jugar un torneo como el Mundial, de todas formas, siempre hay fuerzas.

P. ¿Qué hace para desconectar?

R. Nada de fútbol, eso lo primero. No quiero pisar un campo ni de broma. Me gustaría irme de viaje a algún sitio.

P. ¿Cuál es la clave del éxito del Atlético?

R. Saber cuáles son nuestras debilidades y saber que si no estamos al cien por cien en cada partido no vamos a ganar. Nos centramos en no ser vulnerables, en dar el máximo en cada entrenamiento y en tomarnos cada partido no como si fuera una final pero sí como si fuera algo que nos condiciona el resto de la Liga.

P. ¿Cuáles son sus debilidades y sus virtudes?

R. Nuestra mayor virtud es que somos un equipo muy compacto, que somos todas muy trabajadoras y jugamos todas para todas. Además, arriba tenemos a gente que marca las diferencia como Jenni [Hermoso] y Ludmila [Da Silva] y eso nos da mucho. Las debilidades... pues que se encarguen de desvelarlas los equipos rivales, es trabajo de ellos.

P. ¿Qué aporta al equipo Jennifer Hermoso?

R. A mí me da muchísima tranquilidad jugar con Jenny porque le puedes dar el balón en las condiciones que sean que ya lo va a controlar y se lo va a quedar. Como mediocentro es un lujo tenerla al lado y luego además tiene una capacidad goleadora que sabes que en cualquier momento puede aparecer, no sólo en la definición. También en momentos del partido que lo estás pasando mal, aparece ella y te da tranquilidad en la medida que le da la justa pausa al juego. Aporta muchísimo al equipo.

P. Contaba hace unos meses que esta temporada, después de años compaginando entrenamiento y estudios [de medicina] se había ganado disfrutar únicamente de la pelota. ¿Lo ha conseguido?

R. Sí, he sentido lo que es ser profesional. Realmente también lo era antes, pero era diferente porque siempre tenía la cabeza pendiente de estar estudiado. Y claro, es totalmente diferente. Ojalá lo hubiera podido hacer otros muchos años.

P. ¿De qué ha disfrutado más?

R. De llegar a casa y poder descansar y no estar pensando en que tengo que estudiar, de tener la cabeza más liberada.

P. ¿Cuándo se alcanza la madurez futbolística?

R. Para mí los mejores años del fútbol son a partir de los 28 porque a nivel físico sigues estando perfectamente y encima tiene muchísima experiencia, y eso es lo que marca la diferencia. No es lo mismo disputar una final habiendo jugado cinco que con 18 siendo la primera.

P. ¿En qué ha crecido más?

R. Con la experiencia de haber jugado partidos domino más las situaciones.

P. ¿Cuántos ojos hay que tener para jugar de centrocampista?

R. Muchos… porque si te despistas te quitan el balón enseguida y encima en una posición peligrosa. En partidos que no estás metida al cien por cien se nota muchísimo que tu nivel baja, por cualquier lado te pueden estar presionando, tienes que estar pendiente de quien te ataca la espalda. La concentración es muy importante.

P. ¿Qué le genera más satisfacción en un partido?

R. Este año uno de los partidos que más he disfrutado fue la semifinal de Copa aquí en el Cerro porque fue una sensación de haber estado trabajando ese partido durante toda la semana y que todas las cosas que trabajamos en equipo salieron en el campo. Trabajar algo que luego salga y ganar algo todas juntas es la mayor satisfacción.

P. ¿Qué le faltó al Atlético en Champions?

R. Con los cruces no hemos tenido mucha suerte. Contra el Wolfsburgo no tuvimos opciones en ninguno de los dos partidos y hay que reconocerlo. Para alcanzar a equipos de ese tipo tenemos que seguir trabajando, seguir a lo nuestro y poco a poco llegar a su nivel.

P. En el Wanda se batió este año el récord mundial de asistencia en un partido femenino. ¿Qué significa para usted y para el Atlético?

R. Estaba claro que si abríamos el Wanda la afición del Atlético iba a responder. La sensación de salir al campo y verlo lleno es espectacular. He tenido la suerte de vivirlo una vez… me voy muy contenta ya con eso.

P. ¿Todavía se emociona?

R. Sí, cuando sales al campo por el túnel de los vestuarios y escuchas el himno del Atlético es algo inolvidable. Eso demuestra que el fútbol femenino está creciendo y que interesa a todo el mundo y que la afición del Atlético es la primera que siempre está presente.

Puedes seguir Deportes de Valverdedelcamino en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >