Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nigeria, las ‘Súper Halcones’ de África

Ganadora de nueve de los últimos 11 torneos continentales, la selección de Thomas Dennerby busca superar la fase de grupos por primera vez desde 1999

La selección nigeriana de fútbol femenino, antes de iniciar un partido. rn
La selección nigeriana de fútbol femenino, antes de iniciar un partido.

Durante muchísimos años, las Súper Halcones han sido un equipo hecho a toda prisa con diferentes elementos en el menor plazo de tiempo posible y del que se esperaba que obtuviese óptimos resultados con muy poca preparación. En su favor hay que decir que casi siempre han cumplido, especialmente en el continente donde han ganado nueve de las 11 Copas de Naciones Africanas Femeninas (CNAF).

Sin embargo, el torneo de 2018 fue la señal más clara de que el dominio nigeriano en el continente se está viendo amenazado. Aunque las Súper Halcones se llevaron al final el torneo, Camerún y Sudáfrica las pusieron a prueba y les plantaron cara en la semifinal y en la final. Nigeria tuvo que llegar a los penaltis para ganar los dos partidos.

La continua brillantez de las mujeres ha contribuido a tapar las deficiencias que existen. Reciben muy poca financiación porque los hombres – como ocurre en tantos otros países – son prioritarios. Sus estrellas Asisat Oshoala y Desire Oparanozie tuvieron que expresar su frustración en las redes sociales por la falta de partidos del equipo después de ganar la CNAF en diciembre de 2016. Las Súper Halcones no jugaron un partido hasta abril de 2018, unos meses antes del siguiente torneo.

Con vistas al Mundial femenino, la Federación Nigeriana de Fútbol (FNF) ha empezado a hacer las cosas como es debido y se ha asegurado de que el equipo tenga una preparación mucho mejor. La contratación de Thomas Dennerby, que fue tercero con Suecia en el Mundial de 2011, fue una clara señal, y luego Nigeria participó en el Torneo de las Cuatro Naciones de Meizhou, en la Copa de Chipre y estuvo entrenando en España donde jugó un amistoso contra Canadá antes de realizar su preparación final en Austria.

La FNF espera ahora que las Súper Halcones puedan repetir sus éxitos en el continente en el escenario mundial y que, como mínimo, superen la fase grupos por primera vez desde 1999.

Sin embargo, el sorteo ha sido duro con ellas y han acabado encuadradas en el Grupo A con la anfitriona Francia, Corea del Sur y Noruega. Dennerby cree que será fundamental tener “tres o cuatro puntos” antes del último partido del grupo contra Francia (Nigeria perdió 8-0 frente a Francia en un amistoso el año pasado).

Dennerby ha tratado de inculcar algo de orden en ataque y se ha esforzado en que las jugadoras trabajen más en bloque, pero manteniendo al mismo tiempo el empuje y el ritmo de la línea ofensiva.

El jugar con un 4-5-1 que se transforma fácilmente en un 4-4-2 cuando empieza Rasheedat Ajibade, el brío y la agilidad de la delantera del Barcelona Oshoala, la fuerza y la elegancia de Oparanozie, y el dinamismo y la creatividad de Francisca Ordega son fundamentales para el juego ofensivo del equipo.

Las Súper Halcones juegan con un sistema ofensivo fluido basado en las transiciones rápidas hacia sus veloces atacantes. A pesar de que la inagotable Rita Chikwelu tapa varios agujeros en el centro del campo junto con Halimatu Ayinde, hay espacios que las rivales pueden aprovechar, por lo que la eterna Onome Ebi y la defensa tienen que mantener una línea defensiva adelantada.

La defensa pareció fuerte en la CNAF, donde solo recibió un gol en todo el torneo, pero los amistosos para el Mundial pusieron de manifiesto su debilidad en las jugadas a balón parado.

Seleccionador

Para buscar algo más que éxitos continentales, Nigeria contrató a Thomas Dennerby en enero de 2018, después de que la FNF fracasara en su intento de fichar al entrenador estadounidense Randy Waldrum. Ha tenido que trabajar duro para que le acepten porque ha sustituido a Florence Omagbemi, la leyenda de las Súper Halcones, que había ganado un título de la CNAF y que había estado en la lista de candidatos a Entrenador del Año de la FIFA.

Pero el exseleccionador sueco tenía un currículum impresionante que probablemente justificaba la decisión de la FNF. Dennerby ha cosechado éxitos con el equipo, con el que ha ganado el título de la CNAF y el bronce en la primera Copa WAFU, pero ahora tiene que esforzarse mucho para destacar también a nivel mundial.

Jugadora estrella

Asisat Oshoala. Después de ganar el Balón de Oro sub-20 y la Bota de Oro en 2014, Superzee no ha mirado atrás. Ha conseguido tres premios de Futbolista Africana del Año, que la fichasen el Liverpool y el Arsenal, y ahora está cedida en el Barcelona después de un desconcertante traspaso a China. Oshoala marcó siete goles en siete partidos de liga para el Barcelona y contribuyó a que el equipo español llegase a la final de la Liga de Campeones.

¿Sabía que...?

Rasheedat Ajibade, una de las jóvenes estrellas más brillantes del equipo también es una freestyler consumada. Ganó la primera edición del Campeonato Nacional de Freestyle de Nigeria y mantuvo su título en septiembre de 2018. Aparte del freestyle, Ajibade también ha cosechado éxitos como patinadora y se clasificó en primer lugar en el campeonato de patinaje del estado de Lagos.

Breve historia del fútbol femenino en Nigeria

El fútbol femenino en Nigeria empezó a finales de la década de 1960 cuando se jugaba pasivamente en los colegios y en las calles de los pueblos y las grandes ciudades cuando las chicas se unían a los chicos para jugar.

La creación de la Asociación Organizadora del Fútbol Femenino de Nigeria en 1978 fue otro paso importante para el fútbol femenino en el país. Pero pasaron otros seis años antes de que la princesa Bola Jegede organizase el primer campeonato nacional de fútbol femenino, que se celebró en el Estadio Nacional en Lagos.

El equipo nacional femenino empezó a disputar partidos en 1991 con el Campeonato Africano. Nigeria ganó el título al derrotar a Ghana en la final y se clasificó para el primer Mundial femenino en China.

Las Halcones ganarían siete campeonatos continentales seguidos antes de terminar terceras en 2008. Después de 2008, su cuarto lugar en 2012 sirvió de interregno en el dominio nigeriano en el continente. El éxito en el continente no se ha repetido hasta ahora en el Mundial ya que la selección nacional absoluta femenina solo ha pasado una vez de la fase de grupos.

¿Qué jugadora sorprenderá a todos en el Mundial?

Onome Ebi. Esta jugadora de 36 años, que va a jugar su quinto Mundial, ha envejecido como el buen vino con su impresionante fuerza y su determinación de acero. Puede que haya perdido un poco de brío, pero lo compensa con su magnífica capacidad de lectura del partido y su anticipación. La defensa del Henan Huishang siempre sabe cuándo salir de su posición para presionar a los delanteros y cuándo no.

¿Cuál es el objetivo realista de Nigeria en Francia y por qué?

Para un equipo que no pasa de la fase de grupos desde 1999, llegar a octavos de final podría ser un motivo de celebración. Las Súper Halcones están encuadradas en un grupo difícil y es muy posible que no superen la liguilla, pero si juegan con osadía y hacen una buena actuación, no será una decepción tan grande.

Presupuesto anual para el equipo nacional femenino (comparado con el masculino)

N/a

Jugadoras federadas:

N/a

Solomon Fowowe escribe en The Guardian Nigeria. Pueden seguirle aquí en Twitter.

Puedes seguir Deportes de Valverdedelcamino en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >