Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España vive al día

A falta de conformar un espinazo definitivo sobre el que terminar de pulir y desarrollar una propuesta futbolística, La Roja se agarra al presente para lograr la clasificación

Rodrigo controla la pelota durante el partido ante las Islas Feroe. En vídeo, declaraciones de Navas y Roberto Moreno tras el partido.

Sin seleccionador y sin un bloque definido, la selección española vive al día. El cortoplacismo predomina en La Roja en su intento de resolver la fase de la clasificación de la Eurocopa 2020. Hay una idea de juego clara e innegociable, pero aún no hay un espinazo definitivo sobre el que terminar de pulir y desarrollar la propuesta de jugar en campo contrario, de ejercer una presión alta y asumir el protagonismo de los partidos. Hay debate en la portería, no se consolida una pareja para Ramos, y tampoco los volantes que acompañan a Busquets parecen definidos. Arriba sigue sin definirse si el nueve es Morata o Rodrigo.

Esa sensación de poner el foco en el día a día aumenta con la ausencia de Luis Enrique por las causas de fuerza mayor que impiden su presencia. Si la solución en el trabajo diario fue instalar cámaras en Las Rozas para que el técnico asturiano, bien en directo, bien con grabaciones editadas, evaluara al grupo en los entrenamientos, en el encuentro de las Islas Feroe, el WhatsApp fue la herramienta con la que Luis Enrique intervino. “Ha sido a través de un grupo de mensajería de lo que veía. Me lo transmitían y hemos intentado hacer lo que él decía y lo que nosotros veíamos”, admitió Robert Moreno. La naturalidad y el convencimiento con el que explica los pormenores de la “anomalía normal” con la que definió el trance de colocarse al frente de la selección y las circunstancias propias del equipo han descubierto a un técnico con aplomo ante la prensa e incluso con salidas afiladas. También la incorporación a las últimas listas de Jesús Navas (34 años), Cazorla (34) y la treintena que ya alcanzan Parejo (30) y Iago Aspas (31) promueven la idea de esta España que lidia más con el presente que con el futuro. “Bendita madurez”, exhortó cuando se le preguntó por Cazorla y lo que supone repescar a un jugador de 34 años. “No pensamos en lo que pasará dentro de un año. Importa clasificarnos. Los años pasan y el rendimiento baja. Si no, Pelé y Maradona seguirían jugando”.

Desde las derrotas con Inglaterra (2-3) y Croacia (3-2) que impidieron a España estar en la final a cuatro de Liga de Naciones, las sensaciones transmitidas son las de un cuerpo técnico que se ve imposibilitado para mirar más allá de la clasificación. Todo parece ceñirse ahora al rendimiento puntual. “El tema del futuro, entendemos que preocupe, y que todo el mundo quiera tener la sensación de que estás construyendo algo, pero en una selección es difícil porque te juntas cinco veces al año. Entonces, lo que tenemos que ver son rendimiento”, defiende Moreno, antes de apostillar: “En la Eurocopa lo que importará será ese momento y ahí será cuando analizaremos cómo está la gente y contra quién nos enfrentaremos para decidir la lista”.

Parte del análisis del cuerpo técnico aún está enfocado en la aparición de esas sociedades y complicidades entre jugadores, tan vitales en el funcionamiento de cualquier equipo. En esta fase de clasificación lo más resaltable ha sido el dominio ofensivo de los laterales a partir de la creación de espacios y jugadas de dos contra uno. Jesús Navas y Jordi Alba fueron decisivos en la victoria ante Noruega. En Thorshavn, de nuevo Navas, y esta vez Gayá por la izquierda, fueron los que más daño hicieron. “Lo que tenemos que ver son rendimientos, sinergias entre los jugadores”, apunta Moreno. El aquí y al ahora están muy presentes en sus respuestas. “Está todo abierto, las cosas que si dicen son en el momento, no podemos hipotecarnos de por vida con los jugadores, siempre cuando hablamos de un jugador estamos hablando de rendimiento en ese momento”, respondió al ser cuestionado sobre las palabras de Luis Enrique cuando aseguró que David de Gea “es y será mi portero”. La titularidad de Kepa en dos de los últimos cuatro partidos ha debilitado la rotundidad de aquella sentencia. “El objetivo es clasificarse para la Eurocopa”, concluye Moreno.

Puedes seguir Deportes de Valverdedelcamino en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >