Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadal se mosquea con Wimbledon

El mallorquín lamenta el criterio del torneo en el diseño del cuadro, que le relegará de segundo a tercer favorito en beneficio de Federer: “Si lo hicieran todos me parecería correcto, pero si lo hace solo uno...”

Nadal, durante un entrenamiento reciente en Mallorca.
Nadal, durante un entrenamiento reciente en Mallorca. GTRES

El pasado domingo, Roger Federer engrosó su kilométrico expediente con su décimo trofeo en Halle. Fue su título 102 en el circuito profesional, y además tuvo una consecuencia directa: el suizo, número tres del mundo actualmente, será el segundo cabeza de serie en Wimbledon. Es decir, evitó un hipotético cruce con Novak Djokovic hacia una hipotética final, complicándole el trazado, de rebote, a Rafael Nadal. “Bueno, es lo de siempre. Es el único sorteo que en el que hacen lo que les parece en ese sentido”, comentó el balear en unas declaraciones al canal #Vamos, de Movistar.

Pese a ocupar el segundo puesto del ranking, Nadal fue desplazado por Federer de cara al sorteo que se llevará a cabo el próximo viernes en el All England Lawn Tennis & Croquet Club. Pero, ¿por qué? La historia no es nueva, y la respuesta sencilla: por la singularidad histórica de Wimbledon. El major británico se rige por sus propias normas y también lo aplica a la hora de configurar los cuadros.

En concreto, para decidir el orden de los cabezas de serie masculinos –no así las femeninas, respetando en este caso el listado de la WTA– atiende a los resultados sobre hierba de las dos últimas temporadas: a los puntos ATP añade los logrados sobre césped en el último año, y un 75% de los sumados el ejercicio anterior. En este sentido, Nadal no participará oficialmente en ningún evento antes de Wimbledon, que arranca el próximo lunes, 1 de julio. No lo hizo tampoco el curso pasado, mientras que Federer (37 años) apostó por Stuttgart y Halle la temporada pasada, y esta vez también compitió en Alemania. Por lo tanto, a juicio del grande londinense, ahora es merecedor de una posición más favorable.

“Es su criterio”, se resigna Nadal, de 33 años. “Sea como sea, tanto si soy número dos como si soy el tres tendré que jugar a mi mejor nivel para aspirar a las cosas que aspiro. Evidentemente es mejor ser dos que tres, pero si ellos consideran que debo ser el tres, lo aceptaré y lucharé para intentar ganar los partidos que me toquen y competir bien con los rivales que me toquen”, agregó el de Manacor, que la edición pasada cedió en las semifinales después de un intenso pulso con Djokovic, dividido en dos días a razón los horarios.

“Las semifinales aún quedan lejos”

“Lo único que no me parece bien de esta historia es que sea Wimbledon el que lo haga. Si lo hicieran todos me parecería adecuado o correcto, pero cuando solo lo hace un torneo... No solo es mi caso en particular, sino que ha ocurrido muchas veces en las que otros jugadores, por derecho propio porque han jugado bien todo el año en las diferentes superficies, se han ganado un estatus. Sin embargo, no se respeta ese estatus y por eso les pueden tocar cuadros más complicados”, lamenta Nadal.

“Lo único que me afecta el hecho de ser el dos o el tres es que si soy el tres, seguro que si quiero llegar a la final estarán en mi cuadro Djokovic o Federer”, prolongó en las declaraciones a #Vamos, “pero como eso solo podría darse en semifinales y para llegar hasta ahí tengo que ganar cinco partidos... A día de hoy eso queda lejos. No me lo planteo, intento estar en lo que tengo que estar, que es en llegar lo mejor preparado posible”.

En cualquier caso, Nadal apura la preparación antes de su desembarco en el SW19 de Londres. Allí tratará de sumar su tercer trofeo de Wimbledon, tras los que obtuvo en 2008 –en aquella final inolvidable contra Federer– y 2010 –en esta ocasión, frente al checo Tomas Berdych–. Además, el español también alcanzó las finales de 2006, 2007 y 2011, pero en los últimos tiempos la hierba se le resiste y el año pasado le puso freno Djokovic, que gobierna el circuito y defenderá en las dos próximas semanas el cetro.

Respaldo de Nole y quejas los dos últimos años

“Son sus reglas y tienes que respetarlas, aunque, para ser sincero, es un poco sorprendente", expresó el serbio a la agencia Reuters tras participar este martes en una exhibición. “Roger es el más grande de todos los tiempos y ha ganado más títulos de Wimbledon que ningún otro en la historia, así que si alguien lo merece es él, pero al mismo tiempo es Nadal al que se le está retirando como segundo cabeza de serie, por lo que es un poco sorprendente", manifestó.

Cuando era un niño que ya empezaba a destacar, Nadal era rotundo cuando se le preguntaba sobre qué torneo le gustaría ganar en el futuro. “Wimbledon”, decía el entonces adolescente mallorquín, acompañando el deseo de su tío Toni, otro enamorado del clasicismo y la mística del major inglés. No obstante, Nadal no ha terminado de encajar del todo bien en los últimos años algunas particularidades del torneo.

“¿El techo? No me parece bien…”, expresaba el último 15 de julio, reprobando la decisión de continuar el duelo con Nole a cubierto. “Aquí casi siempre juegan los mismos en la central, es una realidad. En otros torneos hay un poquito más de…”, protestó hace dos campañas, después de haber caído contra Gilles Müller en la Court 1; “aquí hay unos cuantos que hemos ganado mucho en nuestra carrera y tenemos detrás una historia importante. Un torneo que quiere ser tan especial y tradicional como Wimbledon debería repartir el número de partidos en la central y que no jueguen siempre los mismos”.

Puedes seguir Deportes de Valverdedelcamino en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información