Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Scaloni y la sombra de Gallardo

El entrenador, que supo ganarse la confianza de los jugadores, espera continuar en Argentina, mientras el nombre del técnico de River vuelve a estar en la órbita de la AFA

Scaloni, en un entrenamiento. Ampliar foto
Scaloni, en un entrenamiento. REUTERS

“¡Paren!, ¡paren! Este me quiere enseñar a pegarle a la pelota”. Messi se reía de Lionel Scaloni en una práctica de la selección argentina en la previa de Rusia 2018. Jorge Sampaoli le daba indicaciones al 10 para lanzar una falta lateral, pero el rosarino no hacía exactamente lo que pedía su técnico. Si se tiene en cuenta la calidad de Messi, probablemente no era su intención obedecerlo. Y apareció Scaloni, entonces ayudante de Sampaoli, para explicarle al delantero del Barcelona cómo debía ejecutarla. Nadie pudo contener las risas en el entrenamiento.

Un año más tarde, ya en la Copa América 2019, Scaloni es el número 1 del banquillo de la selección. Y el técnico pasó de las risas al enfado de sus dirigidos. Antes de la segunda jornada de la fase de grupos frente a Paraguay, el preparador tenía pensado dejar fuera del once a Agüero y a Di María. Hasta ahí, todo normal. Ni el Kun, menos el Fideo, habían hecho un buen partido en el debut ante Colombia. Sin embargo, el técnico filtró la alineación. “¿Me tengo que enterar por la prensa?”, le cuestionó el delantero del Manchester City, en una acalorada reunión con la plantilla. “A veces está bueno decirse las cosas a la cara”, justificaban desde el cuerpo técnico.

Argentina llegó a la semifinal de la Copa América y luchará por el tercer puesto este sábado ante Chile (21:00 horas). En el Mineirao, tras la derrota ante Brasil, los jugadores respaldaron al joven técnico, de 41 años, sin ninguna experiencia en los banquillos más que los 14 partidos al frente de la Albiceleste. “Empieza algo nuevo, algo lindo. Hay una camada buena, importante. Los chicos aman la selección y hay una base muy grande a la que hay que darle tiempo, espero que no les caigan con todo. Hay que dejarlos que crezcan”, soltó Messi ante los micrófonos. “Ya le dije a Scaloni que me tenga en cuenta que quiero seguir siendo parte. Me sentí cómodo, hay para crecer”, subrayó Agüero en la intimidad. Pero, ¿cómo pasaron Messi y Agüero de las risas al enfado, para después respaldar al entrenador?

En el entorno del cuerpo técnico coinciden: “Scaloni es muy vivo. Sabe ganarse a los jugadores”. En medio de la vorágine, cuando Claudio Tapia, el presidente de la AFA, despidió a Sampaoli después del Mundial de Rusia. Nadie quería hacerse cargo de la selección. La generación de Messi ya había pasado los 30 años y la nueva camada no despertaba ilusión. Pablo Simeone y Mauricio Pochettino ni pensaron en dejar el Atlético y el Tottenham, respectivamente, para viajar a Ezeiza. Tampoco Marcelo Gallardo, técnico multicampeón con River (10 títulos en cinco años, incluidas dos Copas Libertadores).

Scaloni dio un paso al frente. “Nadie quería agarrar esta selección y él lo hizo”, le reconocen los pesos pesados del grupo. “Se puede equivocar, pero acepta los errores y conversa con nosotros”, añaden desde el vestuario. “Sabe cómo llegarles a los futbolistas. Es joven y fue muy vivo para ganarse a los jugadores”, aseguran desde el entorno del preparador. Ya en Rusia había hecho de nexo entre Sampaoli y las vacas sagradas. A Tapia le conviene está situación. Y ya aclaró: “Tiene contrato hasta fin de año”. El vínculo de Scaloni con la selección mayor expira en diciembre, pero el suyo con la AFA en 2022 (que era el que había pactado como miembro del cuerpo técnico de Sampaoli).

La AFA tiene a su cargo el sueldo de cuatro entrenadores: Martino, Bauza, Sampaoli y Scaloni. A los tres primeros los despidió, el actual cuerpo técnico suma un coste de cerca de 500.000 dólares, muy lejos de cualquier entrenador de élite, inclusive en Argentina. Gallardo, por ejemplo, cuenta con un salario de siete millones por temporada. El nombre del actual entrenador de River vuelve a estar en la órbita de la Albiceleste para tomar el mando en enero de 2020, a tres meses de que comiencen las eliminatorias y a seis de la Copa América, que organizan Argentina y Colombia.

“La decisión es de Gallardo. Es un tema muy personal”, advierte Rodolfo D'Onofrio, presidente de River; “su contrato no tiene estipuladas sanciones o costos si él quiere irse. Es hasta el 2021, pero con libertad de partes”. Enzo Francescoli, director deportivo del club de la banda, también aceptó la posible salida de Gallardo. “Tenemos opciones dentro del club para reemplazarlo”, dijo el uruguayo. Gallardo se deja querer por la selección y hay un núcleo fuerte en la AFA que quiere un técnico con experiencia para liderar el nuevo proyecto con destino Qatar 2022, quizá la última oportunidad de Messi de levantar un Mundial.

La figura de Gallardo, bautizado Napoleón por sus éxitos en River, es codiciada en Argentina. Scaloni, sin embargo, está a la espera. Él se tiene confianza, los líderes del grupo también.

Puedes seguir Deportes de Valverdedelcamino en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información