Loading...
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando la vida depende de un agarre en la roca

Las muertes de escaladores como la reciente de Austin Howell, en solo integral, sin cuerdas ni seguridad, avivan la polémica sobre esta disciplina

Austin Howell, en una de sus escaladas. VÍDEO: Austin Howell

El eco del “¡Noooooo!” rebotó contra la pared y se escuchó con una nitidez sobrecogedora. Los escaladores que se preparaban en la base levantaron instintivamente la mirada para ver caer en silencio un cuerpo como si fuese una escena proyectada a cámara lenta. No hubo ningún grito más, tan solo el silencio del que acepta y el ruido del impacto: Austin Howell, de 31 años, acababa de perder la vida tras sufrir una caída de 25 metros cuando escalaba sin cuerda en Shortoff Mountain (Carolina del Norte, EE UU). Fue el pasado 30 de junio, y si bien este tipo de accidentes son infrecuentes (muy pocos escaladores son capaces de prescindir de la cuerda), es el segundo en los últimos 10 meses. El pasado 20 de agosto, el guía de alta montaña italiano Philipp Angelo (36 años) se precipitó al vacío desde una altura de 600 metros cuando escalaba en solo integral el Espolón Walker de las Grandes Jorasses (en el macizo del Mont Blanc, entre Francia e Italia). Ambos escaladores cayeron por idéntica razón: un agarre se rompió en sus manos.

Riley Collins, testigo directo del accidente de Howell, relató a la revista Rock and Ice que pudo ver cómo el agarre se rompía: “Apenas le quedaban unos pocos metros para acabar la vía. No fue culpa suya. Había preparado muy bien la ruta pero el canto de roca cedió…”.

Una cordada que se encontraba en la Walker por debajo de Angelo también refirió que escuchó claramente el sonido de la roca al romperse. Inmediatamente después, el cuerpo del italiano pasó en caída libre a unos metros…

Ambos escaladores presentaban motivaciones diferentes para prescindir de la seguridad de la cuerda. Mientras Howell se había hecho famoso a través de su cuenta de Instagram Freesoloist y se dedicaba en cuerpo y alma a escalar sin cuerda principalmente rutas de escalada deportiva difíciles, Angelo era uno de los mejores alpinistas de su generación y llevaba con suma discreción sus ocasionales flirteos con el solo integral. Ambos coincidían en un punto: su búsqueda no tenía nada que ver con el alimento de la adrenalina. Consciente del rechazo que el solo integral provoca en el público no iniciado (y también en muchos escaladores) y de una polémica que ahora se aviva con estas muertes, Howell había escrito en su web: “Escalar, para mí, ha sido un camino hacia la paz. Escalar en solo integral correctamente no es, de ninguna manera, un chute de adrenalina, sino más bien una sensación de control y serenidad. Si lo haces por el chute de adrenalina, eres un idiota y esto va a acabar contigo. Esto no se trata de sobrevivir a una escalada, yo quiero poseer la vía”.

Angelo mantenía una relación estrecha con la cara norte de las Grandes Jorasses, uno de los templos del alpinismo y el lugar donde perdió la vida. En 2014, cumplió un sueño al escalar en solitario la ruta Polaca. Dos años más tarde, junto al catalán Marc Toralles, escaló la vía Manitua, en la misma pared, y entre medias escaló en solitario la ruta Bonatti al pilar Rojo del Brouillard o el pilar Gervasutti en el vecino Mont Blanc de Tacul.

La figura de Howell se hizo viral en 2015, después de colgar un vídeo en el que superaba una pared de un centenar de metros escalando completamente desnudo. Ni pies de gato, ni ropa, ni bolsa de magnesio… solo su gorra fetiche. A la hora de desestimar el uso de la cuerda, los escaladores escogen dificultades muy por debajo de sus capacidades, para conservar el mayor rango de seguridad posible y controlar las posibles adversidades. Pero nadie puede saber si un agarre se romperá o no, y esto es lo que realmente asusta en este tipo de ejercicio. Howell definía así su viaje sin cuerda: “Escalar en solo integral es una declaración de que puedo escalar esta vía con capacidad de sobra, incluso si la cago un poco. Cualquier idiota puede tener suerte una vez, la segunda es el solo integral. Si no quieres ni al menos repetir, entonces salte de esto”.

Puedes seguir Deportes de Valverdedelcamino en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información