Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La rutina de entrenamientos de Kilian Jornet: 33 kilómetros al día

El atleta de ultradistancia publica su pauta de ejercicios mientras prepara el asalto al Maratón del Annapurna

Kilian Jornet
Kilian Jornet durante una prueba en Colorado.

Kilian Jornet ha tenido un verano intenso. Tras convertirse en padre a finales de marzo, el atleta de montaña ha participado, con victoria siempre, en tres de las más prestigiosas carreras del calendario internacional de trail running: Zegama, Sierre Zinal y Pikes Peak, todas del circuito Golden Trail World Series. Ahora Kilian está en Nepal junto a su familia, adaptándose al terreno y a la altura de cara al Annapurna Trail Marathon, que se celebrará a finales de octubre. El corredor de ultrafondo, de 31 años, ha desvelado el secreto de su poderío físico, publicando sus rutinas de entrenamientos y detallando cómo prepara cada competición.

Más allá de poseer unas aptitudes innatas, Jornet deja claro que hay mucho trabajo detrás de cada logro. Hay semanas donde ha llegado a correr 233 kilómetros, lo que arroja una media de más de 33 kilómetros cada día. Y no los completa en llano, sino que suma desniveles de más de 9.000 metros. La divulgación de su rutina preparatoria incluye detalles personales del atleta, como por ejemplo cuántos días enfermó o con qué regularidad visita al fisioterapeuta. Describe qué rutas recorre y si lo hace solo o en compañía de alguien.

Hasta pocas semanas antes del parto constan anotadas salidas junto a Emelie Forsberg, su pareja. Las identifica como carreras a ritmo "suave", que suponen, en realidad, completar en una hora y media 10 kilómetros con 500 metros de desnivel positivo. Forsberg estaba a esas alturas embarazada de cinco meses y Jornet completaba, más tarde, su entrenamiento con otra tanda de distancia y desnivel idénticos pero corriendo media hora más rápido.

Su menú atlético es variado porque, además de correr, esquía, pedalea en bici y hace escalada. Hay jornadas en las que, tras darse por la mañana un atracón de cinco horas brincando por el monte, dedica la tarde a correr 14 kilómetros en una cinta estática en su casa.

Jornet y Forsberg residen en Noruega y las condiciones meteorológicas dificultan, a veces, entrenarse al aire libre. La cinta es entonces un buen recurso, como sucedió el primer día del año, cuando el deportista se despachó 22 kilómetros galopando sobre la banda estática. Sobre la cinta también se programa intervalos de velocidad pura, a tres minutos el kilómetro. Los descansos de Kilian son escasos pero consta que se tomó un par de días libres cuando nació su hija. Al tercero, salió a trotar 15 kilómetros. Al dar a conocer su método, Jornet descubre cómo se pone a punto para las carreras en las que, cada vez con menos frecuencia, participa.

En este sentido, la semana de la Zegama recorrió 80 kilómetros en los días previos a la popular competición de Gipuzkoa. A finales de agosto, una distancia algo menor, 66 kilómetros, corrió antes de ponerse en la línea de salida de la Pikes Peak Marathon, en Colorado. Esa fue su última carrera, hasta ahora. Los entrenamientos siguen.

Puedes seguir Deportes de Valverdedelcamino en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información