Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desbloqueadas las negociaciones por el convenio colectivo de la Liga femenina de fútbol

Las partes acercan posturas después de tres semanas con las conversaciones rotas y se emplazan al lunes con la expectativa de cerrar el acuerdo tras un año de diálogo

El Atlético-Barcelona de la temporada pasada, con 60.000 personas en las gradas.
El Atlético-Barcelona de la temporada pasada, con 60.000 personas en las gradas.

Al vigésimo intento tampoco fue posible. La reunión de este jueves fue la más larga de todas, nueve horas en un Madrid donde cayó el invierno a plomo, pero insuficientes en todo caso para firmar por fin el convenio colectivo de la Liga femenina de fútbol. Más de un año dura ya el diálogo. La noticia alentadora es que, por primera en tres semanas, hubo movimientos y se acercaron algunas posturas. La esperanza de un pacto ha vuelto. El inicio de la huelga indefinida de las jugadoras a partir del 16 de noviembre es una cuenta atrás para todas las partes. El próximo lunes 11 de noviembre, a las 18.00, será el siguiente encuentro.

 

Todos son conscientes del plazo límite, también el Gobierno, que actúa como mediador en el conflicto a través del Ministerio de Trabajo y el Consejo Superior de Deportes. Según las fuentes consultadas, ambas instituciones tratan de acelerar el proceso para alcanzar cuanto antes la paz.

 

La mesa negociadora la componen los tres sindicatos -el mayoritario, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Futbolistas ON y UGT- y la patronal (en la que no están incuidos Barcelona, Tacón y Athetic); sin embargo, ahí faltan dos actores sin los cuales nunca será posible el acuerdo: la Federación Española y Mediapro. La primera es la única capaz ahora mismo de aportar el dinero suficiente para hacer frente a las demandas de las jugadoras, y la segunda firmó un contrato televisivo con 12 de los 16 equipos de Primera que resulta clave para desbloquear la situación.

 

“Todo está sujeto a las conversaciones con la Federación. Entrar en su programa [de derechos audiovisuales] nos permitiría tener más ingresos [500.000 euros por club frente a los casi 190.000 de media que reciben ahora de Mediapro]”, aseguró al término de la cita el presidente de la patronal, Rubén Alcaine, que el miércoles vivió un momento complicado en el encuentro en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas emitido en streaming, donde dos referentes de la selección, Marta Corredera y Jenni Hermoso, lo acusaron de no hacer posible el acuerdo. “No pongamos excusas, vamos a ver qué estáis haciendo para resolver esto", le interpeló la defensa del Levante.

 

Acceder a ese programa de la Federación (donde ya están Barcelona, Athletic, Tacón y Sevilla) es lo que trató el pasado lunes la Asociación de Clubes tras un pacto con Mediapro. La productora liberaba sin penalización a los otros 12 equipos del contrato firmado para que puedan ceder sus derechos de retransmisión a la Federación, que paga por ellos más del doble. El problema, sin embargo, es la condición que incluían: que Gol ofrezca dos partidos por jornada, algo que rechazó de plano Luis Rubiales porque eso, a su juicio, le haría imposible comercializar todo el paquete audiovisual. Entiende que la cadena daría, sobre todo, los encuentros de los conjuntos con más tirón mediático (Tacón y Barça, por ejemplo) y restaría valor al resto. El presidente de la Federación descartó el miércoles esta vía, pero, según Rubén Alcaine, es sobre la que ahora están trabajando. “Se empiezan a acercar posturas”, dijo esbozando media mueca de sonrisa, sin querer dar más detalles.

 

La oferta de Rubiales fue otra y supuso un nuevo giro de guion. Su institución aportaba el dinero necesario para sufragar las peticiones sindicales (1.152.000 euros, según sus cálculos, aunque la AFE y los clubes elevaron esa cifra hasta los 1,6). Y todo ello con una condición que también tenía que ver con la televisión, la equis a descifrar en cualquier ecuación que aspire a desbloquear el conflicto. En ese caso, que los partidos los retransmita la operadora que tenga contratado el club local. Trataba así de evitar, por ejemplo, que Mediapro vuelva a denunciar a Barça TV por dar el Barcelona-Atlético de esta temporada al tener los derechos del club rojiblanco. Esta propuesta de la Federación, de momento, se ha quedado en el limbo dentro de este serial interminable. Queda una semana para evitar la huelga.

Aganzo: “De repente aparece dinero de todos los sitios”

Al término de la reunión, David Aganzo, presidente del sindicato de futbolistas, valoró la convocatoria de la huelga como la espuela para el desbloqueo de las negociaciones. “De repente ha aparecido dinero de todos los sitios. Hay que poner en valor a las compañeras que se están dejando el alma para que el fútbol femenino crezca”, apuntó. El presidente de AFE deseó que la “federación y los clubes se pongan definitivamente de acuerdo” en los próximos días para que, el lunes por la tarde, se pueda por fin cerrar el acuerdo.

Puedes seguir Deportes de Valverdedelcamino en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información