Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa de Aznar y Botella gana 100.000 euros pese a no facturar nada

La compañía que crearon en 2004 los políticos para gestionar sus derechos de autor registra ganancias gracias a sus inversiones financieras

Famaztella
José María Aznar en una conferencia en Madrid el pasado 17 de julio. GTRES

La empresa del expresidente José María Aznar y la exalcaldesa de Madrid Ana Botella sigue dando beneficios a pesar de que no tiene facturación. Según las cuentas entregadas en el Registro Mercantil, Famaztella registró el año pasado una cifra de negocio de cero euros. Tuvo unos gastos de explotación de 8.044 euros en el año y, pese a todo, ganó 100.032 euros gracias a sus inversiones. Esto le permite salir de las pérdidas en las que incurrió el año anterior, ya que en 2017 tenía unos números negativos de 165.966 euros, los primeros de su historia.

No es la primera vez que la empresa de Aznar y Botella no genera facturación: lleva cuatro ejercicios dejando en blanco esa casilla de las cuentas oficiales. Y sin embargo, excepto en 2017, siempre ha generado beneficios. En el caso de 2018, le llegaron gracias al resultado financiero, es decir, a rendimientos del capital que tiene la compañía, como inversiones en acciones o fondos. Por ese capítulo se apuntó 137.045 euros.

En concreto, la empresa, según su memoria, tiene inversiones en moneda extranjera por valor de 2,5 millones, entre las que están contabilizadas 352.112 acciones de la empresa tecnológica Spider Cloud Wireles con un valor de compra de 250.000 dólares. Le han beneficiado los tipos de cambio, que arrojan una partida positiva de 54.379,04 euros. Tras los gastos de sus actividades, Famaztella pagó 28.969 euros en impuestos. Y los beneficios netos se quedaron en los citados 100.031 euros.

Libros e inversiones

Lejos quedan los primeros años de actividad de Famaztella, cuya marca hace referencia a las palabras Familia Aznar Botella y que tiene su sede social en Madrid. Aznar la creó el 10 de mayo de 2004, pocos días después de dejar la presidencia del Gobierno, con 3.000 euros de capital. Era el vehículo a través del cual el expresidente y después la exalcaldesa gestionaban los ingresos de los libros que escribían, las conferencias y los eventos en los que participaban. Más tarde añadieron a su actividad las inversiones financieras.

El mejor año de la empresa fue el 2009: con la crisis ya apretando la economía española, la compañía de Aznar ganó 445.000 euros tras ingresar 620.000 euros. Entonces tenían unos gastos de personal de 10.537 euros al año (actualmente no consta gasto en esta partida). Su patrimonio era de 1,6 millones de euros. Ahora es de 2,8 millones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >