Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno destinará 300 millones a los afectados por la quiebra de Thomas Cook

El ministerio de Industria, Comercio y Turismo aprueba un plan de ayudas que incluye rebaja de tasas aeroportuarias para Canarias y Baleares

Mostrador de Thomas Cook en Mallorca, el pasado 24 de septiembre. En vídeo, declaraciones de la ministra en funciones Reyes Maroto, este jueves.

El Gobierno aprobará el próximo viernes 11 de octubre un real decreto ley con 13 medidas de choque, por valor de unos 300 millones de euros, para apoyar a los afectados por la quiebra del turoperador británico Thomas Cook. Entre las medidas figura una rebaja de tasas aeroportuarias (de pasajeros y de rutas), para los vuelos a Canarias y Baleares, para incentivar que otras compañías ocupen el espacio que deja libre el turoperador.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, ha presentado este jueves las medidas que contempla el plan de choque, que ha consensuado con las comunidades autónomas afectadas en el marco de la Comisión Interministerial que se ha reunido este jueves y pretende dar una “respuesta integral al abanico de problemas” que ha causado la quiebra de Thomas Cook. Entre ellos, la ministra destacó el hecho de que 3.400 trabajadores en España del operador se quedarán sin empleo, o que 700.000 turistas que habían contratado sus vacaciones con el operador y dejarán de visitar a España este invierno (300.000 en baleares y 400.000 en Canarias).

Maroto explicó que las 13 medidas se articulan en cuatro ejes. El primero es la mejora de la conectividad aérea tras la pérdida de los vuelos que Thomas Cook operaba. En este apartado, AENA exonerará de las tasas de pasajero a los asientos que las aerolíneas ofrezcan en la temporada de invierno adicionales a los que ya tuvieron contratados a 31 de agosto (lo que equivale a una rebaja media del 38% de las tasas de aterrizaje y despegue). Además, Enaire rebajará un 12% las tarifas de ruta con origen o destino en los archipiélagos el próximo 1 de enero.

El segundo pilar tiene que ver con facilitar liquidez a las empresas y autónomos afectados, mediante líneas de crédito por importe de hasta 200 millones, que es el importe de las facturas sin pagar que ha dejado el operador británico a un millar de empresas españolas, unas 600 de ellas hoteles.

El tercero, enfocado al mantenimiento del empleo, incluye bonificaciones a los contratos fijos discontinuos, facilidades a las empresas para aplazar el pago de cotizaciones y algunos impuestos y mejora de las políticas activas de empleo para acelerar la recolocación de afectados.

Finalmente, el último tiene como objetivo la recuperación de la demanda turística con campañas de promoción, tanto en el mercado británico, para “fidelizar”, como para “estimular” mercados alternativos y medidas para mejorar la oferta turística en Canarias y Baleares.

Además, todo ello irá acompañado de una estrategia por parte del Estado para dar apoyo a los afectados y consumidores en sus reclamaciones y en el proceso concursal de Thomas Cook, para lo que contará con el ministerio de Justicia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información