Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

MásMóvil y Digi arrebatan 900.000 clientes a Movistar, Orange y Vodafone

Las dos compañías más jóvenes siguieron 'robando' líneas a sus rivales en 2019 pese a no tener oferta televisiva

masmovil clientes
Oficinas de Digi mobil, en Madrid.

Las compañías de telecomunicaciones se han lanzado a una guerra encarnizada por hacerse con los clientes. Gracias a la portabilidad, el procedimiento regulado que permite pasarse a otro operador de forma gratuita y conservando el número, más de 9,5 millones de clientes cambiaron de compañía de banda ancha fija y de telefonía móvil en 2019. Los ganadores absolutos de esa guerra fueron MásMóvil, que logró arrebatar a sus rivales 427.000 líneas de móvil y 255.000 de fijo e Internet (ADSL y fibra) y Digi, el operador móvil rumano que, pese a no tener red propia, captó 235.000 abonados, según cifras del sector a las que ha tenido acceso Valverdedelcamino.

MásMóvil y Digi, que basan su éxito en planes de tarifas sencillas y asequibles, tienen una cosa en común frente a sus tres rivales históricos  (Movistar, Orange y Vodafone): la ausencia de una oferta televisiva propia.

La irrupción de los paquetes low cost de servicios de telecomunicaciones (fijo, móvil, Internet y televisión) ha avivado el año pasado esta guerra comercial inédita en cualquier otro sector, como la banca, los seguros o la electricidad que, al no tener un procedimiento similar al de la portabilidad, ponen muchas trabas a sus clientes para que puedan mudarse de compañía. Como consecuencia, el año pasado se cambiaron de compañía de teléfono 7,3 millones de líneas móviles y 2,3 millones de fijo y banda ancha por este procedimiento, ligeramente por debajo de los casi 10 millones que lo hicieron en 2018.

El grupo MásMóvil, que opera a través de varias marcas (Yoigo, Pepephone, Lebara, LlamaYa y la propia MásMóvil), demostró en 2019 su ascenso a costa de los tres grandes operadores. Con una oferta basada en precios asequibles y buen servicio, el operador amarillo ha demostrado que no es preciso tener una oferta de televisión propia para crecer año tras año en clientes, que prefieren agenciarse por su cuenta la mayor parte de los contenidos (series y películas) contratándolos directamente a las plataformas de streaming como HBO, Amazon o Netflix.

No obstante, la gran sorpresa positiva de 2020 fue Digi, el operador rumano que, gracias a la capilaridad de las miles de pequeñas tiendas de barrio y locutorios que comercializan su marca y a unas tarifas agresivas, ha sabido ganarse la confianza no solo del mercado inmigrante sino del cliente nacional y ya está a punto de lograr los dos millones de abonados. La operadora, que usa la red de Movistar, está también comenzando a despegar en fibra, aunque su oferta solo cubre 17 provincias, y acaba de superar los 50.000 clientes.

Los perdedores

Los grandes perdedores de la portabilidad en 2019 fueron una vez más los tres grandes —Movistar, Orange y Vodafone— que, en conjunto, perdieron 840.000 números móviles y 450.000 líneas de fijo e Internet. Vodafone, que en 2018 sufrió una imparable sangría de clientes tras su decisión de renunciar a emitir el fútbol por su alto coste, se recuperó notablemente el año pasado. En 2019, perdió solo 164.000 líneas de móvil frente al más de medio millón que cedió el ejercicio anterior, y 114.000 líneas de fijo y banda ancha. El secreto de esta mejora hay que buscarlo en gran parte en el éxito de Lowi, su marca de bajo coste, que ganó 434.000 líneas portadas frente a las 600.000 que perdió la marca matriz.

El relevo como peor compañía en 2019 lo tomó Movistar, que cedió 292.000 líneas de móvil y 340.000 de fijo y banda ancha, superando incluso el saldo negativo de 2018. La compañía defiende que su estrategia pasa por retener o captar al cliente de mayor valor, aquel que contrata paquetes con contenidos premium como el fútbol o Movistar TV

También empeora sus cifras Orange (que incluye también Jazztel, Simyo y Amena), que cedió 385.000 líneas móviles, si bien hay que tener en cuenta que la marca naranja registró un saldo neto positivo (4.000 líneas) en telefonía fija e Internet.

Al margen de los cuatro grandes operadores nacionales, Euskaltel, que adquirió los otros dos cableros del norte (la gallega R y la asturiana Telecable), registró un saldo neto positivo anual de 33.000 clientes de móvil y 8.400 de fijo.

La portabilidad móvil es muy superior a la fija porque cada cliente de banda ancha tiene asociadas varias líneas extra de móvil. Es decir, con cada línea fija y de banda ancha se portan entre dos y tres líneas móviles asociadas al mismo paquete. Las cifras de portabilidad son solo un aspecto, aunque muy importante, de la capacidad comercial de las compañías. Pero a estas hay que sumarles las de nuevas altas para tener la fotografía completa de cada una de las compañías.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información