Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil acusa a Tous de rellenar sus joyas para “abaratar costes”

Un informe aportado a la causa concluye que vender esas piezas como si fueran de plata de primera ley incumple la normativa

Joyas Tous
Exterior de una tienda de Tous en Madrid, este martes. EP

Tous incumple la ley al comercializar piezas de joyería rellenas de un material no metálico, asegura un informe de la Guardia Civil que obra en el sumario de la investigación que tiene abierta contra la empresa la Audiencia Nacional por presunta estafa y publicidad engañosa. El informe afirma que “se intuye que la finalidad de esta práctica es abaratar costes” al mantener el peso y la apariencia de una pieza sólida. 

Las pruebas realizadas ante notario por la asociación de consumidores y usuarios de joyas Consujoya, que fue quien denunció el caso, permiten a la Guardia Civil de Córdoba sostener en su informe que Tous comercializa bajo la denominación de plata de primera ley piezas que “están en su interior rellenas de un material no metálico”. Una práctica que, según el análisis de la legislación que hacen los investigadores, no es legal. El relleno de piezas de metales preciosos solo se permite, añade el informe, “en tres casos que no se corresponden con los estudiados”: puede usarse para dar estabilidad solo a vasijas, candelabros o similares, pero “no para piezas de joyería”.

La Guardia Civil asegura también que el laboratorio encargado del contraste —la marca que se graba en los objetos hechos con metales preciosos como garantía de su pureza— debe “verificar la densidad y la ley” y señala que el laboratorio Applus Laboratories con el que trabaja Tous “debería haber detectado la presencia de un material no metálico”. Añade que la ley obliga a que la composición sea la misma en todas las partes del objeto, y concluye: “Estas piezas no deberían haber sido contrastadas nunca como de plata de primera ley”. Los investigadores creen que la empresa está “en connivencia” con el laboratorio.

José María Bosch, director general de Tous, reconoció este miércoles ante el juez que las piezas de plata con la forma del icónico osito de la marca están rellenas de un material similar al metacrilato, pero añadió que se trata de una técnica permitida por la ley, informaron fuentes jurídicas. “Estamos satisfechos de cómo ha transcurrido la comparecencia”, aseguró después Tous en un comunicado. La Asociación Española de Joyeros, Plateros y Relojeros salió en defensa de la compañía catalana con otro comunicado en el que aseguró que la ley española permite la fabricación de objetos con metales preciosos con rellenos y que la tecnología que usa Tous es “común, normal y habitual en el sector”.

Esa técnica, llamada electroforming o electroformado, fue la protagonista del interrogatorio al que sometió la Fiscalía al responsable de Tous. “Los rellenos forman parte de la técnica del electroforming que permiten dotar a la joya de volumen y variar el diseño”, asegura por su parte el comunicado de la asociación de joyeros, en línea con lo declarado en sede judicial por el responsable de Tous. La asociación agrega que el uso de ese relleno no reduce la ley de aleación, es decir, que una joya de plata puede llevarlo y seguir siendo una joya de plata de primera ley.

Los dos colgantes de Tous que la asociación denunciante llevó al laboratorio Ecomep en diciembre de 2018 para que analizara su contenido de plata eran “de comercialización ilegal”, asegura el informe, que firmó su director, Fernando López Gómez, y al que accedió Valverdedelcamino. El documento concluye que las piezas “no se pueden contrastar” porque el reglamento de la Ley de Metales Preciosos lo impide cuando contienen un relleno metálico distinto de los que enumera la norma. López declaró ante la Guardia Civil y señaló que las piezas eran bisutería, no joyas, según publicó El Independiente.

La compañía ha presentado un recurso contra el auto del juez Santiago Pedraz en el que acordó las primeras diligencias y citó como investigados a los responsables de Tous y del laboratorio Applus. En él exige que se imponga fianza a la acusación popular y denuncia que la mueven intereses “espúreos”, según fuentes jurídicas.

“La técnica que usan no está regulada en la ley. Que digan que es chapado o que tiene un baño de oro o de plata, pero que no lo vendan a precio de oro y plata cuando no lo es”, señaló Magdalena Entrenas, la abogada de la asociación denunciante, tras la declaración. “Se niegan a entender que lo que tienen que vender es bisutería”, subrayó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >