Loading...
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Podrán algún día ahorrar los jóvenes?

Un estudio de Moody's revela que los llamados milénicos han perdido en cinco años la capacidad de guardar dinero para el futuro

¿Podrán algún día ahorrar los jóvenes?
cordon press

Ni en el banco, ni debajo del colchón, ni en el fondo del bosillo. La juventud actual, los milénicos, los que tienen menos de 35 años, no tienen ahorros. Porque no pueden. Porque no quieren. Según un reciente estudio de Moody’s, el dinero guardado por la juventud estadounidense es de -2%. Hace apenas 35 años, era de +5%. No era mucho, pero algo era. ¿Qué ha pasado durante este lustro?

En EE UU, la cifra total que adeudan los jóvenes a los bancos por sus carreras universitarias se estima que es de mil millones

Hay crisis. No hay dinero. En los países anglosajones, todo lo que los milénicos ganan va para una burbuja casi tan letal como la inmobiliaria: la universitaria. Con las tasas académicas creciendo a un ritmo galopante y la cruda realidad de que una licenciatura ya no permite encontrar trabajo bien remunerado, el sueldo va, directamente a pagar las deudas contraídas con los estudios. En EE UU, la cifra total que adeudan los jóvenes a los bancos por sus carreras universitarias se estima que es de un billón, y subiendo. A eso se le añade que la desilusión con respecto al sistema les lleva a fundirse lo que tienen. Vive deprisa y no dejes un céntimo para amortajar tu bonito cadáver parece ser el nuevo lema. No tienen dinero para comprar casa o coche, no les gusta vivir en la periferia y, si salen del centro de la ciudad, lo hacen para largarse al extranjero a hacer turismo, su gran pasión.

En España, afortunadamente, la educación todavía no es un lujo (al menos no para la mayoría) pero el trabajo sí. La última encuesta al respecto, realizada por la aseguradora AEGON en 2013, afirmaba que solo un 14% de los jóvenes españoles, frente al 25% de los países de nuestro entorno, ahorraba entre algo y poco. Lo más inquietante es que el informe destacaba el nacimiento de una nueva clase social: los ahorradores aspiracionales, es decir, aquellos que, queriendo ahorrar, son incapaces de hacerlo o incluso lo consideran un sueño, en la mayor parte de los casos, irrealizable, sumaban ya el 40% de los jóvenes.

Hay quien piensa que los jóvenes tienen un agujero en el bolsillo. El Wall Street Journal afirmó que EE UU lleva cinco años creciendo, tantos como llevan los ´milénicos´ gastándose el dinero

Pero, ¿tienen los jóvenes un agujero en el bolsillo? Así lo creen publicaciones como el Wall Street Journal, que les afea la conducta siguiendo los criterios de Moody’s (sí, la misma Moody’s que no advirtió de los riesgos de los bonos basura). Para la biblia de los agentes de bolsa, EE UU lleva cinco años creciendo, tantos como llevan los milénicos gastándose el dinero. Otros, como Slate creen, por el contrario, que son paparruchas y que los milénicos no hacen más porque no pueden o, lo que es lo mismo, que su capacidad de ahorro roza lo milagroso, dadas las circunstancias: el trabajo que se ha producido es de peor calidad, peor pagado, cargan con una mochila de deuda mucho mayor y, por lo tanto, entra dentro de los expedientes de Cuarto Milenio ser capaz de guardar para el día de mañana.

Si en algo nos parecemos aquí y en USA, es en que, después de tanta tarjeta black, cláusula subsuelo y preferentes, no nos fiamos de nuestros bancos. Si hay que consultar a alguien o decidir dónde meter las cuatro perras que crían telarañas en la hucha del cerdito, hablamos con nuestra familia. El 39%, de hecho, no tiene ni idea de qué es eso de la jubilación (ni de cómo se consigue). En fin, que si tampoco os fiáis de la familia porque, a fin de cuentas, alguno de ellos os habrá dicho que vivís por encima de vuestras posibilidades, siempre podéis echar mano de la filosofía popular, tan sabia ella. ¿Y qué mejor experto en economía que El Fary?

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.