Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El basmati pasa factura

  • El arroz basmati que usted compra en el supermercado viene en un envase que cuenta una hermosa historia: la de un producto cultivado en las exuberantes laderas de montes situados a los pies del Himalaya, donde el suelo es fértil y abundante. En realidad, mucho de este arroz se cultiva usando agua subterránea gravemente contaminada. En la imagen, mujeres en fila esperando a ser exploradas en un programa de concienciación y detección precoz de cáncer de mama en Tarn Taran, en el estado de Punyab (India)
    1El arroz basmati que usted compra en el supermercado viene en un envase que cuenta una hermosa historia: la de un producto cultivado en las exuberantes laderas de montes situados a los pies del Himalaya, donde el suelo es fértil y abundante. En realidad, mucho de este arroz se cultiva usando agua subterránea gravemente contaminada. En la imagen, mujeres en fila esperando a ser exploradas en un programa de concienciación y detección precoz de cáncer de mama en Tarn Taran, en el estado de Punyab (India)
  • El arroz se reparte en sacos de 50 kilogramos en el mercado de cereales, que a diario mueve cinco millones de kilos de basmati. Amritsar (Punyab, India).
    2El arroz se reparte en sacos de 50 kilogramos en el mercado de cereales, que a diario mueve cinco millones de kilos de basmati. Amritsar (Punyab, India).
  • Gurmar Singh, de 67 años, descansando en su casa, en la localidad agrícola de Mari Mustafa (Punyab, India).
    3Gurmar Singh, de 67 años, descansando en su casa, en la localidad agrícola de Mari Mustafa (Punyab, India).
  • Hombres llenando sacos de arroz de 50 kg en el mercado de cereales, que mueve a diario 5 millones de kilos. Amritsar, Punyab, India.
    4Hombres llenando sacos de arroz de 50 kg en el mercado de cereales, que mueve a diario 5 millones de kilos. Amritsar, Punyab, India.
  • Hombres cargando sacos de 50 kg en un camión que transportará el arroz para ser elaborado y exportado desde el mercado de cereales de Amritsar, Punyab, India.
    5Hombres cargando sacos de 50 kg en un camión que transportará el arroz para ser elaborado y exportado desde el mercado de cereales de Amritsar, Punyab, India.
  • Mohinder Kaur, de 48 años, cuyas dos hermanas han padecido también cáncer y que se recupera de su segundo tumor, descansando en casa junto a su marido. Mari Mustafa, Punyab, India.
    6Mohinder Kaur, de 48 años, cuyas dos hermanas han padecido también cáncer y que se recupera de su segundo tumor, descansando en casa junto a su marido. Mari Mustafa, Punyab, India.
  • Vacas bañándose en un estanque contaminado en medio de Mari Mustafa, Punyab, India. Muchos se los residentes culpan al estanque de sus enfermedades.rn
    7Vacas bañándose en un estanque contaminado en medio de Mari Mustafa, Punyab, India. Muchos se los residentes culpan al estanque de sus enfermedades.
  • Jornaleros utilizando bolsas de insecticida vacías para lavarse después de rociar los arrozales durante 10 horas a las afueras de Mari Mustafa, Punyab, India.
    8Jornaleros utilizando bolsas de insecticida vacías para lavarse después de rociar los arrozales durante 10 horas a las afueras de Mari Mustafa, Punyab, India.
  • Nachhatar Singh, de 50 años, trabaja como jornalero rociando el arroz basmati con pesticidas e insecticidas a las afueras de Mari Mustafa, Punyab, India.
    9Nachhatar Singh, de 50 años, trabaja como jornalero rociando el arroz basmati con pesticidas e insecticidas a las afueras de Mari Mustafa, Punyab, India.