Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La esposa de Colin Firth tuvo una relación con su acosador

El matrimonio explica en un comunicado que, durante un breve paréntesis de su relación, Livia Giuggioli mantuvo un 'affaire' con el periodista

El actor Colin Firth y su esposa Livia Giuggioli.
El actor Colin Firth y su esposa Livia Giuggioli.

Livia Giuggioli, la esposa del actor Colin Firth, ha admitido haber tenido una aventura con un periodista italiano que ahora denuncia que la está acosando. La productora de cine de 48 años, que se casó con Firth, de 57 años, en 1997, acusó a Marco Brancaccia, de 55 años, de acoso y afirmó que le envió una serie de mensajes "atemorizantes". La acusación ha provocado una investigación policial en Italia, según The Times.

Brancaccia ha negado los hechos al periódico y asegura que Giuggioli está mintiendo en un intento de encubrir su relación, que ocurrió entre 2015 y 2016.

En un comunicado, publicado por The Times, la pareja ha confirmado este affaire, diciendo: "Hace unos años, Colin y Livia tomaron la decisión de separarse en privado. Durante ese tiempo, Livia se relacionó brevemente con el señor Brancaccia. Los Firth están unidos desde entonces ". Y añade: "Posteriormente, el señor Brancaccia llevó a cabo una aterradora campaña de acoso durante varios meses, gran parte de la cual está documentada. Por razones obvias, los Firth nunca han tenido ningún deseo de hacer público este asunto". Para concluir: "Se entiende que las informaciones de esta semana sobre este caso son la consecuencia de un documento de la corte que se ha filtrado. Esto es muy lamentable".

Firth y Giuggioli llevan casados 20 años y tienen dos hijos, Luca, de 16 años, y Matteo, de 13. Actualmente viven en Londres, pero también son propietarios de una casa en la región italiana de Umbría.

Colin Firth y su esposa Livia Giuggioli en los Fashion Awards en el pasado septiembre ampliar foto
Colin Firth y su esposa Livia Giuggioli en los Fashion Awards en el pasado septiembre

Los detalles de la investigación fueron revelados por primera vez por La Repubblica, que declaró que Brancaccia fue acusado de amenazar con escribir artículos comprometedores sobre la pareja. Brancaccia, que actualmente trabaja para la agencia italiana ANSA, dijo a la publicación que las acusaciones eran falsas. "Mi 'acecho' consistió en dos mensajes a través de WhatsApp después de que ella terminara nuestra relación en junio de 2016, y un correo electrónico", dijo.

"Escribí un correo electrónico a Colin sobre mi relación con Livia, y ahora me arrepiento de haberlo enviado. Ella presentó una queja en mi contra por temor a que pudiera hacer público lo que me había revelado sobre su matrimonio y su trabajo", agregó. "En un año, ella me envió cientos de mensajes de amor, fotos y videos, incluso un diario", explicó el periodista asegurando que Firth había demostrado "comprensión".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >